Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $109,71
Dólar Ahorro/Turista $181.02
Dólar Blue $214,00
Euro $122,86
Riesgo País 1907
Policiales |Está imputado por asociación ilícita y tráfico de influencias
Megabanda: ordenaron liberar al “Tucumano” Herrera

El ex barra había firmado un acuerdo de juicio abreviado con la fiscalía. La Cámara que resolvió la medida había rechazado el pedido de excarcelación del ex juez de Garantías César Melazo, implicado en la misma causa

Megabanda: ordenaron liberar al “Tucumano” Herrera

Rubén “Tucumano” Herrera, al ser detenido en agosto de 2018/ archivo

15 de Enero de 2022 | 03:49
Edición impresa

En medio del receso judicial, la Cámara de Apelaciones y Garantías de feria en La Plata resolvió liberar a Rubén “El Tucumano” Herrera, uno de los detenidos en la causa por la “Megabanda” que, según entienden los investigadores, está integrada por exmagistrados, policías, exconvictos y barras, que presuntamente se dedicaba a cometer diversos ilícitos en la Región y, al parecer, contaba con cobertura en tribunales.

A principios de diciembre, el conocido ex líder de la facción más violenta de la hinchada de Estudiantes y, sus defensores, mantuvieron una reunión con la fiscalía de juicio, “porque estaba dispuesto a firmar un acuerdo de juicio abreviado”, en el que finalmente pactó aceptar la autoría de los delitos por los que está imputado, a cambio de una pena de prisión consensuada, confió una fuente del caso.

Los voceros indicaron que ese acuerdo, al margen de admitir la responsabilidad penal por los actos endilgados, “fue de cinco años”, aunque nunca se homologó.

Herrera había aceptado la imputación de “todos los delitos y todos los elementos”

Cabe recordar que a Herrera se lo acusa como miembro de una asociación ilícita, “con múltiples intervenciones”; así como partícipe de “tráfico de influencias agravado en concurso real”.

En esa línea, las fuentes precisaron que para avanzar con la medida, “como el tribunal a cargo del juicio oral (el II) se excusó de seguir interviniendo en la causa, hubo un nuevo sorteo y salió designado el TOC I”.

El problema, siempre a decir de los mismos voceros, fue que, estando en feria, la eventual homologación del juicio abreviado quedaba recién para febrero. Por eso la defensa de Herrera, a cargo de Marcelo Peña, primero planteó una excarcelación antes del cierre de 2021 y después, para franquear lo que consideró un retardo de justicia, directamente fue con un hábeas corpus ante la sala de feria de la Cámara Penal.

“El Tucumano” Herrera, cabe destacar, ya se encuentra en su domicilio, porque los camaristas Raúl Dalto y Juan Benavides entendieron que “no solo sería arbitraria la medida de coerción sostenida en relación a su asistido; sino que también se encontrarían agravadas las condiciones de detención por el retardo de justicia del órgano jurisdiccional en orden al pedido de excarcelación efectuado en su favor”. Asimismo, en el fallo se destacó que “la prolongada privación de la libertad que vendría padeciendo el imputado” es “irrazonable” (más de 3 años).

MELAZO SIGUE PRESO

Como informó este diario, en las últimas horas la Cámara rechazó la apelación presentada por la defensa contra la denegatoria de la excarcelación al ex juez de Garantías César Melazo, detenido en el penal de Ezeiza desde hace más de tres años. En tal sentido, fuentes de Tribunales informaron que los mismos jueces Dalto y Benavides confirmaron la resolución dictada por los jueces Santiago Paolini, Silvia Hoerr y Andrés Vitali, que integran el Tribunal Oral en lo Criminal II de La Plata. Esa resolución fue apelada a la Cámara por la defensa del imputado, a cargo de los abogados Christian Romano y Juan Pesquera, y finalmente la Alzada confirmó lo actuado por el Tribunal II.

En su voto, el camarista Dalto dijo “el tiempo de privación de la libertad (3 años y 4 meses) que viene cumpliendo Melazo no resulta desproporcionado ni irrazonable”, porque “continúan vigentes los peligros procesales oportunamente evaluados”. También explicó que el procesado “se encuentra imputado y citado a juicio oral en orden a la presunta comisión de los delitos de asociación ilícita -atribuyéndosele el rol de jefe, tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil condicional -9 hechos-, tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil -6 hechos-.

“Hace 15 días, Casación dijo que tenía que seguir preso”, confió una fuente judicial

Con lo cual, en forma preliminar, se advierte que las postulaciones realizadas por los defensores en función de la escala penal que entienden aplicable es desacertada; no siendo éste el momento procesal para discutir la calificación legal -como pareciera insinuarse-”.

“En ese orden -agregó- de ideas también yerran los señores defensores al entender que, de acuerdo con la imputación que pesa sobre el exjuez, la escala penal comenzaría en tres años de prisión. Al respecto, ya me he expedido, expresando: ‘aprecio que el peligro procesal de fuga se manifiesta con especial entidad, considerando la gravedad y pluralidad de delitos atribuidos, las características del hecho encuadrado en los términos del artículo 210 del Código Penal y el rol presuntamente ejercido por el causante en el marco de la asociación ilícita, así como la magnitud de la pena en expectativa resultante del concurso de los ilícitos endilgados [...]”

Esta causa comenzó en el 2014, cuando la fiscal penal de La Plata Betina Lacki empezó a investigar el crimen de Juan Roberto Farías, que ocurrió el 1 de diciembre de 2010, en 44 entre 26 y 27. Al primer fiscal, Tomás Moran, lo desplazaron después de que uno de los acusados, Javier Ronco, denunció que le había pedido 30 mil dólares para desligarlo de la causa, a través de un abogado de La Plata. Moran es uno de los funcionarios que terminó procesado (fue detenido y permanece con arresto domiciliario) en una instrucción que se desprendió de la “megacausa”.

La hipótesis de Lacki es que Farías cayó bajo “fuego amigo” unos meses después de un espectacular escruche en la casa del director técnico de fútbol Roberto Zapata, en 13 entre 70 y 71, que los líderes de la banda habían ordenado “no tocar”.

Después de cuatro años de una investigación que Lacki encaró con la Policía Federal porque había oficiales de la Bonaerense sospechados, en julio de 2018 se hicieron los primeros 18 allanamientos y nueve detenciones. Un mes después cayeron Melazo, Herrera y Enrique “Quique” Petrullo.

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla