Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,21
Dólar Ahorro/Turista $137.30
Dólar Blue $181,00
Euro $95,10
Merval 0,00%
Riesgo País 1431
El Mundo |DURÓ casi una década
A 40 años de la sangrienta guerra entre Irak e Irán

A 40 años de la sangrienta guerra entre Irak e Irán

Saddam hussein

21 de Septiembre de 2020 | 03:09
Edición impresa

El 22 de septiembre de 1980, el Irak de Saddam Hussein lanzaba sus tropas contra el régimen iraní. Fue el inicio de un conflicto que duró ocho años y dejó cientos de miles de muertos de ambas partes.

Esta guerra, una de las más sangrientas en Medio Oriente, tuvo su origen en disputas fronterizas entre los dos países petroleros, a las que el acuerdo de Argel había intentado poner fin cinco años antes.

Firmado en marzo de 1975 entre el Sha de Irán y Saddam Hussein, que fue vicepresidente hasta julio de 1979 cuando asumió la presidencia, el acuerdo dividía en su centro al río Shatt al Arab, una vía de agua a la que Irán tenía un acceso muy limitado.

Formado por la confluencia del Tigris y el Éufrates, el Shatt al Arab, de 200 km de longitud, desemboca en el Golfo y constituye una frontera entre ambos países.

En abril de 1980, Irak acusó a la nueva República Islámica de Irán de fomentar atentados en Bagdad y pidió la evacuación de tres islotes estratégicos del estrecho de Ormuz, disputados por Irán y Emiratos Árabes Unidos.

El 17 de septiembre, Irak denunció unilateralmente el acuerdo de Argel, afirmando que “el Shatt al Arab debe ser iraquí y árabe de nombre y de facto”.

EL ASALTO A IRÁN

El 22 de septiembre, Saddam Hussein desplegó su ejército en territorio iraní, mientras su aviación bombardeaba aeropuertos -incluido el de Teherán-, así como objetivos militares y refinerías de petróleo.

En las primeras semanas, las fuerzas iraquíes lograron conquistar, sin demasiada resistencia, varias ciudades iraníes. Arabia Saudita y Kuwait, así como los países occidentales, ofrecieron enseguida apoyo a Bagdad, cuyo presidente se presentaba como un escudo contra la Revolución Islámica del ayatolá Jomeini.

A partir de abril de 1984, los dos beligerantes libraron durante cuatro años, de forma intermitente, una “guerra de ciudades”. En julio de 1988, Irán aceptó la resolución 598 del Consejo de Seguridad de la ONU, votada un año antes y aceptada ya por Irak, que exigía un cese inmediato de los combates. (AFP)

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla