Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
¿Mereció el equipo del ‘75 ser homenajeado el domingo en la previa del partido con River?

Fue un grupo que refundó a Estudiantes tras la crisis del ‘72. Catapultó a Carlos Bilardo y regresó al Club a la Copa Libertadores

¿Mereció el equipo del ‘75 ser homenajeado el domingo en la previa del partido con River?

Modelo ‘75. El equipo de Carlos Bilardo, opacado por River / Archivo

Martín Cabrera

Por: Martín Cabrera
mcabrera@eldia.com

27 de Febrero de 2020 | 04:59
Edición impresa

Además de un partido que finalizó con derrota ante River, el domingo hubo otro tema que no pasó desapercibido en el mundo Estudiantes: el homenaje realizado por la dirigencia al equipo de 1975, que finalizó subcampeón del torneo Nacional, detrás del Millonario.

Como en casi todos los temas de hoy en día hubo debate. La pregunta de algunos hinchas fue: ¿por qué reconocer a un equipo que no salió campeón? ¿Era necesario hacerlo este rival? La respuesta de otros: jugadores que antes y después fueron campeones merecen todo el respeto, siempre.

El Estudiantes modelo 1975 resultó ser un verdadero equipazo. Fue el primer experimento positivo de Carlos Salvador Bilardo en su segundo ciclo en el Pincha. Y el que de alguna manera lo consagró como de los mejores entrenadores que dio el fútbol argentino.

Ese equipo se gestó en la más absoluta austeridad. El Club, tras la época dorada de finales de los ‘60, comenzó a transitar un camino sinuoso. Una importante deuda y el fantasma del remate sobre su Sede social, entre otras cosas. Y un presente futbolístico que empezaba a preocupar.

El Narigón, que asumió para el torneo de 1973, gestionó un año después el regreso de Juan Ramón Verón de Grecia, la llegada de Rubén Galletti de Boca, y las contrataciones de Miguel Benito, Daniel Tagliani y Franco Frassoldatti. Y una perla que fue la figura del equipo: Carlos López.

A esos jugadores se le sumaron otros que estaban en el Club: Carlos Pachamé, Oscar Pezzano, José Luis Brown, Horacio Rodríguez, Heriberto Recavarren, Ruben Pagnanini, Héctor Milano, Miguel Reguera y Miguel Del Curto. 

En el Metro del ‘75 Estudiantes ya empezó a mostrar otra versión. Luego de 38 fechas finalizó en la quinta colocación con 47 puntos, debajo del campeón River (55 puntos), Huracán (51), Boca (50) y Unión (49). En menos de dos años Bilardo ya había logrado darle otra fisonomía a un plantel devaluado dentro de un club con severos problemas económicos.

El Nacional de 1975 comenzó el 15 de septiembre. El Pincha compartió la zona A con River, Huracán, Gimnasia (Mza), All Boys, San Martín (T), Cipolletti y Vélez. De 16 partidos ganó 7, empató otros tantos y perdió apenas 2 (All Boys y Huracán, ambos de visitante). También jugó dos clásicos interzonales, con una victoria y un empate. Terminó segundo y se clasificó al octogonal final, en donde River era el favorito y tres grandes eliminados: Racing, Independiente y Boca.

En esas siete fechas Estudiantes fue por todo. Los equipos tuvieron que elegir otra localía y en este caso se mudó al Bosque. Pero en la victoria 1-0 sobre Rosario Central, en la primera fecha, cedió una baranda de la tribuna y un grupo de hinchas albirrojos cayó desde lo más alto. Uno murió y por eso la AFA le prohibió volver a jugar allí.

Estudiantes pasó con éxito la segunda jornada en Jujuy ante Gimnasia, en cancha de Altos Hornos Zapla. Luego superó a Talleres en cancha de Racing y en la cuarta jornada empató 0-0 contra Atlético Tucumán.

El 17/12/75 superó 2-1 a San Lorenzo y llegó a 9 unidades, una por encima de River, cuando al torneo le faltan dos jornadas. Con una enorme convicción el 21 de diciembre viajó a Liniers para jugar “una final” contra el River de Ángel Labruna.

Las crónicas de la época narran una diferencia abismal de Estudiantes, que malogró un penal (Carlos López lo estrelló en el travesaño) y convirtió a Ubaldo Fillol en héroe y figura. Su atajada de palo a palo ante una palomita de Verón quedará en el recuerdo. Lo concreto es que una salida en falso de Pezzano le permitió a River ganar 1-0 por el gol de la Pepona Reinaldi.

En la última fecha (28/12) el equipo de Bilardo ganaba cómodo 2-0 a Temperley. En Rosario, River apenas empataba 1-1 con Central y había desempate. Pero en el minuto final Reinaldi le dio el triunfo y arruinó, por segunda vez, las chances de Estudiantes.

Pero la amargura duró un rato nomás. Porque el 25 de enero de 1976, tras unas breves vacaciones, tuvo su revancha. Como River fue campeón de los dos torneos jugaron los subcampeones del Metropolitano y Nacional. En la cancha de Racing, Estudiantes se dio el gusto de ganarle 3-2 al Huracán dirigido por Miguel Ángel Juárez, el discípulo de César Menotti. Frassoldatti, Milano y Galletti marcaron los goles albirrojos. Y el regreso internacional después de cinco años de ausencia. Ese fue, también, otro motivo de orgullo de un equipo al que sólo le faltó el título. Merecido homenaje.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla