Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
LAS SENSACIONES DEL HÉROE ANTE NEWELL´S

“Mi primer gol en Primera y en el Club que amo”

Horacio Tijanovich, después de tanto pelearla, tuvo su noche de gloria anotando un agónico golazo que sirvió para obtener tres puntos y algo más...

La felicidad de Tijanovich tras un gol crucial / gentileza Gimnasia

Por WALTER EPÍSCOPO

wepiscopo@eldia.com

El fútbol tiene estas cosas. Del silbido al aplauso en un segundo. De viajar en el bondi por la Ciudad como cualquier hijo de vecino, a tener que detenerse a sacarse fotos y firmar camisetas. Horacio Tijanovich conoce las reglas del juego y sabe que es así. Tiempo atrás resistido, el viernes cuando el partido se moría y el 0-0 tenía sabor a nada, metió un zurdazo implacable que le dio la victoria al Lobo. “Tija” ó el “Uru” (como le dicen desde inferiores) se puso el traje de héroe ante la Lepra en un partido de “seis puntos” para muchos, pensando también en el próximo torneo.

“Estoy muy feliz, todavía no caigo porque fue la última pelota, es una alegría enorme esto. Siempre juego así, a morir, vivo enojado todo el tiempo, caliente, con la sangre a full y este gol fue un desahogo muy grande. Estoy contento porque sirvió para salir de la zona baja”, dice el “once” Tripero con su inseparable mate y termo, como buen entrerriano. El futbolista tiene 23 años recién cumplidos (nació el 28 de febrero de 1996, en Villa San Justo, Concepción del Uruguay), pero parece que hace mucho que juega en el Club. Tal vez por que debutó en la Primera mens sana en 2015 con 19 años y dos veces tuvo que irse

a préstamo ya que no tenía lugar; primero a Agropecuario donde ascendió a la B Nacional, después a Defensa y Justicia donde terminó como titular. Y hace un año atrás con el regreso de Pedro Troglio (que fue quien lo hizo debutar), volvió al Club para quedarse.

Y dice emocionado: “Este es el primer gol que hago en la Primera de Gimnasia. Es una felicidad enorme, mi primer gol en Primera, en el Club que amo y en el Bosque. Qué más puedo pedir”, agrega el delantero, que en juveniles supo ser goleador jugando como hombre de área, aunque hoy su carrera lo encuentra arrancando desde el carril derecho o izquierdo, de la mitad del campo.

Asegura en la charla con este medio que, “no me gusta hablar de mí”, por eso enseguida se mete en el momento del equipo. “Trataremos de seguir por este camino, nos quedan dos partidos y buscaremos sumar la mayor cantidad de puntos posibles. Sabemos que este triunfo es un alivio, un respiro, pero como te decía antes, sabemos que nos quedan dos fechas y tenemos que sumar puntos para el torneo que viene que arranca complicado”, comenta.

Más allá que no le guste hablar de su tarea personal, es imposible no tocar el tema de su gol, que hizo explotar el Bosque. “Cuando vi que la pelota pasaba entre dos o tres jugadores y entraba, no lo podía creer. Salí corriendo, miraba a la tribuna, miraba al cielo, a mis compañeros y no lo podía creer. La verdad que estoy muy feliz por el gol, lo necesitaba...”, dice poniéndose serio, y enseguida agrega, “ojalá se me abra el arco. Yo voy a seguir trabajando, se que tengo que mejorar un montón de cosas, siempre trato de escuchar y hacer caso, aunque a veces me enojo y la gente me putea... (sonrisas). Pero es algo normal ¿no? Lo acepto y se que tengo que seguir mejorando para que el arco se abra y poder seguir convirtiendo”.

A la hora de hablar un poco del partido, Tijanovich afirma, “fue muy duro y sabíamos que iba a ser así. Terminó siendo un partido soñado porque teníamos que ganar para estar más tranquilos en las fechas que vienen. Para mi es un sueño cumplido haber podido convertir mi primer gol en Gimnasia y que sirva para salvarnos. Sentíamos que la gente estaba un poco impaciente, nosotros siempre tratamos de buscar y sabíamos que iba a llegar el gol. Por suerte se dio y ahora estamos más tranquilos para el partido que viene. Pero creo que la tranquilidad que tuvimos fue la clave”.

La semana no había sido fácil, teniendo en cuenta que el equipo venía de perder el clásico y no podía dejar de escapar más puntos. “Necesitábamos una victoria así, por más que el partido no se dio como esperábamos. Veníamos de un golpe duro e injusto para mi, teníamos que ganar para estar tranquilos y por suerte ganamos. Era una final y sabíamos que iba a ser difícil, pero bueno, se cumplió un objetivo. Ahora hay que ganar el jueves”, expresó teniendo en cuenta que se viene el debut en la Copa Argentina, ante Defensores de Villa Ramallo.

Ahora llega el momento del descanso, de disfrutar un poco de un fin de semana feliz como tantas veces soñó, sobre todo cuando le tocó irse a jugar a otros clubes y seguía a su querido Lobo desde lejos. “Siempre que me fui quise volver y este era mi sueño. Este gol es para todos aquellos que me bancaron y para que los hinchas puedan disfrutar de este triunfo”, remata diciendo Tijanovich, que en silencio, sigue creciendo.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla