Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Murió el creador del Día del Amigo

Murió el creador del Día del Amigo

Enrique Febbraro

6 de Noviembre de 2008 | 01:00
Hace casi cuatro décadas, cuando comenzó a visitar La Plata como parte de su tenaz campaña por difundir la celebración de la amistad, Enrique Febbraro no imaginó que la ciudad que admiraba por su diseño y su vida universitaria se convertiría en uno de los bastiones de la efeméride que impulsó. Ni que aquí cosecharía, precisamente, algunos de sus amigos más entrañables.

Enrique Ernesto Febbraro, odontólogo, psicólogo, doctor en Filosofía, profesor de Historia, músico, locutor y poeta, murió el domingo pasado a los 84 años. Y son esos amigos platenses los que ayer rescataron los valores de "un tipo de perfil bajo, austero y honesto, que dedicó la mitad de su vida a perseguir un ideal con poco dinero y muchísima convicción".

Febbraro nació en el barrio porteño de San Cristóbal, el 7 de julio de 1924. Hijo único de Elvira Ruffo -ama de casa- y Enrique José -músico-, obtuvo sus títulos profesionales en la UBA. Radicado en Lomas de Zamora, se casó con Angela -ya fallecida-, y tuvo dos hijos: Sergio y Gabriel, quienes le dieron cuatro nietos. Actualmente se encontraba unido en segundas nupcias con Olga Pellegrini.

El 20 de julio de 1969, mientras era testigo de la transmisión televisiva que mostraba la llegada del hombre a la Luna, imaginó que era la ocasión perfecta para lanzar una idea que venía madurando desde hacía tiempo: la de instaurar un "Día Internacional del Amigo". Y antes de que la Apolo XI regresara a la Tierra, envió desde su consultorio de Lomas mil cartas, a cien países diferentes. Siete de cada diez misivas tuvieron eco: se había dado el puntapié inicial de una celebración que hoy es oficial en cien naciones, entre ellas -desde 1999- la Argentina.

"Escuché que el alunizaje del módulo era una suerte de 'gesto de amistad de la humanidad para con el universo'" recordó recientemente Febbraro: "y me dije... ¡hoy es el día! Ahora, la fecha ya está instalada en la agenda del corazón de los argentinos. Es un símbolo, que triunfó de una manera rotunda y se desarrolló transparente, tal como debe ser el vínculo que une a las personas que merecen ser llamadas amigas".

Miembro a la vez del Rotary Club y el Club de Leones, el profesional y docente tuvo una vasta participación institucional, y mereció innumerables distinciones: la más importante, sin dudas, ser nominado en dos oportunidades al premio Nobel de la Paz. Además, fue designado Ciudadano Ilustre de Buenos Aires y Miami; condecorado en San Pablo, Maipú (Chile), Mar del Plata y Resistencia; y declarado "Mayor Notable Argentino" por la Cámara de Diputados de la Nación.

"Jamás lucré con el Día del Amigo", solía aclarar. Era cierto. "Literalmente, se fundió" rememoran sus amigos platenses. Pedro Zampa, quien trabajó con Febbraro más de 35 años, señala que "nunca dejó de bregar por su ideal, a pesar de las dificultades económicas. Solía decir que 'un buen amigo no aconseja; se mete en el problema, se embrolla y ayuda al otro', y cumplió a rajatabla con esos preceptos. La verdad, haberlo tratado es un honor para todos los que lo conocimos".

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla