Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EDITORIAL

Expectativas ante el inicio de la campaña de vacunación antigripal

Ayer se inició en la Provincia la campaña de vacunación contra la gripe que se desarrollará en los 1700 centros que dispuso el área sanitaria en el territorio bonaerense, en un operativo que será gratuito para las personas comprendidas en los grupos de riesgo. Tal como se informó oficialmente, la campaña tiene como objetivo reducir las complicaciones, hospitalizaciones, muertes y secuelas ocasionadas por el virus influenza, causante de la gripe.

Se enfatizó desde la cartera de salud provincial, asimismo, que deben aplicarse la vacuna contra la gripe todos los años los niños de entre 6 y 24 meses de edad; las mujeres embarazadas, en cualquier trimestre de la gestación; quienes tienen entre 2 y 64 años con factores de riesgo, como enfermedades cardíacas, respiratorias o renales crónicas, inmunodepresión, diabetes y obesidad, así como los mayores de 65 años y el personal de salud.

Tal como informaron las fuentes médicas, la gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria que se presenta habitualmente en los meses más fríos del año. Al igual que otras infecciones respiratorias, se transmite por contacto con secreciones de personas infectadas a través de las gotitas que se diseminan al toser o estornudar y de superficies u objetos contaminados con estas secreciones.

Esta enfermedad se manifiesta con fiebre mayor a 38ºC, tos, congestión nasal, dolor de garganta, de cabeza y muscular y malestar generalizado. En los niños pueden presentarse también problemas para respirar, vómitos o diarrea, irritabilidad o somnolencia. Los síntomas gripales suelen aparecer a las 48 horas de efectuado el contagio y la mayoría de los afectados se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico.

La ocasión es oportuna para insistir, una vez más, en la necesidad de que las exhortaciones formuladas como todos los años desde el área sanitaria -destinadas a que la población cumpla con vacunarse- encuentren su correlato en la plena y no discontinua disponibilidad de vacunas en farmacias y centros de salud.

En los últimos años no dejó de ser habitual que aparezcan estas inexplicables contradicciones por parte de las autoridades sanitarias que, por un lado, impulsan y promueven campañas preventivas que resultan imprescindibles y trascendentes, y, por el otro, privan a las farmacias y a la población de las dosis que hacen falta. A veces, también, surgen confusiones en torno a las fechas reales en que las vacunas están disponibles y esos factores, sumados, hacen que mucha gente mayor desista de acudir a los centros de vacunación, hasta no tener certeza de que finalmente podrán ser vacunados.

Tal como se ha señalado reiteradamente en esta columna, no debiera ser preciso extenderse en argumentaciones para fundamentar la importancia que tiene garantizar la plena eficacia de una campaña de vacunación antigripal.

De todos modos, la experiencia acumulada -que, inexplicablemente, no deja de ser abundante en materia de demoras u otros trastornos- aconseja a las autoridades a que se intensifiquen todos los esfuerzos destinados a garantizar la suficiente disposición de vacunas, especialmente cuando se inician y promueven campañas de estas características.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla