Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Mundial de China

Argentina añadió otra página de gloria a su historia

El equipo de Sergio Hernández derrotó 97-87 a Serbia, junto a Estados Unidos el favorito al título, y se metió entre los cuatro mejores de la cita ecuménica.

Argentina añadió otra página de gloria a su historia

Foto: @cabboficial

Trabajo. Unión. Hambre. Compromiso. Básquet. Argentina puede definirse desde cualquiera de esos conceptos, con todos ellos juntos y con otros más también. El 97-87 sobre Serbia para meterse en las semifinales del Mundial es el resultado de ello, de un equipo que no se conformó con tener la clasificación a los Juegos Olímpicos y fue por más, por escribir su propia historia.

Lo hizo con un desempeño colectivo de alto vuelo, quizás sólo comparable con aquel que le permitió vencer por primera vez al Dream Team y terminar segundo en Indianápolis 2002. Liderado en esta oportunidad por un brillante Facundo Campazzo, autor de 18 puntos, 12 asistencias, 6 rebotes y 3 robos. Manejó a placer el duelo ante uno de los combinados más temibles del mundo.

La vitalidad y entrega de Luis Scola a sus 39 años también pesó y mucho contra los balcánicos, al igual que el destape ofensivo de Luca Vildoza, sobre todo con lanzamientos desde 6,75, la valentía de Gabriel Deck para no dejarse intimidar por nadie y los ingresos de Máximo Fjellerup y Agustín Caffaro, que le dieron solución al equipo cuando necesitaba cuidar a sus figuras. Cada uno aportó su granito de arena.

Pero más allá de los aportes individuales, el ADN de Argentina tiene que ver con su fortaleza colectiva, que se cimienta en una defensa intensa y efectiva, capaz de reducir a cualquier rival, y continúa en un ataque vistoso, solidario, de pases hasta encontrar el mejor tiro posible. Esto le posibilitó ante Serbia, por ejemplo, lanzar un fantástico 44% (12/27) en triples.

“Para nosotros es una recompensa por todo el sacrificio que hicimos, del primero al último jugador dejamos todo”, manifestó Patricio Garino post victoria. El camino comenzó en el Dow Center de Bahía Blanca, pasó por los Juegos Panamericanos de Lima (con oro) y llegó, hasta ahora, a las semifinales del Mundial.

“Este equipo tiene muchas cosas, pero sobre todo compromiso. Somos muy unidos y sabemos a lo que jugamos”, expresó por su parte Nicolás Laprovíttola. “Los que entran responden, siempre hay alguien para hacerte el aguante, listo para seguir jugando”, fueron las palabras que eligió Tayavek Gallizzi.

Argentina ya tenía su boleto a Tokio 2020, el objetivo principal que se planteó hace casi dos meses cuando arrancó la preparación. Lejos de descansar en eso, miró hacia adelante y dio una clase de básquet. El hambre de esta camada de jugadores, que está escribiendo su propia historia, es lo que hace ilusionar aún más de cara a lo que viene. EE.UU. o Francia será la próxima parada.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla