Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El desempleo afecta más a mujeres y jóvenes y pega fuerte en la industria

Sólo tres provincias de 24 generaron empleo el año pasado. En territorio bonaerense se perdieron 86.000 puestos de trabajo en 12 meses y el sector manufacturero es el que relegó más posiciones laborales

El desempleo afecta más a mujeres y jóvenes y pega fuerte en la industria
9 de Febrero de 2020 | 07:07
Edición impresa

El sector del trabajo, tanto formal como informal, es uno de los más castigados en el mercado argentino, en donde las cifras de desempleo y subocupación treparon con fuerza en los últimos años.

Un informe de la Organización Mundial del Trabajo indica que la Argentina no es una excepción a los problemas globales de desempleo, ya que se prevé que continuará la suba de la desocupación en un marco de aumento en la precariedad laboral.

Las cifras del organismo internacional anticipan una suba del desempleo en Argentina desde el 9,7 por ciento calculado para el año pasado al 10,2 por ciento proyectado para el actual.

La falta de trabajo decente asociada al aumento del desempleo y a la persistencia de las desigualdades, hacen cada vez más difícil que las personas se construyan una vida mejor gracias a su trabajo, según la OIT.

Durante 2019 sólo tres de las 24 provincias generaron empleo el año pasado y en territorio bonaerense es donde se perdieron más puestos de trabajo, con 86.000 menos. Los más afectados fueron las mujeres, los jóvenes y los empleados de la industria manufacturera. Así lo revela el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav), que ofreció un informe sobre el panorama laboral del país. Se trata de un relevamiento que guarda simetrías con el análisis que ofreció la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para América latina.

La Undav concluyó en que sólo 3 de las 24 provincias argentinas lograron evitar la crisis laboral de los últimos años. En el informe se remarca que la tendencia se sustenta en la desocupación, precarización y falta de empleo para jóvenes como los principales ejes de una crisis que demandará más que esfuerzos y empatías a las naciones de la región.

En variaciones absolutas las Provincias que más perdieron fueron la Provincia de Buenos Aires, donde se destruyeron más de 86.000 posiciones, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con un volumen de 57.000 puestos en cuatro años, Córdoba con algo más de 14.000 y Santa Fe, con más de 12.000. En contraste, solo Neuquén, Santa Cruz y Chubut registraron creación de empleo en 2019.

Este análisis abarcó la dinámica de la crisis de empleo, sobre evolución de los puestos de trabajo registrados, en base a la estadística de SIPA, como también evolución de los indicadores sociolaborales, publicados con la última actualización de la EPH.

La tendencia se sustenta en la desocupación, precarización y falta de empleo

 

Al analizar la dinámica del empleo en el último año y medio, el cual se ve atravesado incluso por una profunda crisis económica iniciada con la mega devaluación del 2018-19, la desocupación alcanzó los dos dígitos y trepó al 10,6 por ciento por primera vez desde el año 2006, para después decrecer levemente hasta 9,7 por ciento. Creció 3,8 puntos porcentuales (pp) en relación a 2015 y 0,7 pp. en relación al mismo periodo del 2018. Teniendo en cuenta que la población total rondaba en el 2019 las 44,4 millones de personas y que la tasa de actividad fue del 47,2 por ciento, se estima que hay más de 2 millones de desocupados en la Argentina.

Por su parte, la ocupación demandante está en su nivel más alto desde el comienzo de la serie en el segundo trimestre de 2016. Subió 2,9 pp. en relación a dicho periodo, es decir, que los ocupados necesitan mayor cantidad de horas de trabajo para poder alcanzar niveles de ingreso suficientes.

BRECHA Y SECTORES

Por otro lado, el desempleo afecta de manera más aguda a ciertos grupos poblacionales, como a las mujeres y a los jóvenes. Si se observa la tasa de desempleo en este segmento se advierte que en el caso de los varones jóvenes la desocupación alcanza el 17,9 por ciento y las mujeres del 22,6 por ciento. La brecha entre mujeres y varones en este caso es del 4,7 puntos porcentuales. No obstante, en el tercer trimestre del 2017, la brecha era de 4 pp. Con lo cual, la crisis no hizo más que agudizar esta brecha entre las y los jóvenes.

La ocupación demandante está en su nivel más alto desde el segundo trimestre de 2016.

 

El desempleo afecta más a los jóvenes argentinos que a los adultos. Según datos del INDEC, casi dos de diez jóvenes están desempleados (19,3%), mientras que incide sobre el 7,4% de la población en general. Es decir: la tasa de desempleo en los jóvenes más que duplica a la de la población adulta en general y viene ampliándose desde 2004. La Argentina es el país con mayor desempleo juvenil de la región.

Teniendo en cuenta el sector asalariado formal privado, en noviembre de 2019 ya se acumulaba una destrucción de casi 156.000 puestos de trabajo. Esta dinámica, representa una caída

del empleo privado formal del 2,5 por ciento en apenas un año Es así que el sector que más puestos perdió fue el de la actividad manufacturera. Unos 170 mil puestos de trabajo se perdieron desde 2015.

Del total, casi 60.000 se destruyeron en el último año, en lo que fue la peor parte de la crisis post préstamo del Fondo Monetario, indica el informe.

El resto de los sectores, con la única excepción de actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler, han tenido una evolución desfavorable en el último año.

PRIVADO FORMAL Y SU EVOLUCIÓN

En cuanto a la evolución del empleo privado formal por provincia se explica que las caídas difundidas alcanzan a la casi la totalidad de jurisdicciones. Por caso, la principal provincia afectada ha sido Tierra del Fuego, que perdió el 24,1 por ciento de los puestos de trabajo del sector privado formal en el último año y medio, unos 10.379 empleos, seguida por San Luis, donde se destruyó más del 16 por ciento de la masa laboral, equivalente a casi 10.000 enpleos. Sigue en tercera posición Formosa, con un retroceso del 15,9 por ciento, lo cual representa una destrucción de 4.611 posiciones.

Desde ese paper los profesionales concluyen en que la corrosión del trabajo “es producto del cambio radical en la matriz macroeconómica desde fines de 2015, que decantó en la pérdida de puestos de trabajo, deterioro salarial y pérdida de derechos laborales”.

 

68.000
Empleos perdidos En la Provincia de Buenos Aires en 2019. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con un volumen de 57.000 puestos en cuatro años, Córdoba con algo más de 14.000 y Santa Fe, con más de 12.000

 

Seguridad, agua, electricidad. Los vecinos saben que somos la tribuna para que el reclamo sea atendido. Invertí para que la tribuna siga siendo independiente
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla