Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Minimalismo: clasificar y eliminar

No se trata de ambientes fríos y poco acogedores o de desprenderse de todo, pero sí de no buscar refugio en el consumismo

Minimalismo: clasificar y eliminar

Los espacios no tienen que estar vacíos. Pero Los objetos deben cumplir una función / Fotos: web

24 de Febrero de 2020 | 02:24
Edición impresa

Paredes blancas, muebles claros y pocos accesorios: si se buscan en Internet fotos sobre el tema del minimalismo, se encontrarán imágenes de habitaciones escasamente amuebladas.

Stefanie Adam no quiere limitar la noción de minimalismo a la decoración interior: “el minimalismo es un estilo de vida, una actitud”, dice la ex estilista de interiores, que ahora aplica el principio minimalista también para su trabajo como coach de vida.

“El minimalismo es la reducción a lo esencial, en la mente y en los ambientes”, explica Adam. “Esto crea claridad y abre el espacio para las cosas que realmente importan: la familia, la sociedad y los amigos. También para el silencio, la atención, la humildad y la gratitud, de manera que creamos tiempo para nosotros y nuestro crecimiento interior”.

La escritora Anne Weiss descubrió un día que ir de compras no la hacía feliz: “No necesitaba nada de todo eso, y además sabía que muchos de los artículos que compraba se habían fabricado en condiciones cuestionables que además dañaban el medio ambiente” explica Weiss. “De repente me di cuenta de que todo ese frenesí comprador no era bueno, ni para mí ni para nadie”.

Esta filosofía de simplificación a lo esencial va de la mano de una reducción de las cosas que nos rodean. En otras palabras: hay que clasificar y eliminar.

“El exterior y el interior son mutuamente dependientes”, asevera Adam, y recomienda proceder sistemáticamente habitación por habitación en el sentido de las agujas del reloj. Su consejo: revisar cada mueble por separado y cajón por cajón.

Weiss ha probado varios conceptos. Sin embargo, enfoques tales como tener que vivir con un cierto número de prendas de vestir durante un mes o permitirse poseer solo una cantidad determinada de artículos eran demasiado esquemáticos para ella. “Traté de encontrar mi propio método, uno con el que me sintiera cómoda y que me hiciera bien”.

Personalmente, la autora aprecia el método de comprar al revés. La idea: “Caminar por mi apartamento con una cesta como si estuviera en un gran almacén y empaquetar y luego vender, regalar, donar o deshacerme de lo que a primera vista parece innecesario”, explica Weiss.

Más allá del método que se aplique para crear espacio libre: para Adam, un apartamento completamente vacío y estéril no es el objetivo. Por el contrario, según su opinión, tal espacio carecería de personalidad.

La coach de vida entiende el hogar como un lugar personal para recargar energía. En su opinión, objetos personales como las fotos y los recuerdos que tienen una importancia emocional son absolutamente necesarios para sentirse bien.

Sin embargo, estos también pueden ser elegidos deliberadamente y recibir un sitio especial en la habitación. “Estos llamativos elementos contribuyen a una sensación de bienestar para el alma, especialmente en los aparadores o en los alféizares de las ventanas”, asegura Adam.

El uso limitado de colores garantiza una impresión de conjunto tranquila y minimalista. Adam recomienda un máximo de dos o tres acentos de color para evitar el estrés en las habitaciones. Los materiales y objetos cotidianos de diseño uniforme, como un juego de vasos idénticos, proporcionan orden y estructura. Adam advierte: “En el minimalismo no hay reglas, porque cada persona es diferente y tiene necesidades diferentes”.

Para Weiss, el minimalismo no es solo la reducción a lo esencial, sino también el consumo consciente: “El nuevo vestido de poliéster hecho en Bangladesh, el coche, que en la ciudad no me servía para nada, el viaje a países lejanos para descansar después del estrés en el trabajo: no son nada más que disonancias cognitivas, ideas que están en conflicto unas con otras. Me hace bien haber dejado de actuar en contra de mis creencias”.

La autora enfatiza que no considera que su estilo de vida signifique renunciar a aquello que le gusta, y explica que, de hecho, podría tomar prestado, alquilar o comprar usado todo lo que necesita: “Si vivir así tuviera realmente desventajas, no lo haría”, concluye. (DPA)

Revisar cada mueble por separado y cajón por cajón es uno de los consejos de los profesionales

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Los espacios no tienen que estar vacíos. Pero Los objetos deben cumplir una función / Fotos: web

En el baño, el minimalismo facilita la higiene

Un dormitorio minimalista es mejor para descansar sin problemas

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla