Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $104,09
Dólar Ahorro/Turista $171.75
Dólar Blue $184,00
Euro $120,72
Riesgo País 1576
ELDIA |LA CIUDAD
Los conflictos entre vecinos a veces son una pesadilla

Van desde problemas comunes hasta motivos insólitos

16 de Octubre de 2014 | 00:00
Edición impresa

Clic para ampliarEl piar de un canario puede ser una de las melodías más dulces que regala la naturaleza, pero si el mismo pájaro se desgañita cantando en horarios en los que descansan los vecinos, puede llegar a despertar literalmente “instintos asesinos”. Eso es lo que ocurrió tiempo atrás en un barrio platense y desató un verdadero cruce entre vecinos en el que incluso se escuchó decir que si no acallaban al minúsculo cantor, iban a hacer que su pico se cerrara para siempre. Afortunadamente, el problema se pudo solucionar en la Dirección de Mediación de la Comuna y forma parte de los 1684 planteos que se atendieron en los últimos diez meses.

Los conflictos que se originan entre vecinos constituyen una temática sensible porque llegan a alterar la convivencia y por eso quienes estén interesados en solucionarlo, cuentan con un espacio para resolver sus problemas a través del diálogo, de forma gratuita y sin llegar a instancias judiciales.

Pablo Márquez, al frente de la dependencia comunal, asegura que el 50 por ciento de las discordias entre vecinos se origina por cuestiones vinculadas a la medianera.

“Se ven muchas peleas por esa razón, se desconoce la reglamentación y se discute quién es el dueño de la medianera; algunas tienen 80 años y fueron construidas por abuelos de los actuales propietarios y cuesta que las partes entren en razones”, dice el funcionario.

Esos problemas también se observan en la propiedad horizontal; en la mitad de esos casos los damnificados denuncian perjuicios edilicios provocados por pérdidas de agua o árboles que rompen la pared.

“También hay casos que parecen insólitos -explica el funcionario-. Entre las denuncias hay 100 exposiciones de personas a las que se les manchó la ropa con cloro por personas que baldeaban en edificios”.

Entre todas las historias también acude a la memoria del mediador el caso de una madre que paseaba a su bebé en el cochecito cuando se vio sorprendida por un baldazo de agua con cera que le cayó de un décimo piso.

LE QUERIAN MATAR AL CANARIO

Pero de todos los planteos, el que se recuerda como uno de los más atípicos fue el del canario cantor: su dueña acudió desesperada para denunciar que querían matar a su mascota.

Por otro lado, los vecinos de la mujer plantearon en la oficina que estaban desesperados por el potente canto del pájaro, un sonido que traspasaba la medianera y “perforaba” sus tímpanos hasta despertarlos o desconcentrarlos de sus actividades.

“El canario cantaba cada vez que su dueña llegaba a la casa. Entonces decidimos entregar el pájaro a una asociación de canaricultores para que lo entrenara para cantar solamente cuando se lo ponía en determinados lugares, esa fue la manera de devolverle el ave a la dueña y que no molestara a nadie”, aclara el funcionario y agrega que en la oficina se comprometen a ser garantes de la mediación, observar los elementos que sirven para recomponer la situación y, de esa manera, evitar que la gente se enoje.

“Hablemos, es nuestra consigna y en eso trabajamos”, continuó el funcionario.

EL PROCESO, PASO A PASO

Las denuncias se hacen a través del 0800-999-5959 de lunes a sábado de 8 a 20. A través de esa línea telefónica se exponen las circunstancias que dificultan la relación con el vecino y que de alguna manera perturban la armonía del barrio.

El servicio cuenta con un equipo interdisciplinario de mediadores comunitarios, encargados de acercar a las partes a fin de lograr un acuerdo conciliatorio.

Los conflictos que la mediación puede ayudar a resolver son de naturaleza vecinal como problemas de medianeras, humedad, ruidos molestos, ocupación de veredas. Pero también funciona la Oficina Municipal de Inquilinos y Consorcistas, encargada de mediar en los conflictos entre inquilinos, propietarios e inmobiliarias.

Esa oficina permite el tratamiento especializado de problemáticas como el cobro indebido de la expensas, su desregulación y otros que surgen por ejemplo de casos en los que sin dar el final de obra de los edificios ya se cobran. Desde diciembre a la actualidad se registraron unas 600 denuncias vinculadas al tema.

Según se informó, el resto de los problemas denunciados se dan por animales domésticos que producen ruidos molestos como ladridos o como consecuencia de la falta de higiene porque sus dueños no limpian sus desechos.

Otras quejas están vinculadas a ruidos causados por trabajos a deshora o en lugares donde viven personas jóvenes, por la música a volúmenes inadecuados. También raíces de un árbol que levantan la vereda o enredaderas que traspasan la propiedad aledaña.

En todos los casos se busca a través de la mediación bajar los decibeles del encono y que haya una instancia de diálogo. Se estipula un plazo, que por lo general es una semana hábil.

Primero se llama al vecino que denuncia el conflicto; luego al vecino cuestionado y se habla de llegar a un acuerdo, en lugar de mencionar el término “castigo”.

“A veces se trata de conflictos viejos, como si fueran capas sobre capas y nosotros los reunimos para buscarle la vuelta y que se resuelvan los problemas anteriores, les remarcamos que van a seguir siendo vecinos”, agrega Márquez.

Muchos problemas se abordaron en la sede central de la Dirección de Mediación Comunitaria y Vecinal - calle 47 N° 889 entre 12 y 13 -, aunque también hay otras 12 oficinas similares en delegaciones comunales y algunos clubes.

MEDIACION EN EL COLEGIO

La mediación es una instancia para resolver conflictos que en el Colegio de Abogados de La Plata se aplica desde 1999. Si bien el servicio se suspendió durante un tiempo, en 2003 se retomaron las actividades - ver aparte -.

“El Centro es anterior a la Ley de Mediación de la Provincia, se atienden distintas problemáticas menos mediación penal o en los casos en los que interviene el Estado”, explica la abogada Rosario Sánchez, responsable de ese Centro.

Se creó el centro, distintos tipos de casos, menos mediación penal, tampoco donde el estado interviene. Los casos más usuales por los que se recurre a ese Centro de Mediación son los relacionados a la familia. Se plantea problemas por alimentos, régimen de tenencia o de visita. También se analizan problemas laborales como diferencias en indemnizaciones por despido o diferencias salariales. Tampoco son menores las cuestiones conflictivas entre vecinos.

En todos los casos, el órgano judicial competente interviene con posterioridad.

Otras causas de mediación son las cuestiones civiles por ejemplo cuando se produce un accidente de tránsito o se está ante un supuesto caso de mala praxis.

En estos temas la mediación es obligatoria antes de pasar a una instancia judicial.

“Para las mediaciones nos regimos por un reglamento, la última modificación la hicimos en 2012 cuando la Provincia dictó la Ley de Mediación”, agrega la abogada.

En relación a la cantidad de casos que se atienden se informó que se realizan entre 10 y 15 mediaciones mensuales.


Notas relacionadas

El hombre de al lado, la pared que desata la guerra

Promover el diálogo, para evitar el juicio


Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla