Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $95,12
Dólar Ahorro/Turista $156.95
Dólar Blue $146,00
Euro $113,21
Merval 0,00%
Riesgo País 1517
Información General |Otra cara de la pandemia
COVID persistente: convivir con los síntomas meses después del contagio

La mayoría de los pacientes hospitalizados por coronavirus tiene algún síntoma seis meses después de superar la enfermedad. En menor proporción les sucede lo mismo a quienes tuvieron cuadros menos graves

COVID persistente: convivir con los síntomas meses después del contagio

El 76% de los pacientes que fueron hospitalizados por coronavirus tienen síntomas meses después / Web

17 de Enero de 2021 | 03:45
Edición impresa

Tres meses después de contagiarse el coronavirus, sin haber requerido internación y habiendo pasado sólo un día con fiebre alta durante el episodio agudo, D, un enfermero platense, todavía tenía síntomas de la enfermedad. El más marcado, una disnea provocada por una infiltración de la parte inferior del pulmón que le produjo el virus. Pero también fatiga crónica, tos persistente y broncoespasmos.

Su caso no es raro: los infectólogos platenses notaron desde hace meses, a medida que se aprendía más de la enfermedad en guardias, terapias y consultorios, que para muchos afectados por el COVID los síntomas son persistentes y pueden extenderse durante largos meses.

Al mismo tiempo, los primeros estudios, hechos sobre un universo escaso de pacientes, también consignaban esta tendencia, ya presente en anteriores coronavirus, como el SARS.

Ahora, un trabajo publicado en los últimos días por la revista The Lancet vino a abonar esta hipótesis, pero a partir de una muestra más nutrida: más de 1.700 pacientes que fueron hospitalizados como consecuencia de la enfermedad en la ciudad china de Wuhan, donde se inició la pandemia en enero del año pasado.

El estudio constató, sobre esos pacientes, que el 76% tiene algún síntoma de COVID hasta seis meses después de superar el episodio agudo.

En tanto, fuentes de la Sociedad de Infectología de La Plata consultadas por este diario indicaron que la misma situación se verifica en La Plata, aunque si se considera el total de los afectados -no sólo los hospitalizados- el porcentaje de los que registran una variedad persistente de la enfermedad se reduce a entre el 10 y el 15%.

Mientras tanto, para los pacientes que padecen la forma persistente del COVID-19, esa larga conviviencia con los síntomas implica un impacto fuerte sobre la calidad de vida. En diálogo con este diario, por caso, D contaba oportunamente que tres meses después de haberse contagiado y de haber superado la enfermedad no podía retomar la práctica deportiva con el mismo rendimiento que antes de enfermarse.

Los síntomas que no se van tienen un fuerte impacto sobre la calidad de vida de los afectados

 

El estudio publicado por la revista médica The Lancet indica que la mayoría de pacientes hospitalizados con COVID-19 presenta al menos un síntoma, como fatiga, seis meses después de superar la enfermedad.

El trabajo, desarrollado por un equipo de investigadores chinos, analiza los efectos de la COVID-19 a largo plazo en enfermos ingresados en el hospital Jin Yin-tan de Wuhan, localidad china donde emergió el primer brote de coronavirus a finales de 2019.

Los resultados

Los resultados constatan que el 76 % de un total de 1.733 pacientes, que recibieron el alta médica entre enero y mayo de 2020, aún acarreaban algún efecto de la COVID-19 medio año después, entre junio y septiembre.

El síntoma más frecuente fue la fatiga o la debilidad muscular, detectada en un 63 % de los enfermos, seguido por dificultades para conciliar el sueño (26 %) y ansiedad o depresión (23 %), de acuerdo con los datos (ver aparte).

La investigación revela, además, que aquellos pacientes hospitalizados en estado más grave tendieron a padecer seis meses después un mayor deterioro en su función pulmonar y anomalías en pruebas de imagen del tórax, lo que podría indicar daño persistente en algunos órganos.

Por otro lado, el nivel de anticuerpos se redujo más de la mitad (un 52,5 %) en un centenar de enfermos cuyo sistema inmune fue evaluado durante la infección, un dato que arroja luz sobre el riesgo de volver a contagiarse pero que debe interpretarse con cautela ante la necesidad de ampliar la muestra en futuros estudios, según los expertos.

La investigación, una de las pocas que existe hasta la fecha sobre los efectos a largo plazo de la COVID-19 -remarcan los autores-, hizo un seguimiento de los pacientes durante una media de 186 días desde que contrajeron la enfermedad.

Ante la evidencia de síntomas persistentes, el artículo subraya “la necesidad de prestar atención médica después de recibir el alta, en particular para aquellos que experimentan infecciones graves”, explicó en un comunicado el autor Bin Cao, del Centro Nacional de Medicina Respiratoria, el Hospital de la Amistad China-Japón y la universidad Capital Medical (CMU).

Aunque muy valorado porque logra confirmar en una muestra grande de pacientes, el estudio también recibió críticas por no evaluar la función cognitiva o neurológica de los pacientes después de seis meses ni informar si los pacientes tenían ansiedad o depresión antes de contraer la enfermedad. Tampoco involucró a los pacientes más enfermos, por lo que se cree que algunos resultados serían peores si se incluyeran a esos pacientes.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla