Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $106,60
Dólar Ahorro/Turista $175.89
Dólar Blue $200,50
Euro $120,68
Riesgo País 1827
Deportes |ESTUDIANTES EMPATÓ 1-1 CON ARGENTINOS COMO LOCAL
Tuvo que estar en desventaja para reaccionar y salvar la ropa

En un duelo de estilos futbolísticos, el Pincha se levantó del piso, olvidó el bochorno arbitral y jugó con orgullo para alcanzar un empate que, a priori, es para valorar

Martín Cabrera

Por: Martín Cabrera
mcabrera@eldia.com

7 de Septiembre de 2021 | 05:46
Edición impresa

En la previa el punto parecía dejar sabor a poco para Estudiantes, que necesitaba los tres para volver a prenderse en la pelea importante y para seguir sumando en la tabla de las copas internacionales. Al final, luego de una batalla táctica que por momentos fue aburrida para el público neutral, la igualdad 1-1 ante Argentinos lo dejó relativamente conforme. Digamos que hasta con una mueca de tranquilidad. Eso sí, con muchas anotaciones en la agenda de Ricardo Zielinski.

El Pincha sigue en la conversación, aunque cada vez más lejos del lote principal, ya que la unidad que sacó lo deja con 17 puntos, a tres de los líderes pero delante de todos del segundo pelotón, el que está agazapado a la espera de que los mayores protagonistas tengan un tropiezo. Ahí está, ahí se esperaba que esté y ahí parece que seguirá este equipo albirrojo, que tiene carencias pero muchas cosas para destacar.

Ayer le costó. Incluso por momentos la pasó mal, sobre todo en el primer tiempo, cuando la visita le manejó la pelota casi en la totalidad del período. Fue astuto y calculador Gabriel Milito, que armó un equipo donde superpobló la mitad de cancha, con jugadores de marca como Lucas Villalba y Franco Moyano y otros de buen pie y decididos a proyectarse como Javier Cabrera, Elías Gómez y Gabriel Florentín. Así logró neutralizar al Corcho Rodríguez y Fernando Zuqui, los encargados de construir el juego Pincha. Y, además, impidió que el tándem Castro-Godoy, por la derecha, fuera la fórmula exitosa de otros partidos. En pocas palabras, desde el banco de suplentes el DT rival empezó a ganar una pulseada muy aburrida para disfrutar desde un sillón siendo neutral, pero atractivo para verla en cancha.

En esos primeros 45 Argentinos manejó la pelota y tuvo dos oportunidades de gol, no muy claras, pero llegadas de riesgo, como un remate de Florentín desde afuera del área y una aparición del ex lateral Elías Gómez por la izquierda del ataque. ¿Estudiantes? Casi nada, apenas una guapeada de Zuqui en el final. En esos primeros 45 minutos tuvo un solo tiro de esquina a favor y pudo pasar la mitad de cancha recién a los 20 minutos.

El partido se abrió por el inexistente penal que sancionó Rey Hilfer en el segundo tiempo

 

Además de ser maniatado por su rival se vio a Estudiantes muy impreciso con la pelota, lento y con dos centrales que al no tener una referencia de área muchas veces salieron lejos del fondo dejando un espacio poco conveniente para el retroceso.

En el segundo tiempo el partido fue diferente, como otros complementos del Pincha en este torneo. Salvo que esta vez su rival también se había guardado algunos golpes para una batalla que fue palo y palo hasta el final.

Estudiantes se fue soltando y el partido se hizo golpe por golpe. El ingreso de Matías Pellegrini le dio el vértigo que le estaba faltando y el jugador en el medio (se corrió Sánchez Miño al centro) que niveló ese esquema que al comienzo había favorecido a la visita por el simple hecho de tener un jugador más. Jaime Ayoví, que nunca entró en la sintonía que pedía el partido, tuvo que dejar la cancha. Y allí mejoraron los de Zielinski.

Lo tuvo Reniero desde afuera del área tras aprovechar una mala salida de Rogel y fue el propio uruguayo el que ganó de cabeza en el área de enfrente un rato después. Pero la jugada que abrió el partido lo tuvo a Leandro Rey Hilfer como protagonista exclusivo. El árbitro, de muy floja tarea antes de esta jugada, cobró penal a los 24 minutos luego de que Mac Allister fuera con su cabeza sobre la pierna de Noguera que, de espaldas, iba a rechazar el balón. Lo curioso es que primero marcó saque de arco y, tras el reclamo rival y el llamado de su asistente (que estaba lejos y tapado), decidió sancionar la falta desde los doce pasos que el hábil Florentín cambió por gol.

A partir de ahí rugió el León, herido en su orgullo y en desventaja en el resultado. Entonces se vieron sus mejores 25 minutos (con la adición). Todo por el todo fue por empate, con las corridas de Pellegrini desde la izquierda, el empuje de Zuqui, las subidas de Leo Godoy y el desequilibrio que le aportaron los ingresados Zapiola y Gustavo Del Prete.

En pocos minutos lo arrinconó a Argentinos. Hasta que llegó la mano de Ovando dentro del área, que le vino al pelo al árbitro para calmar los ánimos. Penal (mucho menos dudoso que el anterior) y gol de Matías Pellegrini a falta de siete minutos.

Lo fue a buscar luego y tuvo dos o tres pelotas paradas para ganarlo. Y también una tremenda atajada de Mariano Andújar para salvar el punto, que en el balance final le sirve, lo premia y lo mantiene desde lo numérico y el juego dentro de los protagonistas. Tal vez no deba esperar tanto tiempo para mostrar sus colmillos, pero lo importante es que los tenga. Estudiantes salvó la ropa y la tiene lista para salir la próxima fecha.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

El festejo de Matías Pellegrini tras empetar el partido. El pibe de Magdalena lleva dos goles / Fotobaires

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla