Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $110,08
Dólar Ahorro/Turista $181.63
Dólar Blue $219,00
Euro $122,97
Riesgo País 1961
Toda la semana |AUTO ENGAÑO
El “Relax”: que quita horas de sueño

Ese “ratito” en el que se agarra el teléfono para distraerse puede convertirse en un lapso incontrolable que tiene consecuencias en el descanso y la calidad de vida

El “Relax”: que quita horas de sueño

Quedarse navegando en internet en la cama antes de dormir puede perjudicar el descanso / DPA

26 de Diciembre de 2021 | 08:43
Edición impresa

Todo el día estamos ocupados con actividades: trabajar, poner la ropa a lavar, presentar la declaración impositiva, llamar al plomero, pedir un turno médico... Cuando terminamos el día, comienza el momento de “relax”, el tiempo libre, y con tal de aprovecharlo, posponemos cada vez más el momento de acostarnos.

Ese modo de ir posponiendo el momento en que uno se va a la cama y apaga la luz ya tiene una denominación específica en inglés: “Revenge Bedtime Procrastination” (procrastinación a la hora de dormir). Describe el fenómeno que se da cuando una persona “pospone reiteradamente el momento de irse a dormir, a pesar de que todas las condiciones para ello están dadas y a pesar de saber que no hacerlo deriva en un cansancio extremo al día siguiente”, explica la psicóloga Anna Höcker.

¿Pero por qué hay tantas personas que tienden a comportarse así? La primera palabra en la denominación del fenómeno es la que tal vez lo explique por qué: “Revenge”, que en español es “revancha” o “venganza”.

“Es una palabra que en forma implícita dice que se trata de un comportamiento que busca recuperar el tiempo libre, la alegría y el sentido de la vida en esas horas de la noche”, explica Anna Höcker, como si fuese una especie de burla al día y a la rutina, que confronta a muchas personas con listas interminables de obligaciones.

El problema, sin embargo, es que muchas personas pasan ese tiempo que “le ganan” al día sentados frente al televisor, y no haciendo un hobby creativo, en la bañera o leyendo un libro.

“El déficit de sueño también incrementa el riesgo de cometer errores y de generar accidentes”

 

La pandemia reforzó ese comportamiento, dice Alfred Wiater, que trabaja en particular sobre el tema del sueño desde un punto de vista médico. El teletrabajo, el cuidado de los niños, las tareas domésticas y las preocupaciones que desató la pandemia hicieron que el tiempo libre y las posibilidades de recuperarse se redujeran.

“Eso lleva a que sea bastante tentador por la noche, cuando por fin todo se ha calmado, buscar simplemente distracción”, explica.

Pero es necesario prestar atención, porque lo que suena como un cuidado de la propia persona cuando a las 23:30 horas nos decimos “estoy haciendo algo que me hace bien, me doy un rato y me lo merezco”, puede terminar teniendo consecuencias poco beneficiosas para la salud en el largo plazo.

Porque posponer permanentemente la hora de acostarse deriva inevitablemente en una falta de sueño, y no es para tomarlo a la ligera, apunta Wiater. Es bien sabido que la falta de sueño afecta la capacidad de concentración y el rendimiento.

“El déficit de sueño también incrementa el riesgo de cometer errores y de generar accidentes”, recuerda el especialista. Y el mal humor también va de la mano del cansancio físico.

A eso se suma que el sistema inmunológico, el cardiovascular y el metabolismo necesitan suficientes horas de sueño para poder trabajar saludablemente, de modo que cuidarse entonces significa no mirar el vigésimo video de animalitos tiernos en la web, ni quedarse viendo series o debates en televisión hasta no dar más, sino organizarse para dormir lo que el cuerpo necesite.

¿Cómo deshacerse de la procrastinación cuando ya está tan arraigada? Hay una buena noticia: se trata de un comportamiento que se puede desaprender. “Solo un pequeño porcentaje de las personas que procrastinan requiere de ayuda profesional”, indica Wiater.

Si uno siente estar en ese grupo, si padece mucho el hecho de dejar para después cosas que tiene que hacer, puede recurrir a un terapeuta. Todos los demás pueden iniciar dando pequeños pasos que les harán sentir cambios.

“El comportamiento busca recuperar el tiempo libre y la alegría en esas horas de la noche”

 

Como primer paso, Anna Höcker recomienda preguntarse qué función cumple la procrastinación del sueño para cada uno. ¿Es porque uno quiere recuperar tiempo perdido que no tuvo en el día? “En ese caso, sería bueno intentar buscar más alegría, liviandad, espacio y cosas que le den sentido a todo durante el día para evitar tener la sensación de tener que robarle el tiempo a la noche”, señala.

En cambio, si una persona intenta posponer el momento de ir a dormir y apagar la luz porque ahí es cuando comienza a darle vueltas la cabeza, debería proponerse procesar de algún modo los problemas que no le permiten dormir en paz.

También puede ser que uno no sufra en absoluto de una procrastinación del sueño, sino que simplemente tenga un cuerpo que no suele sentir la necesidad de irse a dormir antes de la medianoche.

“En esos casos, puede que sea útil armar la rutina diaria de modo que se corresponda mejor con el ritmo biológico, por ejemplo, teniendo horarios flexibles dentro de la jornada laboral”, recomienda Höcker.

Una vez que ya se sabe por qué se pospone el momento del sueño, pueden incorporarse truquitos para ir quitándose el hábito. Según Wiater, la medida más importante es ponerse el despertador, pero no para levantarse por la mañana, sino justamente para acostarse por la noche. Que suene el despertador será un llamado de atención que indicará la hora a la que uno debiera irse a la cama para dormir lo suficiente. (DPA)

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla