Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Un documental utópico sobre Fernando Birri

Un documental utópico sobre Fernando Birri

Birri en pleno proceso creativo / Zylberberg Prensa

Por: NICOLÁS ISASIisasinick@gmail.com

15 de Agosto de 2018 | 01:29
Edición impresa

“Ata tu arado a una estrella” es el nuevo documental de Carmen Guarini que muestra parte de la obra de Fernando Birri como creador de la mítica escuela cubana y sus últimos años de vida en Italia. Realizado con material de archivo, entrevistas y grabaciones actuales, el documental supone una especie de homenaje póstumo que para quienes lo conocen será algo incompleto y superficial, pero para quienes no saben de la vida y obra de Fernando, puede servir como disparador para entender parte de su obra y su forma de pensar.

Nacido en Santa Fe en el año 1925, Birri fue fundador de la Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños en Cuba y dirigió obras emblemáticas del documental político como “Tire dié” (1958-60), “Los inundados” (1961) o “Un señor muy viejo con unas alas enormes” (1988).

Presentado junto a un libro que reúne los diálogos entre Guarini y Birri, el documental se pregunta durante todo el metraje ¿qué es la utopía? y Birri, como supo hacerlo en sus propios documentales, extiende la pregunta a diferentes personas como Ernesto Sábato, Osvaldo Bayer o Eduardo Galeano.

Otros pasajes muestran los inicios de su carrera cuando en 1950 envía una carta a Roma para poder estudiar, y a medida que una empleada de dicha institución lee parte de esa carta de admisión, observamos latas con los negativos de “Roma cittá aperta” o “Sacco e Vanzetti”. También podemos escuchar y entender al Birri poeta, con citas como: “Abuelo Méliès, Abuelo Edison, reciban, este nuevo cine latinoamericano, Uno en la diversidad, diverso en la unidad, Uno y el universo, Hasta ahora hubo, cines de autor, cines de escuelas o movimientos, cines de países, hoy hay un cine de un entero, continente”.

Sin embargo, uno de los momentos más importantes tiene que ver con la inauguración de la Escuela Internacional de Cine y TV cubana, fundada junto al escritor colombiano Gabriel García Márquez. Concebida como una escuela de formación artística, la EICTV puso en práctica una filosofía particular: la de enseñar no a través de maestros profesionales, sino de cineastas activos, capaces de transmitir conocimientos avalados por la práctica en constante actualización. Desde su fundación, miles de profesionales y estudiantes provenientes de más de 50 países han convertido la escuela en un espacio para la diversidad cultural.

Durante los planos que nos muestran el estado actual de la escuela, nos enteramos del cementerio de los sueños con los guiones que no se han filmado, una claqueta que auguraba el inicio de clases y muchos juguetes que Birri atesoraba como parte de su lugar. Las opiniones de los entrevistados son varias, algunos cuentan con ironía “me decía que llenáramos la pradera de huevos, y que esos huevos eran la utopía, y los sueños, y luego se convertirían… y es así de delirante la utopía que ha pensado Fernando”; mientras que otros cuentan con pesar “me duele que no pueda estar en el 30 aniversario. A veces la gente no quiere decirle todo crudamente, pero él me dice: tú me cuentas todo y a mí me duele no decirle la verdad porque él ha luchado mucho por todo esto”. Es que según informó la BBC en diciembre de 2011, si bien la escuela es un referente en el séptimo arte, con cientos de graduados y directores como George Lucas o Steven Spielberg que han dictado cursos, “la institución busca fuentes de financiamiento con matrículas, mientras reclama una renovación de sus instalaciones, sobre todo en los albergues estudiantiles, el mantenimiento de los edificios y en la renovación del equipamiento”.

El final presenta una plácida y tranquila escena de él en su casa de Roma, donde pasó el resto de su vida hasta diciembre del año pasado. Cuando Carmen pregunta por él, vemos llegar a un Birri en bata y con bastón, a paso lento y dispuesto a dialogar. Como forma de acercarlo a los nuevos tiempos, le prestan una cámara personal de alta definición y Birri, comienza a filmarse a sí mismo mostrando su barba en primer plano. Consultado por las nuevas tecnologías reflexiona con anhelo: “Ojalá las hubiera tenido yo medio siglo atrás”, y completa “yo soy una fantasmagonía… yo no existo hace 5 años, me alegra que ustedes crean que estoy acá”. Las conclusiones quedarán en el espectador, creo que el eje de aquello que el documental quiere transmitir, fue expresado el año pasado a modo de homenaje por el Festival de La Habana con la siguiente frase: “Se ha ido Birri, se fue de paseo a encontrarse con la Utopía. En la Tierra dejó el ojo y la oreja, las ganas de soñar y vivir”.

 

Seguridad, agua, electricidad. Los vecinos saben que somos la tribuna para que el reclamo sea atendido. Invertí para que la tribuna siga siendo independiente
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla