Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
LO ADVIERTE UN INFORME DE LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO QUE YA ESTÁ EN MANOS DE LAS AUTORIDADES EDUCATIVAS

Aumenta la demanda en los comedores escolares y deben achicar las raciones

En 2017 la cantidad de chicos que asisten al servicio creció en el 84% de las escuelas censadas. El mayor déficit se da en el Conurbano, La Plata y General Pueyrredón. Casi el 18% de la demanda no está satisfecha

Por CARLOS ALTAVISTA
caltavista@eldia.com

Durante este año, la demanda sobre los comedores escolares registró un aumento en el 84,15% de las escuelas bonaerenses. Y los alimentos no alcanzan para todos.

Lo asegura la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, organismo que realizó un amplio relevamiento sobre el denominado Servicio Alimentario Escolar (SAE) en 101 establecimientos educativos, 58 del Conurbano y 43 del interior.

El resultado del estudio fue entregado días atrás al titular de la cartera educativa provincial, Gabriel Sánchez Zinny, por el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino, y por el responsable del área de Educación de la Defensoría, Alejandro Garay. Acordaron llevar adelante un “esquema de trabajo” conjunto que apunte al “seguimiento de políticas públicas destinadas a la comunidad educativa”.

El relevamiento sobre el SAE “evaluó la calidad de la alimentación, infraestructura, cupos y equipamiento de comedores escolares en 39 distritos”, explicaron los responsables del trabajo.

PARA TODOS, PERO NO TANTO

El relevamiento se realizó, como se dijo, en 101 establecimientos, el 82% urbanos y el resto rurales.

Los 58 del Gran Buenos Aires funcionan, entre otros, en los distritos de Ituzaingó, Malvinas Argentinas, Tigre, La Matanza, Avellaneda, Quilmes, San Miguel, Esteban Echeverría, Lomas de Zamora, José C. Paz, Merlo y Moreno.

En tanto, los 43 del interior están en La Plata, Brandsen, Mercedes, Mar del Plata, Bahía Blanca, Pergamino, Escobar y Pilar, por poner algunos ejemplos.

En primer lugar, el equipo del área educativa de la Defensoría del Pueblo relevó el servicio de desayuno-merienda completo (DMC), una de las dos alternativas que ofrece el servicio alimentario. La otra es el comedor.

Vale subrayar que el desayuno-merienda es una prestación universal, es decir que se brinda a la totalidad de los alumnos que van a la escuela sin establecer condiciones (sociales) para su acceso.

Así y todo, el estudio comprobó que “los cupos estatales destinados a DMC no alcanzan a cubrir el universo de la matrícula de las escuelas relevadas”.

La matrícula total de las escuelas que abarca el trabajo asciende a 31.615 alumnos, sumando Conurbano e interior, y durante 2017 se otorgaron 23.776 cupos oficiales, o sea, se cubrió el 75,21% de la demanda y quedó sin cobertura el 24,79%: una cuarta parte de la población escolar.

En el Conurbano, los distritos que concentran la mayor demanda de cupos oficiales en relación a la matrícula están encabezados por Merlo, Avellaneda y Moreno, seguidos por José C. Paz, Tigre, La Matanza y Esteban Echeverría.

En el interior, la mayor demanda de cupos la concentra La Plata (ver gráfico).

Desde la Defensoría dicen que “si bien la cobertura de la modalidad (desayuno-merienda completo) es amplia, es preciso señalar la relevancia del número de cupos faltantes, ya que indica la cantidad de niños escolarizados que están fuera de esta cobertura”.

“Esto trae como consecuencia un esfuerzo por parte de los equipos directivos, auxiliares de cocina y cooperadoras para distribuir equitativamente los recursos, y lograr que cada día todos los alumnos reciban efectivamente ese complemento alimentario. Desde el punto de vista del compromiso del Estado en materia de políticas públicas, la creación de la modalidad de DMC como prestación básica universal se estableció en 2004 y aún hoy el objetivo no se ha logrado”.

COMEDOR, NECESIDAD INSATISFECHA

Sin dudas, la cobertura del 75% de un servicio alimentario universal como el desayuno o merienda es un hecho grave. Implica que el personal docente y no docente debe achicar cantidades para que la totalidad de los niños y niñas reciban su parte. Pero la cobertura incompleta es más grave aún si alcanza al servicio de comedor, en el cual se inscribe a los alumnos con carencias sociales.

Tal como se indicó al inicio, durante 2017 la demanda sobre los comedores escolares subió en el 84,15% de las escuelas respecto del 2016. Ese aumento fue superior en el Gran Buenos Aires (47% de los colegios de la muestra), aunque la suba en el interior también fue importante (entre 37 y 38%), como se puede observar en el gráfico de la página 19.

“El aumento de la demanda tiene relación con la suba del costo de vida para las familias”

A la hora de evaluar el servicio de comedor, la Defensoría realizó “una lectura de los datos obtenidos sobre el cupo anual autorizado (almuerzos que les habilita el Estado a las escuelas) y el cupo real que debe enfrentar cada institución para cubrir las necesidades alimentarias de sus alumnos (cantidad de chicos y chicas que asisten efectivamente).

Dice el informe que “del total de escuelas entrevistadas, 7 declararon no percibir este servicio: 5 de la región Gran Buenos Aires (2 del distrito de Avellaneda, 1 de Lanús y 2 de Moreno) y 2 de la región interior de la Provincia (1 de Mercedes y 1 de Pilar)”.

El “cupo oficial” en la totalidad de escuelas censadas asciende a 15.781 almuerzos. Sin embargo, a los comedores concurren 18.698 chicos y chicas.

Esa diferencia implica que el 17,85% de la demanda no está satisfecha. Se cubre al 82,15% de los asistentes a los comedores escolares.

DE REPETIR, NI HABLAR

El estudio enfatiza: “Los cupos oficiales no se ajustan a la realidad, a los alumnos que almuerzan en las instituciones. Y este resultado compromete el esfuerzo de quienes están a cargo de distribuir las raciones, de tal modo que puedan satisfacer las necesidades de los niños, niñas y adolescentes que no están incluidos dentro del listado inicial, realizado a comienzos del año lectivo”.

Luego detalla que “la mayor concentración de cupos faltantes para la modalidad comedor se concentra en distritos de la región Gran Buenos Aires, situación que es compartida por escuelas de distritos del interior, como General Pueyrredón y La Plata”.

“Se trata de instituciones que cuentan con gran cantidad de matrícula, en general tienen -según la expresión de una entrevistada- “cooperadoras muy pobres”, y deben hacer frente a la mayor demanda producto de las condiciones socioeconómicas y del cierre de comedores barriales”, añade el informe.

Y realza que “en ocasiones, tal como describe (el personal escolar) los chicos no se conforman con un plato, quieren repetir, y a veces no tenemos”.

AYUDA EXTRA ESCOLAR

“Al compararse el alcance del servicio de comedor con el de desayuno-merienda se comprueba que sigue siendo mayor en distritos pertenecientes al Conurbano bonaerense”, explica la Defensoría.

Y aclara: “Si bien podría interpretarse que se trata de uno de los puntos más vulnerables de la Provincia y que es por ello que se le destina un mayor esfuerzo presupuestario, al ser consultados por la necesidad o no de colaboración extra para ampliar la cobertura de la demanda, los entrevistados coinciden en considerar de suma importancia la ayuda de ONGs y empresas con las cuales se vinculan, así como los aportes extra de los gobiernos municipales, cooperadoras escolares y sindicatos”.

¿Dónde se registra la mayor concentración de cupos faltantes en el caso de la modalidad comedor del Servicio Alimentario Escolar?

En el Gran Buenos Aires, a la cabeza está Esteban Echeverría, seguido por Florencio Varela, Merlo, José C. Paz, Quilmes, Ituzaingó, Hurlingham, Tigre, San Isidro y La Matanza, en los primeros lugares.

En el interior, encabeza la lista de cupos faltantes General Pueyrredón (distrito que contiene a Mar del Plata), Pergamino y La Plata en el “podio”.

A MARZO

Según la información consignada en las planillas del relevamiento, la inmensa mayoría de las instituciones que conforman ambos agrupamientos (Conurbano e interior) valoran como “inadecuada” la cobertura de los cupos oficiales aprobados para el año en curso. Un 74,76% de escuelas no consideran satisfecha la cobertura institucional. El mayor descontento se localiza en el Gran Buenos Aires.

Por último se realza que “algunas escuelas aportaron datos que permitieron comprender el aumento de la demanda en relación con el cierre de comedores barriales y con el impacto del aumento del costo de vida sobre las familias de los alumnos”.

 

Datos

84,15
Por ciento
de las escuelas bonaerenses registraron un aumento de la demanda sobre sus comedores escolares en 2017. Ese incremento fue superior en el Gran Buenos Aires (47% de colegios), aunque la suba en el interior también fue importante (entre 37 y 38%).

18.698
Chicos y chicas
concurren a los comedores escolares de los 101 establecimientos censados por la Defensoría del Pueblo. Sin embargo, el cupo oficial de almuerzos asciende a 15.781. Es decir que el 17,8% de la demanda no está satisfecha.

 

 

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...