Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Barbie sopla 50 velitas

Con sus escasos 29 cm logró conquistar el corazón de millones de niñas. Bautizada oficialmente el 9 de marzo de 1959, en la Feria Anual del juguete de Nueva York, se convirtió en la muñeca más famosa del planeta. Venerada y polemizada trasciende generaciones de mujeresPor MANUEL DOMÍNGUEZ

Barbie sopla 50 velitas

Barbie sopla 50 velitas

8 de Marzo de 2009 | 01:00
Nació el 9 de marzo de 1959 siendo una adulta de busto definido, cintura de avispa, caderas imposibles, piernas interminables, mirada sofisticada y una cabellera rubia soñada. El mundo entero la conoció en un coqueto traje de baño, enterizo y acebrado, del más estricto animal print. Sus primeros pasos fueron en los elegantes y agitados sesenta. Luchó por la paz internacional en los revolucionarios setenta bajo las premisas del flower power. En los ochenta se consagró como una estrella glamorosa del rock. En los noventa se dedicó a viajar por el mundo y en el nuevo milenio celebró su medio siglo. Con el correr de los años se convirtió en la mujer preferida de miles de niñas de todo el mundo que la veneran y no la comparten. Ella logró cumplir el sueño de la eterna juventud. Es la reina de un mundo de fantasías en estricto rosa Barbie.

El nombre completo de la muñeca más famosa del mundo es Barbara Millicent Roberts. La historia da cuenta que la madre de la niña Barbara Handler, Ruth, le propuso un negocio a su marido Elliot. El visionario marido, en cambio, no apostó a la idea. La mujer se convencía cada vez que veía a su hija disfrutar de las muñecas adultas de papel. Un modelo que las niñas norteamericanas adoraban. Faltaba poco para que Barbara Handler tuviera una hermana postiza, y de plástico, con la que pudiera jugar.

En un viaje de Ruth y Barbara a Alemania, en 1956, se materializó la idea. Ruth descubrió a Lilli. Una muñeca pensada para una platea adulta y masculina. El juguete, fue el boom de ventas del público europeo. Se vendía en Austria y Suiza. Las niñas no tardaron en adoptar a la famosa protagonista central de una historieta del diario alemán "Bild Zeitung". Disfrutaban vistiéndola y cambiando su ropa. Lilli llegó a ser tan popular que cruzó el continente.

Ruth compró cuatro inspiradores ejemplares. El dueño de los derechos de comercialización de Lilli, en los Estados Unidos, fue el papá de Barbara. La idea de Ruth triunfó. Le cambiaron su aspecto, su cuerpo y su nombre. El bautismo oficial fue el 9 de marzo de 1959 en la Feria Anual del juguete de Nueva York. En el primer año, el boom plástico del que todos hablaban, llegó a vender 350 mil unidades.

En la reciente semana de la moda, también de Nueva York, las top models le rindieron tributo a la rubia debilidad de miles de niñas de todo el planeta. La revista norteamericana The New Yorker afirmó que "la rubia es tan famosa que, cada dos segundos, en alguna parte del mundo alguien compra una muñeca".

Volviendo a Ruth, y a su obsesión por parir el modelo definitivo, ella misma se puso en la búsqueda del artesano ideal para moldear a su hija más famosa. Dicen las malas lenguas que no fue nada fácil dar con el candidato ideal. Hasta que un día llegó el nombre de Jack Ryan. Era el ex diseñador de misiles Hawk y Sparrow para el Pentágono. ¿Habrá sido Barbie su arma más letal e indestructible?

METAMORFOSIS

Comparar la primera Barbie con la actual es un verdadero camino plagado de cirugías estéticas, y nunca mejor empleado el término, "plásticas". Como si Susana Giménez se volviera Valeria Massa a lo largo de 50 años. La inédita tiene flequillo rizado, cabello dorado pegado y peinado con una cola de caballo, cejas arqueadas, ojos pintados que miran de costado, labios rojos y fruncidos y una nariz pequeña y repingada. En sus 29 cm de alto sobresalen las uñas de las manos pintadas en rojo, las largas piernas y una cintura diminuta.

"Con el paso de los años, Barbie ha cambiado en muchos sentidos, pero es su cara lo que más se ha transformado. Sus actuales grandes ojos y sonrisa están muy lejos de aquel sofisticado look de 1959, cuando tenía los labios fruncidos y seductores ojos que miraban de costado", advierte el libro "Barbie la muñeca más moderna y famosa del mundo", editado por Planeta Infantil en 2001.

Hasta 1998 Barbie era la pieza mágica de tres artistas japoneses que le daban vida. Sus hacederos provocaron una verdadera crisis, entre los accionistas de la empresa, al anunciar que se vendrían cambios en la blonda más vendida. Su chiche preferido. Había que cambiar las expresiones en el rostro de la muñeca. Tenía un gesto severo que, según Ruth y Elliot, se asociaba con la frivolidad y la histeria. Su consistencia también tomó nuevos rumbos. Se alejó del plástico hueco y mutó al sólido. Haciéndola más flexible y así más maleable para las niñas.

Con los años la familia de Barbie se agranda y el negocio se multiplica. En 1964 nace la primera hermana, Skipper. Le siguen en 1966 la prima Francie, la hermana Tutti y el hermano Todd. En 1989 la prima Jazzie y cuatro años después la hermana Stacie. En 1995 nace su tercera hermana Shelly, y en 1999 aparece la bebé Krissy. Pero ninguno logró arrebatarle el primer puesto del podio. Quien le sigue en la escalera de la fama es su novio Ken.

Con 45 años y a tono con el contexto, Barbie decide poner fin a su prolongada relación con Ken. Su nuevo amor está encarnado en Blaine. Un joven rubión que, al mejor estilo Homero Simpson, adora comer pizza y mirar tevé. El círculo de amistades presenta una variedad de muñecos de ambos sexos, credos y etnias.

El primer modelo de Barbie que se vendió en Argentina fue en 1989. En la actualidad hay 90 modelos diferentes. Su precio va en sintonía con la amplia variedad de modelos. Sólo la anécdota quedó de los tres dólares que costó el primer modelo de la cumpleañera. Hoy su precio oscila entre los veinte hasta los cuatrocientos pesos. También están las piezas de colección que superan los cuatro dígitos y cotizan en las mejoras casas de subastas.

Gonzalo Martínez, de una reconocida cadena de jugueterías, se ataja de entrada: "Barbie princesa de la isla, la de la película, no hay más. Se venden como pan caliente". Depende de la cantidad de accesorios que traiga, puede valer entre 150 y 250 pesos. El vendedor califica a la rubia cincuentona como un "clásico" para las jugueterías. "Es como tener una verdulería y no vender papas -compara Gonzalo-. Siete de cada diez clientes preguntan algo sobre Barbie. No les importa el precio".

FANATICAS

Los preparativos para la entrevista, por considerarse verdaderas "adictas" a la Barbie, comenzaron en el baño, peinándose una y otra vez frente al espejo. Rindiendo honor a su fanatismo por la reina de la coquetería. Las primas Vicky Alvarez Garese (8) y Majo García (10), dos minibarbies de carne y hueso, aseguran que no hay mejor regalo en el mundo que una Barbie. Con una mesa y varios ejemplares que atestiguan su rubia debilidad, las primas van y vienen con respuestas que saben con precisión.

"Podemos estar todo el día jugando con las Barbies. Las cambiamos, las hacemos hablar, hacen todas las cosas que hacemos los humanos -explica Vicky-. Cuando alguna amiga del colegio me invita a jugar y no veo que hay una Barbie, pienso '¡tendría que tener!'". Su colección tiene más de treinta ejemplares, entre las propias y las que heredó de su hermana mayor, asegura que el modelo Barbie Campanita es su preferido y que "son lo mejor que tengo".

Majo cuenta que tiene un poco más de veinte. Que algunas están en repisas y otras en cajones. Pero el mundo Barbie forma parte del mundo Majo. Películas, de las que advierte que las vio todas, shampoo, perfumes, comida, anteojos, "hay de todo para ser una verdadera Barbie", confirma. Mientras Majo responde por quiénes juegan o no con la muñeca, sugiere su propia teoría: "Estamos las que queremos ser Barbie y las que no les gusta que se quieren hacer las floggers".

Las primas coinciden en que la morochas son más lindas, "como más argentinas", y que son un juego femenino, "es algo lindo y entretenido para las nenas". Vicky recuerda que le encantaba acompañar a su madre al supermercado para verlas a todas en la góndola, y a lo mejor, después de cierta insistencia ampliaba su inventario. Majo y Vicki imaginan que su devoción puede tener fecha de vencimiento: "Se las voy a dejar a mi prima más chiquita", anticipa Majo. "Las voy a disfrutar y después las voy a vender", confiesa Vicky.

POLEMICA

En 1997 la muñeca no tardó en ser noticia. Se polemizó con la aparición de la amiga discapacitada, encarnada en la piel de Becky. Las aguas estaban divididas. Algunos sostenían que era un buen enfoque pluralista e inclusivo. Los detractores denunciaban que sólo se trataba de una herramienta de marketing para lavar la imagen de la Barbie.

"Desde el principio Barbie ha estimulado a las niñas a obsesionarse con el peso. La báscula Barbie lleva la leyenda 'Nunca más de 50 kilos', y uno de sus libros de cabecera es el titulado: 'Cómo perder de peso', donde incluye el consejo: 'No comer'", denuncia la ensayista M.G. Lord en su libro "Barbie for Ever". De la investigación también se desprende que las medidas de la muñeca, en escala humana, serían escalofriantes: 100-45-80.

Como si con el ensayo de Lord no bastara, un estudio antropométrico del Hospital Central de la Universidad de Helsinski, llega a la conclusión que las medidas de la Barbie, "le impedirían a una mujer real caminar de pie, menstruar, tener hijos y sufriría toda clase de trastornos psicofísicos".

Cuando la Barbie cambiaba de década y pasaba a incursionar en los treinta, un grupo de feministas y padres pacifistas deciden fundar la OLB (Organización para la Liberación de Barbie). "La muñeca representa los ideales de la chica póster del American Dream: consumista, apolítica, multifacética, pasiva y hueca", según declara el manifiesto de la OLB. El objetivo era desenmascarar el sexismo, el militarismo, la estereotipación y los falsos roles que se esconden detrás de los juguetes para niños.

En el 2002 una nueva polémica ponía a la Barbie sobre el tapete de todos los titulares del mundo. El artista Simon Tyszko representó a la muñeca, en el Institute of Contemporary Arts de Londres, como una terrorista suicida. Estaba vestida con un cinturón de explosivos y un detonador en la mano.

LA HIJA PREFERIDA

Con los años la Barbie se convirtió en la niña mimaba de Mattel. Logró posicionarla como la empresa líder en el rubro de los juguetes. Según informó la misma compañía, a lo largo de 2006, ganó 592,9 millones de dólares, un 42% más que en su balance anterior, en el que sus beneficios fueron 417 millones de dólares. Ese año, la facturación fue de 5.650 millones de dólares, un 9% más que en el 2005, con ingresos alcanzados por 5.180 millones de dólares.

¿Por qué la muñeca Barbie es un éxito desde hace cincuenta años? "Barbie fue creada para responder a lo que las niñas necesitaban para el juego de interpretar roles. Con ella y a través del juego, pueden crecer, realizar sus sueños y vislumbrar su futuro. Ella es la amiga íntima de muchas pequeñas y una parte importante de sus vidas; una amiga que las ayuda a soñar con un mañana que ofrece infinitas posibilidades", respondió su mentora Ruth Handler.

Caja de cereales, cartuchera, mochila, medias, hebillas, pastillas, y los infinitos etceteras que la industria Barbie presenta, dan cuerpo y forma al inventario rosa. En cincuenta años logró ser la pieza de deseo de muchas mujeres de hoy. Aunque algunas reconocen que sólo disfrutaron de sus imitaciones. La imaginación, la inventiva y el placer de tener una amiga exclusiva las 24 horas del día la llevó a ser un éxito -polémico y cuestionado- en cada rincón del planeta. En el baúl de los recuerdos, en la repisa de alguna niña o en el simple deseo de tenerla Barbie está. Precisamente desde hace medio siglo.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla