Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Temas del día:
Buscar
Deportes |Nacimientos, pañuelos, penales históricos, guitarreadas y cuentos verdes....

Historias del clásico platense, que van a quedar guardadas para siempre

A lo largo de los años y en su extenso historial, Gimnasia y Estudiantes han dejado mil y una anécdotas adentro y afuera del campo de juego

Historias del clásico platense, que van a quedar guardadas para siempre

Juan Ramón Verón espera la pelota en el primer palo. El “Loco” Gatti más atrás espera el centro / archivo

18 de Marzo de 2023 | 06:10
Edición impresa

El clásico platense tiene miles de historias. Muchas conocidas por que salieron a la luz; otras en cambio, han quedado guardadas en la memoria de los protagonistas y los ocasionales presentes dentro de un vestuario o de un campo de juego. Los propios hinchas tienen las suyas y guardan recuerdos. En definitiva historias...

PADRES QUE PAGAN CON GOLES

Juan Ramón Verón jugó un clásico sin saber que había nacido su primer hijo, que no es otro que Juan Sebastián. El domingo 9 de marzo de 1975, en cancha de Estudiantes se jugó un partido muy recordado, que terminó 3-3, donde el Lobo gracias a dos goles de Carlos Della Savia en los minutos finales pudo empatar. Horas antes llamaron a la vieja concentración del Country Club avisando que había nacido Juan Sebastián, pero nadie le avisó a la Bruja padre para que no se desconcentrara. Arrancó el partido y el Pincha de Bilardo, era una tromba.

Abrió la cuenta Benito y minutos después la propia Bruja Verón anotó su gol que luego dedicaría a su primogénito. El juego terminó 3-3, pero ese clásico quedó grabado para la familia Verón, por el gol, y el nacimiento de la Brujita.

En Gimnasia pasó por una situación similar Andrés Yllana. El 18 de marzo de 1998, el Lobo (dirigido por Carlos Griguol) derrotó 3-0 en el Bosque al Pincha. Horas antes del clásico nació su primera hija, Martina, quien vino con un gol bajo el brazo, ya que el Yllana a los 2 minutos y con un zapatazo desde afuera del área, batió a Chiquito Bossio y abrió el marcador. Luego vendrían dos tantos más del Pampa Sosa.

PENALES CON HISTORIA

No han sido muchos los casos donde los clásicos se han definido por tiros desde el punto del penal. Pero a la hora de revisar los archivos aparecen dos, y los ganó el Lobo.

El 10 de julio de 1977, por la “Copa Gaceta”. El encuentro terminó igualado 2 a 2 y hubo penales, donde se destacaron los arqueros Eduardo Dallovere de Gimnasia y Oscar Pezzano de Estudiantes. La progresión fue: pateó Beltrán, gol y 1-0 para el Lobo; tiró Onnis para Estudiantes, 1- 1; ejecutó Pérez, gol y 2-1 para Gimnasia; pateó López, gol y 2-2; tiró Urquiza, y atajó Pezzano; pateó Santecchia, y atajó Dallovere; tiró Fornari y gol, 3-2 Gimnasia; pateó Milano, y atajó Dallovere; tiró Villarreal y puso el 4-2 para Gimnasia.

El 7 de mayo del ‘89 por el torneo de Primera división. Tras igualar 1-1 en los 90 minutos (Pelusa Cardoso abrió el marcador para el Pincha e igualó el Pampa Gambier para el Lobo). En aquel torneo, en caso de empate se recurría a los penales para otorgar un punto más al ganador. Esa tarde los arqueros tuvieron una gran tarea, tanto Marcelo Yorno que atajó dos, como Gustavo Moriconi que atajó los cuatro. Y ambos atajaron los dos primeros remates que les tiraron: Yorno a Mauro Airez y Gambier; Moriconi a Dalla Líbera y a Ponce; por lo que estaban 0-0 y ya habían pateado dos penales cada uno.

Y aquí llegó la diferencia: para el Lobo anotaron Pighín y Saturno; pero Moriconi siguió haciendo de las suyas y le atajó también los dos restantes a Nardoni y a Trotta. La definición fue 2-0 para Gimnasia.

GUITARREADA Y CHISTES

El domingo 8 de junio de 1969 se enfrentaron en 57 y 1, y ese clásico se recuerda como uno de los más limpios y de mejor comportamiento de la historia, a pesar que en la cancha había cada “nenes” que metían miedo. Faltaba un rato para empezar el partido. En el vestuario de Gimnasia apareció una guitarra, y la espera se matizó con una guitarreada; mientras que en el vestuario local, se esperó salir a la cancha contando cuentos verdes. Pero en un momento, llegó el rumor al vestuario Pincha que en el Lobo no estaría Pignani, y que Onnis jugaría por izquierda y Castiglia por derecha. Hubo una cierta alteración, hasta que Raúl Madero pidió la palabra y se paró en medio del camarín: “Por favor, todo el mundo tranquilo que esto lo arregla Zubeldía”. Las carcajadas volvieron, y los chistes verdes también hasta la hora de salir a jugar. Al final ganó Estudiantes 1-0, con gol de Manera al minuto y treinta segundos.

HISTORIAS DE “MAGOS”

En la temporada ‘67/’68 el Estudiantes de Zubeldía ganaba 1-0 en su cancha. El partido se iba y el triunfo era un hecho. En ese momento toda la parcialidad Pincha sacó pañuelos y empezó a revolearlos, hasta que apareció el Negro Escalada. Quedaban instantes de juego, la gente de Gimnasia en silencio miraba cómo enfrente miles de pañuelos flameaban, hasta que Escalada atacó hacia el arco de 55 y desde lejos sacó un remate violento, decretando el 1-1. En ese momento, los pañuelos blancos desaparecieron como por arte de magia y estalló la popular visitante. Desde ese entonces a Escalada lo bautizaron como Mandrake, por el mago, ya que hizo desaparecer miles de pañuelos.

El otro clásico que tuvo pañuelos terminó con un empate agónico festejado por el Lobo cuando el partido se iba y parecía triunfo Pincha. Fue el 9 de marzo del ‘75, también en 57 y 1. Estudiantes dirigido por Carlos Bilardo hacía lo que quería con el Gimnasia dirigido por ese entonces Juan Eulogio Urriolabeitia. El Pincha ganaba 3-1 pero en los últimos 15 minutos el Lobo reaccionó y apareció Carlos Della Savia. Con sus dos goles, a los 35 y a los 40 minutos igualó 3-3. Esa tarde también a Della Savia se lo llamó el Mago recordando lo ocurrido con Mandrake Escalada, ya que la parcialidad estudiantil al ir ganando revoleaba sus pañuelos y en cuestión de minutos desaparecieron todos.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

ESTA NOTA ES EXCLUSIVA PARA SUSCRIPTORES

HA ALCANZADO EL LIMITE DE NOTAS GRATUITAS

Para disfrutar este artículo, análisis y más,
por favor, suscríbase a uno de nuestros planes digitales

¿Ya tiene suscripción? Ingresar

Básico Promocional

$60/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $850

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Suscribirme

Full Promocional

$90/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $1250

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Acceso a la versión PDF

Beneficios Club El Día

Suscribirme
Ir al Inicio
cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $850.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla