Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
EN VIVO

EN VIVO.-- La Cumbre de Líderes sobre el Clima

Ampliar
Dólar Oficial $98,61
Dólar Ahorro/Turista $162.71
Dólar Blue $144,00
Euro $115,29
Riesgo País 1599
Espectáculos |EN LAS BATEAS DIGITALES
Pato Caorsi es Milán: “La música es dinámica: si querés jugar, tenés que jugar al camaleón”

El platense dejó Pichicho y, a pesar de las trabas del 2020 pandémico, lanzó su carrera solista. Ya lanzó su primer EP, “Refrito”

Pato Caorsi es Milán: “La música es dinámica: si querés jugar, tenés que jugar al camaleón”

Pato Caorsi se lanzó como solista

6 de Marzo de 2021 | 01:59
Edición impresa

El platense Pato Caorsi lideró durante casi un lustro a Pichicho, banda que desde el under fue tejiendo un camino, un nombre. Pero un día, Caorsi decidió dejar el cobijo grupal e iniciar su camino solista como Milán: “Se dio de forma natural. Tuve un problema de salud y tuve que parar dos meses. Y cuando yo no estuve, el proyecto de Pichicho no avanzó, entonces fue como… ¿para qué hacemos de a ocho si lo puedo hacer solo? Me encanta hacer cosas en equipo, pero que sea en equipo, que tiremos todos del carro”, lanza Caorsi, en diálogo con EL DIA.

Todo esto ocurrió el año pasado: Caorsi se operó las cuerdas vocales por un pólipo, disolvió la banda y comenzó a grabar como Milan, un paraguas bajo el cual ha lanzado varios singles y un EP, “Refrito”, dentro de un sonido con reminiscencias a su antiguo proyecto y la fusión como bandera, que se mueve entre el rap, el trap, el pop, la electrónica, el funk y otras estéticas. Y eso que había una pandemia y se estaba recuperando de una delicada operación que, encima, no salió bien: “Hoy en día tengo de vuelta el pólipo. La voz la tengo un poco mejor, pero perdí un rango vocal. Así que hice una consulta con otro médico, y me dijeron que tenía el mismo pólipo”, comenta.

Sin embargo, “me readapté: yo antes grababa la voz, y también armaba un coro en falsete. Hoy no lo puedo hacer, así que lo hago por otros medios, o le pido a alguien que haga los coros”: Caorsi, habituado al hazlo tu mismo, va para adelante fiel a su filosofía, según la cual “no te podés quejar, hay que seguir”.

En ese sentido, explica que su cuarentena “la aproveché: fue un freno, pero positivo. Tengo la suerte de tener otro laburo, así que seguí trabajando, viví en una isla, no me afectó la pandemia laboralmente. Pero me frenó como persona, y eso me ayudó a centrarme más en lo que quería hacer, aprendí a producir mucho mejor, me enfoqué en los sonidos que quería, me compré una cámara para hacer videos de mejor calidad…”

LOS SONIDOS URBANOS

Así fueron destilándose los sonidos que componen “Refrito”, donde, como en Pichicho, vuelve a los géneros urbanos como base para experimentar. “Yo los géneros urbanos los llevé siempre en la sangre. Me creí escuchando Illya Kuryaki y rap: eso lo mamé, y cuando apareció el trap, me gustaron un montón de elementos, y agarré recursitos de eso”, explica.

Recursos de esto, recursos de aquello: esa es la fórmula de Caorsi, con el oído siempre puesto en los nuevos sonidos que trae este presente vertiginoso. “El ambiente de la música es híper dinámico, en la producción, en los géneros… El que no entiende eso se va a quedar atrás. Hay que entender que si querés jugar, tenés que jugar al camaleón, estar siempre viendo qué pasa, adaptándote sin perder la esencia”, afirma.

En ese sentido, Caorsi firma un EP con aroma trapero pero más melodías y movimientos que invitan al baile. “Me gusta hacer música que mueva a la gente: yo escucho un disco de trap y siento que todos los temas son iguales. A mi me gusta jugar con los géneros, variar, que un tema sea bailable, que otro sea un rockito, que otro sea abajo. En el show en vivo estoy haciendo eso, sube y baja: si el show fuera todo el tiempo arriba no sé quien se lo banca, te quema la gorra”, analiza.

Una búsqueda que recuerda a la de Pichicho, claro. “Cuando comencé, quería hacer todo lo contrario a Pichicho”, confiesa, “pero fue pasando el tiempo y me di cuenta que mi esencia tiene un montón que ver con esa estética, no me puedo escapar a eso. Así que con el EP volví a eso”.

Con ese EP, Caorsi volvió al vivo. Aunque, claro, es un vivo raro, dcie: “La gente está sentada, hay un par parados… y en muchos lugares no te dejan tocar con batería… entonces si no me dejan ir con el baterista, no voy con el teclado, con el bajista… Voy solo. Eso de tocar solo, con las pistas tipo sound system, fue un aprendizaje, muy raro. Pero en este dinamismo del que te hablaba, es lo que está pasando ahora”, relata. “Es bizarro, pero tiene cosas copadas, no tengo que esperar que lleguen todos a tiempo para la prueba de sonido, fui, toqué, desarmé en dos segundos… Y me fui”.

Y no solo toca solo: bajo su alter ego, Milan, Caorsi acaba de lanzar un nuevo video, “Sheiki”, parte de “Refrito”, un clip filmado también por él mismo y a pesar del confinamiento. Un artista del renacimiento, pero del siglo XXI.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla