Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
NOVEDADES

Un hogar súper pop

Es la propuesta del gigante sueco Ikea. En marzo lanzará una edición limitada firmada por la vestuarista de Lady Gaga y Madonna, que tiene objetos en 3D

Siempre sorprende y, esta vez, no es la excepción. El gigante sueco Ikea, líder en diseño, precio y calidad, sorprendió a propios y ajenos con “Omeldebar”, una colección limitada que lanzará el mes próximo y que estará firmada por la estilista y diseñadora de vestuario Bea Åkerlund.

“Queríamos explorar cómo dos décadas de trabajo detrás del escenario, el estilo de iconos de Hollywood como Madonna, Beyoncé y Lady Gaga podría inspirar y evolucionar en una colección de productos para el hogar; la colección ofrece una visión del mundo de Bea, un lugar muy emocionante para ser”, dijo Karin Gustavsson, líder creativo de Ikea Suecia.

La estilista sueca ha vestido a personajes reconocidos como Lady Gaga, Beyoncé, Britney Spears, Madonna y Fergie. Åkerlund, afincada en Los Ángeles, es además de estilista, diseñadora de vestuario dentro de la industria del cine, la moda y la música.

UN SUEÑO HECHO REALIDAD

“Para mí, tener la oportunidad de crear una colección junto a Ikea y ser capaz de compartir mi visión con el mundo, es un sueño hecho realidad”, dijo la estilista, quien aseguró que “se trata de una colección para no tomarse la vida tan seriamente”.

“Quiero que la gente se tome la vida de una forma más divertida. Puedes comprar un almohadón de labios o puedes comprar 20 y crear un océano de labios”, agregó la fashionista, encantada con su cesta en forma de sombrero en el que se pueden guardar desde “manzanas” hasta “una colección de botones” o “tus accesorios de baño”.

EN 3D

La colección, además, incluye una serie de manos estilizadas, fabricadas en Nylon 12, para colgar en paredes o como perchas decorativas de pequeños objetos de joyería, que fueron impresas en 3D.

La técnica de impresión 3D utilizada no es totalmente nueva, sino más bien una torsión en el método clásico Selective Laser Sintering (SLS). Encabezado por la empresa finlandesa Materflow, donde se imprimió la mano de Ikea, consiste en un proceso SLS que gira alrededor de una impresora calentada a 177ºC, donde un bloque de polvo con objetos impresos en el interior se asienta durante unas 40 horas. Después, el bloque se coloca en una caja de madera sellada, donde permanece durante un total de 24 horas cuando la temperatura baja a 60ºC. A partir de ahí los artículos impresos se desmontan y limpian, secan, prueban su calidad y se envían.

Ikea posee desde hace tiempo un vínculo con el sector de la moda. La compañía ha protagonizado con anterioridad colaboraciones con varios diseñadores de moda, como el diseñador británico Kit Neale y el estadounidense Chris Stamp. La colaboración más reciente de la empresa sueca estuvo protagonizada por el comercio parisino Colette.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...