Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,74
Dólar Ahorro/Turista $138.17
Dólar Blue $188,00
Euro $95,69
Merval 0,00%
Riesgo País 1450
Espectáculos |EN DIÁLOGO CON EL DIA
“Seduced”: la historia de la secta que secuestró a la hija de una actriz de “Dinastía”

India Oxenberg ingresó a NXIVM cuando solo tenía 19 años y pasó allí casi una década, donde la explotaron y abusaron. Ahora, liberada por su madre, cuenta su historia en primera persona en una estremecedora serie que se estrena hoy en StarzPlay

“Seduced”: la historia de la secta que secuestró a la hija de una actriz de “Dinastía”

India Oxenberg habla en primera persona de su horrible experiencia en una secta en “Seduced”

Pedro Garay

Por: Pedro Garay
pgaray@eldia.com

18 de Octubre de 2020 | 03:47
Edición impresa

India Oxenberg tenía 19 años cuando fue junto a su mamá, la famosa actriz e hija de la princesa de Yugoslavia Catherine Oxenberg, a un curso que se anunciaba como una oportunidad para adquirir herramientas para la vida. Fue el inicio de un calvario: la joven buscaba un rumbo para su nueva vida de adulto y fue seducida por las promesas de NXIVM, culto liderado por Keith Raniere que la adoctrinó y explotó durante casi una década y donde terminó convertida en una esclava sexual.

Un viaje horroroso que India narra en primera persona en “Seduced: inside the NXIVM cult”, serie documental que se estrena hoy a través de la plataforma StarzPlay, y que la joven sobreviviente refiere en comunicación con EL DIA como “una conversación abierta con la audiencia: me ponía en un lugar muy vulnerable, pero es la forma que quería hacer, quería que la gente entendiera mis sentimientos y mi experiencia, antes de realizar un documental sobre la secta”.

India no sólo protagoniza sino que produce el documental dirigido y escrito por Cecilia Peck (la hija de Gregory Peck) e Inbal B. Lessner, como parte de su proceso de sanación. “Durante un tiempo pensé que podría no decir nada: pensé que podía sacarme de encima a NXIVM, y nunca lidiar con eso, y que desaparecería… pero no funciona así, cuando tenés un trauma, hay que confrontarlo, no evitarlo”, explica su motivación la joven que hace dos años consiguió escapar de las garras del culto.

Fueron dos años de lucha. Tras descubrir que todo lo que había creído durante casi una década era mentira, “tenía la armadura puesta: no sabía a quién podía dejar entrar en mi vida, en quién podía confiar. Tuve que permitirme confiar en mis instintos otra vez, porque había ignorado mis instintos, confié en gente que me mentía y me engañaba”, relata. Fueron días de trabajo con los psicólogos y contención familiar. “Necesitaba tiempo para sanar, para cuidarme a mí misma, para recuperarme de lo que había vivido durante la pasada década. Eso llevó tiempo y quería respetar ese proceso: ya había sido explotado por años por NXIVM, después me explotaron los medios cuando todo se conoció… Necesitaba paz, comenzar el proceso de sanación para descubrir qué me había ocurrido en ese tiempo”, cuenta India.

Sin embargo, poco a poco brotó de ella el deseo de levantar la voz. Escribió un libro, “Still Learning”, publicado en simultáneo con la serie documental, y en el camino aparecieron las directoras de “Seduced”, que “tenían una visión, querían realizar una producción orientada a las mujeres, donde discutirían problemáticas como la coerción, el abuso, los grupos de control”. Las directoras habían firmado juntas “Brave Miss World”, premiado documental sobre una reina de belleza israelí que fue violada siete semanas antes de ganar el concurso de Miss Mundo, y prometían que su plan era realizar una serie donde todas las participantes se sintieran seguras. “Pensé que era una buena oportunidad, en un lugar seguro, para compartir mi historia”, dice India.

“Seduced: inside the NXIVM cult”, serie documental que se estrena hoy por StarzPlay

 

Pero su única motivación no era continuar su proceso de sanación: también, quería alertar a la población de que aunque NXIVM fue desbaratada, hay mucho peligro allí afuera. Porque “cualquiera puede quedar atrapado. Hay un gran estigma sobre las personas que entran a una secta: que son ingenuos, que son tontos, que son jóvenes, que son mujeres… y no es cierto. En NXMV teníamos un contingente de Harvard, por ejemplo. Claramente, eran inteligentes, exitosos… Espero que este documental muestre eso y quite el estigma que sienten las víctimas de haber sido engañados. Creo que más gente hablaría si no se sintieran juzgados por el resto”.

India insiste en este hecho: no hay ingenuidad, sino un maestro de la manipulación que conseguía de la gente lo que él quisiera. “No es algo que ocurre de un día a otro, es un proceso llamado grooming, donde lentamente te van haciendo aceptar cosas como normales que no lo son, y te van cambiando tu sistema de creencias”, explica India. En ese proceso el líder del grupo se erige como un Dios y las voluntades individuales van cediendo, disolviéndose, horadándose, con horas y horas de adoctrinamiento, agotamiento y abuso. Para India, su voluntad cedió tanto y su realidad se distorsionó a tal profundidad que se terminó convirtiendo en la esclava sexual del líder.

El camino de regreso de esa realidad que le habían programado involucró para ella volver a vivir lo que había vivido, y muchas situaciones pudo reconstruirlas gracias a que había guardado muchísima evidencia de sus días en la secta: mensajes de textos, mails, capturas de pantalla reveladoras fueron utilizados por India para comprender cómo habían trabajado sobre ella, luego fueron clave en el juicio y ahora aparecen en el documental, para mostrarle a la audiencia la forma sutil de adoctrinamiento con que operan estos grupos.

Haber guardado esa evidencia fue peligroso mientras todavía estaba en la secta. Quizás había algo que le decía que más adelante lo necesitaría: “Me he preguntado eso mismo, si eso significa que había una partecita de mi que me decía que esto no era bueno.... Porque grabé capturas de pantalla, sin demasiada razón… Y mirando hacia atrás, creo que de forma subconsciente estaba guardando pruebas: cuando salí, me di cuenta que todo lo que había guardado era muy importante, clave en mi papel de testigo”, analiza India.

Rearmando ese rompecabezas causado por años de maltrato donde la separaron de su familia y la aislaron del mundo con mentiras, India comprendió que estaba en una relación abusiva. “Yo no veía las señales: no me daba cuenta que me estaban explotando y abusando. Creía que estaba recibiendo algo magnífico, tenía amistad, comunidad, lealtad, toda esta gente que te dice lo genial que sos, al menos hasta que te empiezan a decir que sos lo peor… pero cuando miré la situación, no ganaba dinero, sino que la gastaba, le daba a esta gente todo mi tiempo y energía sin recibir a cambio ningún beneficio”, comenta. “Y no tenés que estar en una secta para vivir bajo coerción”, agrega India. “Podés estar en una relación abusiva, en un lugar de trabajo negativo, este es solo un ejemplo de un tema mucho más grande, que va más allá de NXIVM, que es el abuso de poder”.

“Al salir de NXIVM tenía la armadura puesta: no sabía a quién podía dejar entrar en mi vida, en quién podía confiar. Tuve que permitirme confiar en mis instintos otra vez”

India Oxenberg,
protagonista y productora de “Seduced”

 

LA SALIDA

Bajo el poder de Raniere y su organización, India “no escuché a mi familia, aunque en paralelo, tenía a NXIVM en una oreja, diciéndome que no confíe en ellos, que los ignore, que dependía demasiado de ellos. Así consiguieron que me separe de ellos más y más. Confié en ellos, vivía con ellos desde los 19 años… Les creí”.

Pero mientras tanto, “mi familia, en especial mi madre, hicieron todo para lograr que saliera”: Catherine, la madre de India, actriz recordada por el personaje de Amanda Carrington en la serie “Dinastía” e hija de Isabel de Yugoslavia, pasó de ser una actriz a hacer estallar una secta. En el camino, claro, los medios amarillistas hablaron de ella, la señalaron. “No me importaba: mi único objetivo era recuperarla, lo que dijeran de mí era irrelevante. La gente siempre va a decir cosas: lo que el resto diga no es mi problema. A mi edad, además, ya se ha dicho todo lo que se puede decir sobre uno”, cuenta la intérprete, en diálogo con EL DIA.

La impulsaba el amor por su hija, pero también el sentimiento de culpa: fue ella quien señaló a India, por recomendación de una amiga, que quizás esos programas de entrenamiento ejecutivo y coaching le podían servir. Incluso la acompañó las primeras veces, aunque “me di cuenta rápido que había una estrategia bien agresiva para reclutar gente” y comenzó a alejarse.

“Pero India era más joven, estaba en una fase de transición en su vida… era más vulnerable, le pareció una opción interesante, y ellos no cedían, y así es que ella tomó varias clases y se convirtió en coach”, cuenta Catherine. Durante varios meses aceptó el nuevo rumbo de su hija. Pero poco a poco se fue dando cuenta de que no estaba siendo simplemente manipulada para pagar más y más cursos: estaba siendo adoctrinada por una secta.

Comenzó entonces una verdadera odisea. Catherine, sin saber demasiado cómo proceder, comenzó a hablar en los medios, a investigar al culto, a hacer ruido. Llamó a la policía, al FBI. Escribió un libro. Incluso permitió que las cámaras la siguieran para la serie documental “The Vow”, estrenada recientemente en HBO y que también se enfoca en la secta de Raniere.

Por supuesto, “apenas se enteraron que iba a causar problemas, recibí amenazas, me mandan mails, mensajes de texto, y al final me demandaron varias veces”. Lidiar con todo fue “un trabajo de tiempo completo” que “no tenía ni idea” cómo hacer. “En muchos momentos me sentí derrotada. A cada paso, fallé: fallé cuando quise sacarla, fallé cuando me acerqué a las fuerzas de seguridad… Pero era mi hija, así que no me iba a quedar derrotada. Y como no podía recuperarla, tuve que expandir mi alcance y enfocarme en derrumbar a la organización, mostrarla como lo que era: una organización criminal que pretendía ser un grupo de autoayuda”, explica Catherine.

Catherine conseguiría su objetivo: el líder de la secta, Raniere, ahora en prisión y esperando sentencia por siete cargos, incluido el tráfico sexual, el trabajo forzoso y la explotación sexual de niños. Pero en el camino de esa investigación, la actriz se enteraría que su hija era esclava sexual. “Es durísimo enterarse de que tu hija está siendo explotada de esa forma… No sé ni cómo describirlo”, dice al borde de las lágrimas.

“La confronté al respecto en 2017, en un intento por sacarla, le dije que sabía todo. Incluso sabía del colateral, pero le dije que no me importaba, que esa no podía ser una razón para que no dejara la secta, no me importaba que fuera sobre mí. Pero ella mintió, todavía no estaba lista, estaba todavía atrapada por este grupo”, cuenta. El colateral es una garantía que pedía la secta para ingresar en los círculos de elite más altos del grupo: para India fue a cambio de ingresar a DOS, un grupo supuestamente selecto que en realidad fue un camino directo a convertirse en esclava del líder. Pero ahora no podía salir: había dejado en manos de la organización un secreto peligroso ligado a ella o su familia.

“Una de las peores cosas que hizo NXVM fue esclavizar y lastimar a la gente incluso después de que se hubieran ido, a través del colateral”, dice al respecto India. Y agrega que “parte de la razón por la que no hablé antes es porque todavía temía que saliera a la luz el colateral. Todavía siento nervios por eso, porque nadie sabe dónde está, ni yo ni el resto de las mujeres que hablamos contra él en el juicio. Pero, para mi, hablar es mi forma de decir que el colateral ya no tiene poder sobre mí, que no pueden controlarme, no pueden evitar que viva mi vida. Espero que eso sirva de ejemplo a otros”.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

India Oxenberg habla en primera persona de su horrible experiencia en una secta en “Seduced”

Catherine junto a una pequeña India, cuando todo era más sencillo

India volviendo al lugar de los hechos, en una escena de “Seduced”

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla