Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Delia antonia nicolini

Cumplió 100 años la primera platense que fue mamá de trillizas

Cumplió 100 años la primera platense que fue mamá de trillizas

delia con su familia en el festejo de sus 100 años/ whatsapp

Una vecina más que tiene el privilegio de cumplir 100 años. Delia Antonia Nicolini celebró ayer, con un almuerzo junto a los suyos, el siglo de vida.

Delia nació en Atalaya, partido de Magdalena, el 23 de septiembre de 1918. Hija de Ramón Nicolini y Angela Irazu, un matrimonio de chacareros, fue la quinta de ocho hermanos.

Su juventud no fue fácil y en la vida adulta, si bien conoció el amor, se realizó en la maternidad y disfrutó de la vida hogareña, tuvo que pasar también por etapas muy dolorosas, como por la pérdida de dos hijos. Sin embargo, nunca dejó de mirar hacia adelante.

Haber nacido en el seno de una familia tan numerosa fue una circunstancia que la obligó a trabajar desde muy joven. A los 16 años dejó su ciudad y se instaló en La Plata, donde se empleó en una casa de familia. A los pocos años se casó con Santiago Zuliani, un inmigrante italiano, contratista de obras, muy trabajador, que le posibilitó ya un mejor pasar.

Esta abuela de 13 nietos y bisabuela de 23, tuvo cinco hijos. Fue, además, una madre particular. En ese sentido siempre cuenta, no sin orgullo, que fue la primera mujer, de la que La Plata tiene registros, que dio a luz a trillizas. Primero nació Marta, luego Silvio (fallecido a los 52 años, lo que le causó a Delia un tremendo dolor), y con los años llegaron Mabel, Silvia y Liliana (esta última murió siendo muy pequeña, “de algo al corazón que hoy sería una pavada pero entonces fue muy grave”, lamenta la vecina centenaria).

Ferviente católica, devota de San Cayetano porque además es la parroquia que está en el barrio La Loma (donde Delia vivió durante todo su matrimonio), en la actualidad, que tiene algunos problemas de movilidad, casi todos los domingos recibe, en la residencia de adultos mayores donde vive, a una religiosa con la que conversa sobre cuestiones de fe.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla