Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Piedrazos y heridos durante una protesta en el Municipio

El incidente fue protagonizado por un grupo de contratados dados de baja. Destrozos

Piedrazos y heridos durante una protesta en el Municipio

Piedrazos y heridos durante una protesta en el Municipio

19 de Enero de 2008 | 01:00
El conflicto que la municipalidad de La Plata mantiene con contratados que fueron cesanteados por ser presuntos "ñoquis" de la anterior gestión registró ayer un brote de violencia, cuando un reducido grupo de manifestantes que se oponen a esa medida, entre los que se encontraban personas que se definieron como "integrantes de una cooperativa de trabajo", arrojaron piedras y palos contra el palacio comunal, provocando heridas leves en dos personas y la rotura de varios vidrios.

La protesta contra las bajas de contratados que, según lo indicado por el gobierno de Pablo Bruera, "no tenían tareas efectivas asignadas", fue encabezada por un centenar de personas pertenecientes a la "Cooperativa las Diagonales", que resisten la medida "sin tener antes la garantía de que se mantendrá el vínculo laboral con la comuna", según dijeron. Y a los incidentes se sumaron contratados directos de la gestión a la alakista que fueron cesanteados.

Luego del pico de violencia, el secretario general de la comuna, Mario Rodríguez, señaló que "el problema es con gente que cobraba un salario de la Municipalidad, amparada en la anterior gestión, que nosotros estamos saneando y nada tienen que ver con la familia municipal, con la que trabajamos muy bien".

Las autoridades informaron además que, como consecuencia de los incidentes, dos personas que realizaban trámites en el edificio sufrieron heridas al recibir piedrazos y tuvieron que ser asistidas por el servicio de atención médica de la comuna.

DOS GRUPOS DE PROTESTA

Antes de los incidentes, un grupo de unos 30 contratados cesanteados, acompañados por dirigentes del gremio ATE, continuaron con el campamento (con algunas personas encadenadas) que montaron anteanoche sobre calle 11 entre 51 y 53 y quemaron neumáticos. Lo mismo hicieron, pero sobre calle 12, los trabajadores de la cooperativa Las Diagonales, para reclamar que se renueven sus contratos para "seguir prestando servicios de barrido de calles, corte de pasto y otras tareas de mantenimiento" de la Ciudad.

En ambos casos, los manifestantes realizaron numerosas pintadas con aerosol en las paredes exteriores de la sede comunal y de algunos edificios vecinos.

LOS INCIDENTES

Cerca del mediodía, los integrantes de la cooperativa intercambiaron insultos y golpes de puño durante unos minutos con un grupo de personas que expresaron su adhesión al intendente Pablo Bruera.

Y minutos después se sumaron algunos de los manifestantes que protestaban sobre calle 11 y atacaron a piedrazos y palos el frente de la Municipalidad, provocando la rotura de vidrios y heridas a dos personas.

Rito Gamarra, coordinador de la cooperativa, dijo que "la actual gestión municipal nos ofrece incorporarnos a una nueva cooperativa de trabajo, pero nos piden que primero renunciemos a la que pertenecemos, lo cual haremos únicamente si hay un compromiso firmado de que tendremos garantizada la continuidad laboral".

Tras los incidentes, un grupo de cuatro representantes de esos trabajadores fueron recibidos en la Municipalidad por un colaborador del intendente y acordaron seguir conversando el próximo lunes.

Por su parte, el secretario general de la Municipalidad responsabilizó a "un reconocido y activo grupo de militantes políticos del ex intendente Alak" por los destrozos y daños ocasionados y anunció que por los incidentes se radicó una denuncia penal ante el juzgado de Garantías N° 3 de nuestra ciudad (ver aparte).

LOS DESPIDOS

El conflicto con los contratados de la gestión alakista se inició cuando el intendente Bruera resolvió darlos de baja por considerar que en la mayoría de los casos se trata de "ñoquis".

Bruera firmó el 11 de diciembre un decreto mediante el cual dispuso dar de baja 900 contratos, luego de "una investigación exhaustiva que permitió establecer la existencia de empleados que no cumplían horario alguno ni desarrollaban tareas específicas".

En los últimos días de la administración alakista los contratos de la planta de personal temporario, que normalmente vencen el 31 de diciembre, fueron "cortados" el 30 de noviembre y al mismo tiempo prorrogados hasta el 31 de marzo.

En ese trámite, "fueron nombrados otros 600 empleados", con lo cual la planta de personal temporario se elevó a unos 2.500 contratados.

A la primera tanda de 900 contratados cesanteados en diciembre, le siguió una segunda de 550 el jueves pasado, que fueron dados de baja por el intendente tras recibir los informes de cada una de las áreas administrativas en las que figuraban como empleados, aunque en realidad no cumplían ninguna tarea.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla