Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
ARQUITECTURA

El “rascasuelos” chino

Dieciséis de las dieciocho plantas del hotel Intercontinental Shimao Wonderland en Shanghai, China, están por debajo del nivel del terreno, abrazando la ladera de una cantera en desuso, y dos de ellas, incluyendo sus restaurantes, están bajo el agua

Una vista del Shimao Wonderland Intercontinental Hotel. Foto:JADE + QA

El apodo de “rascasuelos” es una buena descripción de este edificio recién inaugurado en China

Una vista del Shimao Wonderland Intercontinental Hotel en su parte exterior, al fondo la entrada principal. Foto:JADE + QA

Una vista general del complejo hotelero que compone el Shimao Wonderland Intercontinental en las inmediaciones de Shanghai (China). Foto:JADE + QA

Imagen al atardecer del complejo Shimao Wonderland Intercontinental Hotel en China. Foto:JADE + QA/Blackstation & Kevin

Una vista desde uno de los acantilados laterales del Shimao Wonderland Intercontinental Hotel. Foto:JADE + QA

Plano cenital de la parte de arriba del Shimao Wonderland Intercontinental Hotel cerca de Shanghai. Foto:JADE

Una de las torres vista desde la parte baja del terreno del Shimao Wonderland Intercontinental Hotel. Foto:JADE + QA

Atardecer con el complejo hotelero al fondo a la izquierda. Foto: JADE + QA

Unaa de la piscinas en la parte baja del hotel. Foto: JADE + QA

El Hotel Intercontinental Shimao Wonderland, que acaba de abrir sus puertas en Songjiang, uno de los distritos más grandes de Shanghai, localizado en el suroeste de esta ciudad china, ha sido apodado como “ground scraper”, palabra relacionada con “skyscraper” (rascacielos) que podría traducirse informalmente como “rascasuelos”.

“Si, estamos de acuerdo con ese apodo, porque es una buena descripción de este tipo de edificio”, señala un representante del estudio de arquitectura JADE+QA (www.jade-studio.uk ) con sedes en el Reino Unido, Hong Kong y Shanghai, autor del proyecto de este hotel de cinco estrellas, cuya mayor parte se encuentra por debajo del nivel del suelo.

Aunque por su altura es una torre, el SWIH (por sus siglas en inglés) podría considerarse un “rascacielos bajo el suelo”, porque se sitúa sobre la ladera de una cantera en desuso de 88 metros de profundidad, y solo dos de sus 18 plantas se asoman por encima del terreno que circunda a esa enorme cavidad, contando con dos plantas bajo el agua que llena su fondo.

Cuenta con 337 habitaciones, ocupa una superficie de 62.000 metros cuadrados, se proyectó en 2006 y abrió sus puertas en noviembre de 2018, liderando su diseño el arquitecto británico Martin Jochman, según JADE+QA.

UNA MEGAESTRUCTURA CON ALTA INGENIERÍA

Tras completar la difícil tarea de estabilizar los acantilados adyacentes a las alas del hotel a fines de 2015, las bases y la subestructura en el nivel de suelo de la cantera se completaron en 2016, año en que se comenzó a construir la espectacular estructura de acero de la edificación, cuyo equipamiento interno y el entorno paisajístico se finalizaron en octubre de 2018.

“El SWIH es tan innovador que el National Geographic Discovery Chanel filmó su proceso de construcción y diseño (www.youtube.com/watch?v=MJCcyprd868) para un episodio de su popular serie televisiva ‘Megastructures’”, según Jochman.

Este hotel compuesto por dos alas para huéspedes, una convexa y otra cóncava, conectadas por una estructura central de cristal en forma de cascada, planteó desafíos de ingeniería inusuales, como las implicaciones sísmicas de un “edificio alto fijado en ambos extremos sobre una pared acantilada”

 

“Este proyecto único también lo presentaron los programas de TV ‘The impossible Engineering’ (la ingeniería imposible) e ‘Impossible builds’ (formaciones imposibles)”, completa el experto.

Explica también que este hotel se ajusta al concepto de ‘ground scraper’, ya que “solo dos de sus niveles están sobre el suelo y sus otros dieciséis niveles ‘descienden’ en cascada a lo largo de la escarpada pared del acantilado de la cantera”.

“Los dos niveles más bajos del hotel, llamados The Lagoon (La Laguna) se encuentran bajo el agua, y alojan habitaciones de huéspedes y áreas públicas como restaurantes, situadas frente a unos grandes acuarios tropicales”, apunta.

Las alas para los huéspedes, respectivamente convexa y cóncava y denominadas “los jardines colgantes”, parecen ‘caer’ por el acantilado, hasta el área subacuática de “La Laguna”.

Jochman añade que el hotel también cuenta con un gran centro de conferencias, salones de baile, instalaciones de ocio acuáticas y piscinas al mismo nivel que el agua del fondo de la cantera.

Entre las instalaciones externas para visitantes destacan los amplios jardines, un parque de entretenimiento temático al aire libre y un piso de vidrio en voladizo, conectado a una pasarela elevada.

El apodo de “rascasuelos” es una buena descripción de este edificio, señalan desde el estudio de arquitectura JADE+QA, autor del proyecto de este hotel de cinco estrellas y 337 habitaciones

 

CASCADA DE CRISTAL Y TECHO DE HIERBA

“Este edificio, que genera un mínimo impacto en el entorno al tener un perfil bajo parcialmente cubierto con techo de hierba, cuenta con una espectacular estructura de cascada de cristal, un atrio acristalado central que alberga su núcleo de circulación vertical, que da acceso a todas las plantas e incluye ascensores de observación”, explica el arquitecto Jochman.

La orientación de edificio con respecto al sol, su perfil bajo y su techo con hierba, le proporcionan un microclima exclusivo, que se ve acentuado por las propiedades térmicas de la masa de piedra de la cantera y su lago inferior, que hacen que la estructura se enfríe en verano y se caliente en invierno

 

El hotel se ha inspirado en la cantera y su entorno y se adapta a ambos y, al mismo tiempo, se convierte en un punto de referencia y en parte del paisaje escarpado, aseguran desde JADE+QA.

“Esto responde a una filosofía de diseño consistente en adaptarse con sensibilidad al entorno natural y no ‘luchar’ contra éste, y que en el caso del SWIH incluye principios del Yin y el Yang, dos conceptos de la filosofía china del Taoísmo”, según Jochman.

La orientación de edificio con respecto al sol, su perfil bajo y su techo con vegetación, le proporcionan un microclima exclusivo, que se ve acentuado por las propiedades térmicas de la masa de piedra de la cantera y el agua de su lago inferior, que hacen que la estructura se enfríe en verano y se caliente en invierno, explican desde JADE+QA.

“Esta edificación planteó una serie de desafíos de ingeniería inusuales, como resolver las implicaciones sísmicas de un ‘edificio alto fijado en ambos extremos’ sobre una pared acantilada, y problemas relacionados con la seguridad contra incendios, el drenaje, la calidad y circulación del agua, asociados a su ubicación y características de ‘ground scraper’”, concluye el arquitecto.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...