Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Se entregan los premios Emmy con "Game of Thrones" como favorita

A las 21 comenzó la premiación que no cuenta con presentador y se realiza en el teatro Microsoft de Los Ángeles

Pese al mal sabor que dejó a muchos fanáticos su final, "Juego de Tronos" es este domingo el gran favorito en el Emmy, donde busca un nuevo récord en su despedida.

La ceremonia del llamado Óscar de la televisión arrancó en el Microsoft Theater de Los Ángeles por primera vez en 16 años sin un anfitrión.

En verdad era Homero Simpson, pero pocos segundos después de entrar al escenario... le cayó un piano encima. Bryan Cranston, el protagonista de "Breaking Bad", salvó la apertura de la gala, que continuó siendo presentada por grandes estrellas de la industria.

"La televisión nunca fue tan grande, nunca importó más y nunca ha sido tan buena", dijo entre aplausos en el Microsoft Theater de Los Ángeles, donde se celebra la edición 71 del galardón.

"The Marvelous Mrs. Maisel" -sobre una ama de casa de los años 50 que termina convertida en comediante de stand-up- se llevó los dos primeros premios de la noche: actor y actriz de reparto para Tony Shalhoub y Alex Borstein, quien antes de recibir el premio, que también ganó el año pasado, tomó un sorbo de una botellita de lo que parecía ser alcohol.

"Quiero dedicar esto a la fuerza de una mujer, a (la creadora del show) Amy Sherman Palladino, a todas las mujeres del elenco y del equipo "Maisel", a mi madre, a mi abuela, que son inmigrantes, sobrevivientes del Holocausto", dijo Borstein después de disculparse irónicamente por no llevar ropa interior.

Esta es la última edición con el elenco de Poniente y de los siete reinos... así como de la Casa Blanca, pues también marca la despedida de otra exitosa serie de HBO, "Veep".

Entre ambos programas, la cadena por suscripción ha conseguido ya 74 estatuillas y este domingo sumarán más.

"Game of Thrones" aparece como ganadora en las predicciones del sitio Gold Derby en las categorías de mejor serie dramática; actor de reparto para el actor Peter Dinklage, por su papel del locuaz e inteligente Tyrion Lannister; y dirección.

Esas tres estatuillas, contando las 10 que ganó en las categorías técnicas el fin de semana pasado, le permitirían superar su propio récord de drama más premiado en una misma edición y además empataría a la miniserie "John Adams", que es hasta ahora el programa más galardonado de la historia, incluyendo todos los géneros.

Los 10 actores nominados de la serie formarán parte del equipo de presentadores en esta edición del Emmy.

"Daga en el corazón" 

También están en la lista de presentadores Gwyneth Paltrow, Michael Douglas y Julia Louis-Dreyfus, la protagonista de "Veep" que ha ganado seis Emmys consecutivos por su papel de Selina Meyer, la vicepresidenta malhablada convertida en presidenta en esta sátira política.

"Ha sido difícil dejarla [a su personaje]. Dejamos de grabar el show en diciembre y fue bastante desgarrador", dijo la actriz en la alfombra roja. "Éramos un grupo muy unido y estos personajes estaban muy bien hechos, la pasamos genial siendo tan desagradables".

El programa ganó el premio a mejor comedia en 2015, 2016 y 2017, antes de tomar un receso forzoso en 2018 cuando su estrella tuvo que tratarse por un cáncer de mama, pero vuelve a concursar este año en ambas categorías con una última temporada aclamada por la crítica.

La competencia es dura con "Maisel" y la comedia negra "Fleabag", que también llegó a su fin y ganó ya un Emmy por guión de comedia.

Si "Veep" gana, HBO podría barrer en tres de las categorías principales pues su "Chernobyl" aparece favorita como mejor miniserie.

El drama sobre la explosión nuclear de 1986 en la Unión Soviética se enfrenta a la aclamada "When They See Us" de Netflix, la ardiente historia real de cinco chicos acusados erróneamente de violar a una corredora en Central Park.

Si "Chernobyl" prevalece, siguió Hammond, será "una daga en el corazón para Netflix", que a pesar de los cientos de nominaciones que ha conseguido aún no ha ganado ninguno de los tres premios principales.

"El dominio de HBO este año podría estar sentando un precedente", añadió.
 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla