Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Trucos de prevención y limpieza

Cómo combatir los pelos de las mascotas

Los perros y los gatos pierden su pelaje a diario y esos rastros quedan a la vista en el hogar. Pero si se siguen algunos consejos, esto se soluciona de manera sencilla

Perros felices y libres en el living. Si se sabe cómo retirar sus pelos, no hay problema que suban a los sillones

Siguiendo algunos tips se simplifica la limpieza de los pelos que dejan los gatos / Fotos: Shutterstock

Los mascoteros adoran que sus perros y gatos se suban con ellos al sofá, la cama o descansen en la alfombra. Claro que en esos casos el precio del amor y la compañía es una casa llena de pelos que difícilmente se logran sacar en su totalidad.

Todo queda marcado con un antiestético rastro de pelos que se queda bien pegado, según el tejido. Especialmente en épocas de cambio de pelaje son un problema en la casa y además, si no se eliminan bien, pueden generar alergias a quienes viven en el hogar.

Para que no se haga un trabajo al divino botón, les pasamos algunos trucos para poder limpiar los pelos. Es cuestión de, por un lado, ir a la raíz del problema y evitar tener que emplear mayor tiempo en tareas de limpieza, y por otro, barrer y aspirar de manera correcta para eliminar pelos y ácaros que ayudan a mantener el ambiente libre de bacterias y suciedad.

Es normal que las mascotas cambien el pelaje varias veces al año, pero si se cree que al gato o al perro se le cae demasiado el pelo, no estaría de más que probar con mejorar la calidad de alimentación y que esto que redunde en una menor caída.

“Aspirar es mejor que barrer cuando hay mucho polvo o muchos pelos. Y hacerlo seguido, casi a diario, es lo más recomendable”

 

Otro factor que puede hacer que los animales pierdan pelo es el estrés o ansiedad. Por eso hay que reflexionar si la mascota pasa mucho tiempo sola en la casa y si se la saca a pasear lo suficiente, por ejemplo.

Una vez descartada cualquier patología que pueda estar provocando esa caída anormal, es clave cepillar a diario a las mascotas y si se puede, hacerlo varias veces al día. Así se quedan los pelos en el cepillo y no en el resto de la casa.

Trucos de limpieza

Hay algunos tips muy prácticos para ahorrar tiempo de limpieza. Uno muy básico es colocar una sábana o funda sobre los lugares donde se eche el perro o el gato, como el sillón, la cama, una silla, etc. Así, solo bastará con sacudir esa tema en el patio o por la ventana para deshacerse de los pelos.

Las toallas de microfibra tienen la propiedad de atrapar los pelos del animal de manera efectiva, así que recomendamos usarlas para limpiar superficies lisas donde pueda haber pelos atrapados.

En el mercado hay cada vez más materiales inteligentes que repelen los pelos y las manchas. También se han desarrollado telas para sofás y sillones que tienen una gran resistencia con respecto al rasgado y las manchas y se limpian tan solo con un trapo y agua. Además, tienen una barrera de protección contra ácaros, hongos y bacterias.

Ahora, si no se puede o quiere acceder a esas telas, no queda otra que hacerse de algunas herramientas: rodillos quita pelos, láminas adhesivas, cinta de pintor. Todos estos elementos tienen una película de pegamento que se deslizan con suavidad por cualquier superficie haciendo que los pelos se queden pegados.

Aspirar es mejor que barrer cuando hay mucho polvo o muchos pelos. Y hacerlo seguido, casi a diario es lo más recomendable si se tiene un animal con pelo en casa.

Si se tiene presupuesto suficiente, se puede comprar una aspiradora con herramientas específicas para recoger con más facilidad el pelo (cepillos de diferente tamaño para distintas superficies) y filtros contra los ácaros o robot con función de aspirado y lavado para todo tipo de suelos y pelo de mascotas.

A la hora de lavar la ropa, en los últimos años los fabricantes han desarrollado modelos de lavarropas con programas especiales para eliminar pelos. Pero un truco adicional es introducir con el resto de la ropa una esponja para que atrape los pelos. También existen pequeñas bolsitas de malla que atrapan todos los pelos y pelusas.

Y por último, un invento genial: cuando se lave las cosas de la mascota, como sus mantas, sábanas, juguetes, fundas, collares, arneses o toallas, lo ideal es utilizar bolsas especiales que además actúan como sistema de filtrado para el lavarropas, dejándolo completamente limpio de pelos.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla