Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Angel Pedro Orbe

Angel Pedro Orbe

Angel Pedro Orbe

Su fallecimiento

Una profunda tristeza provocó en la comunidad católica y en distintos círculos educativos la muerte del sacerdote platense Angel Pedro "Chiche" Orbe, ocurrida a los 66 años en esta ciudad. Conocido por sus multitudinarias misas carismáticas y por el fervor que despertaba en sus seguidores, el religioso fue también un pedagogo y un estudioso de la filosofía que, aunque no pertenecía a la orden salesiana, era un acérrimo admirador de la obra de Don Bosco.

El sacerdote fallecido había nacido en La Plata el 17 de febrero de 1942. Hijo único de Pedro Damián Orbe -trabajador de los frigoríficos- y de Agueda Musmesi, completó la educación primaria en la Escuela 15 y, ya con una fuerte vocación religiosa, después de cursar los primeros años del secundario en el colegio Sagrado Corazón continuó con sus estudios en el Seminario de Bernal, donde inició su preparación académica con los padres salesianos, aunque no la concluyó por motivos familiares. Su madre enfermó, tuvo que cuidarla y en ese momento debió abandonar la congregación.

Siendo muy joven y aprovechando los conocimientos de filosofía que había adquirido en Bernal comenzó a dar clases en distintos establecimientos educativos. Fue docente en las aulas del Seminario Mayor San José -donde dictó pedagogía- y en el Colegio Estrada de La Plata. Su afán por el saber parecía no tener límites, e iniciada la década del 60, tras cumplir con los primeros votos del noviciado y ya concluida su formación en teología, ingresó en Filosofía y Letras de la facultad de Humanidades de la UNLP, donde se recibió de profesor. También fue director de psicodrama.

Pasaron varios años, pero finalmente se convirtió en sacerdote cuando en 1983 monseñor Antonio Plaza lo ordenó en la Catedral de La Plata. Luego de un breve paso por San Ponciano, el ya para todos "Padre Chiche" fue vicario de la parroquia Nuestra Señora de la Victoria, donde se venera a María Rosa Mística. La tarea en ese templo -al que desde hace décadas llegan miles de fieles que piden la intercesión de la Virgen para dar alivio a sus problemas- y su función de capellán en el Hospital Rodolfo Rossi de esta ciudad lo conectaron de manera profunda con los enfermos; ahí fue como comenzó a representar a la renovación carismática y se lo empieza a distinguir como a un cura "sanador" que luego, ya como párroco en la iglesia Cristo Rey de Mar del Plata, conseguía a convocar en sus misas hasta 5.000 personas.

En 1994 Orbe regresó a La Plata; desde entonces y hasta que pudo hacerle frente a la larga y difícil enfermedad por la que falleció, se dedicó a la predicación itinerante, organizando retiros espirituales y jornadas de formación y reflexión. Un jueves por mes oficiaba "las misas por los afligidos y los enfermos" en el Sagrado Corazón. Ese día la basílica se veía colmada de feligreses.

Humilde al punto que le escapaba a la popularidad y aunque era seguido en parte por el don de su palabra y por su profunda espiritualidad, Orbe también era buscado por los fieles como cura sanador. El eludía esa definición de sí mismo y remarcaba que no era más que "un instrumento entre Dios y la gente", atribuyendo la salvación "al poder de la oración".

Cumpliendo con la voluntad del sacerdote, sus restos están siendo velados en la basílica del Sagrado Corazón -9 y 58-. A las 11 de hoy se oficiará una misa de cuerpo presente y al mediodía será la inhumación en el Panteón del Clero del Cementerio Municipal de La Plata.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...