Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,27
Dólar Ahorro/Turista $137.40
Dólar Blue $180,00
Euro $95,52
Merval 0,00%
Riesgo País 1433
Blog Misterios de La Plata |Un misterioso personaje en Berisso
El mariscal de Berisso

Uno de los más famosos mitos berissenses, dice que durante 1930 fue visto allí el mariscal Tito, quien luego sería conocido como el líder de Yugoslavia.

El mariscal de Berisso
31 de Mayo de 2018 | 18:17

Por Nicolás Colombo, para Misterios de la ciudad de La Plata

A principios de la década de 1930, cuando Berisso tenía gran actividad obrera en sus frigoríficos, hizo aparición un misterioso personaje. Era conocido como "el ruso" Walter, y se ocupaba de reparar las maquinarias del Frigorífico Swift, trabajando en turnos de 12 horas diarias. Nadie sabía sobre su procedencia o verdadera identidad, razón por la cual surgió en torno a su figura el mito de que se trataba del Mariscal Tito de Yugoslavia, quien habría escapado de la persecución comunista para terminar viviendo en Argentina.

El Mariscal Tito (cuyo verdadero nombre era “Josip Broz”) nació en el Imperio Austrohúngaro en 1892. Combatió en la Primera Guerra Mundial, fue capturado y llevado a Rusia. Luego de lograr escapar, participó de la Guerra Civil Rusa, volviendo a Yugoslavia, en donde se involucra con el Partido Comunista, razón por la cual fue apresado por la policía en abril de 1928, ya que el Partido Comunista estaba prohibido. Luego de un juicio en que se lo sentenció a cinco años de prisión, fue llevado a la cárcel de Lepoglava. Gracias a sus habilidades se le permitió salir bajo custodia a reparar sistemas eléctricos en las casas del pueblo; así fue como mientras trabajaba en un bar logró junto a varios amigos emborrachar al guardia de turno y escapar hacia la frontera. Se dice que con pasaportes falsos pudo abordar el barco Princesa María, que zarpó de la ciudad de Génova con destino al puerto de Buenos Aires. Tras un mes de viaje desembarcó en Argentina y luego llegó a Berisso el 20 de octubre de 1930.

Ya en Berisso, se habría instalado en la pensión “El Turco” de la calle Nueva York. Frecuentaba el restaurante “El Águila”, y se juntaba en el bar Rawson a charlar con Vania Kalinoff, un ciudadano ruso que había participado en los inicios de la revolución comunista.

Pese a estar rodeado de fanáticos de Gimnasia y Esgrima, se hizo simpatizante de Estudiantes ya que el escudo y la camiseta pincharata eran similares a las de su querido Crvena Zvezda de Belgrado. Algunos de sus compatriotas que aún viven en Berisso, relatan que durante la gira mundial de Estudiantes en 1968, el Mariscal Tito recibió personalmente a todo al equipo en la capital yugoslava.

Su infiltración en la comunidad obrera del frigorífico habría sido para expandir entre los trabajadores la ideología marxista. Fue considerado como un “elemento peligroso” por tratar de organizar a los obreros para exigir un salario justo y mejores condiciones laborales, fue despedido. Más tarde sería encarcelado tras aplicarse la Ley de Residencia, la cual indica que se podía expulsar del país a “todo extranjero cuya conducta comprometiera la seguridad nacional o perturbara el orden público”. Finalmente se lo deportó de regreso a Yugoslavia en 1931, donde se convertiría en el conductor del Partido Comunista.

Finalmente, pese a que se realizaron varias investigaciones históricas para corroborar la veracidad del mito acerca del Mariscal Tito, no se llegó a ninguna información certera. No se encontró a nadie con ese apellido entre las fichas del frigorífico Swift ni en la Dirección Nacional de Migraciones, aunque se cree que pudo haber usado una identidad falsa. De esta manera, la leyenda del mariscal de Berisso seguirá pasando de boca en boca, entre los pobladores de la ciudad.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE



  La ciudad de La Plata es conocida por los tilos, diagonales, plazas cada seis cuadras y su perfecto trazado planificado con lujo de detalles a fines del siglo XIX, siendo fundada como la 'ciudad perfecta' por el gobernador Dardo Rocha un 19 de noviembre de 1882. Esa es la historia que todos conocemos y también la que yo conocí cuando a mis 13 años comencé a interesarme por la historia local luego de recibir varias clases sobre esta temática en la escuela.

Sin embargo, cuando años más tarde me propuse investigar en profundidad sobre estos temas, descubrí que había toda una historia que también era parte de la identidad platense pero que por alguna razón no se contaba o apenas se mencionaba.

Supuestas maldiciones, simbología de sociedades secretas, túneles ocultos y fantasmas fueron algunos de los primeros temas que captaron mi atención. En vez de replicar estas historias, decidí tomarlas con escepticismo comenzando una investigación para desmitificarlas dentro de lo posible, lo cual me llevó a encontrar muchísimos datos e historias interesantes de La Plata.

Lo que en un principio fueron 10 historias de mitos, se transformaron en más de 100 publicaciones sobre los 'Misterios de la ciudad de La Plata', que con los años dieron lugar al libro homónimo en el cual relato casi 200 historias curiosas y poco conocidas sobre nuestra ciudad.

En este espacio de los blogs de El Día voy a ir difundiendo algunas de estas historias, junto a notas, libros, charlas, visitas guiadas, y todo aquello que pueda interesar a quienes deseen conocer la historia que no se cuenta de La Plata.

Contacto:
misteriosdelaplata@hotmail.com
www.facebook.com/MisteriosDeLaPlata
www.misteriosdelaplata.blogspot.com

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla