Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Sobre Manu Ginóbili

“Estos tipos no se retiran, dejan de jugar”

Manuel Álvarez, preparador físico de la Selección Argentina desde 2006, habló sobre el adiós del bahiense y contó algunas de las virtudes que lo llevaron a dejar un legado imborrable.

“Estos tipos no se retiran, dejan de jugar”

Foto: Nuestro Básquet

La decisión de Manu Ginóbili de ponerle punto final a su carrera profesional como basquetbolista todavía resuena, la nostalgia perdura y va a costar dejarlo ir. Manuel Álvarez es preparador físico de la Selección Argentina desde 2006 y compartió muchos partidos, entrenamientos y concentraciones con el bahiense. “Estos tipos no se retiran, dejan de jugar”, manifestó acerca de quien él considera “el mejor deportista argentino de la historia”.

“Ginóbili te ayuda a ser mejor profesional y el legado no es teórico o porque se colgó una medalla dorada. Es porque es el primero que llega y el último en irse, porque está atento, porque hace todo para que las cosas estén bien”, continuó. Conocido es el talento del alero de 41 años, sus dotes técnicos, personalidad para disputar los encuentros e inteligencia para leer cada momento del juego, pero su grandeza trascendió a lo que acontece dentro de la cancha.

Y quien mejor da cuenta de ello es Álvarez: “Tanto Ginóbili como otros muchachos, te hacen las cosas fáciles. Saben el lugar que ocupan, hacen lo que le decís a la perfección y te acompañan como mecanismo de control para aquellos que vienen un poco más rezagados o tienen alguna dificultad”. Transmitir el ejemplo desde los pequeños detalles de una práctica, con hechos, es el mensaje que Manu y toda una camada de jugadores sembró en la Selección.

Con respecto a la decisión del retiro, el preparador físico de Argentina contó que no lo sorprendió aunque tampoco le hubiese llamado la atención que optara por continuar en la actividad. “Entiendo que es un tipo muy cerebral y se ha tomado su tiempo para decidirlo. No le tiene que dar explicaciones a nadie y no se le puede pedir más nada”, completó.

A modo de cierre, Manuel Álvarez definió en tres palabras lo que fue la Generación Dorada: “No tuvo excusas”. Esa frase fue la bandera que levantó uno de los mejores equipos argentinos de todos los tiempos, ya sea en la victoria o la derrota, desde el primer entrenamiento hasta el último.

Ventana de Eliminatorias

Argentina viaja el lunes a la madrugada rumbo al DF para enfrentarse ante México en el inicio de la segunda fase de las Eliminatorias rumbo al Mundial de China 2019. El juego será el 14 de septiembre (luego, el 17, recibirá a Puerto Rico en Formosa) y el combinado nacional arrastra un récord de cinco victorias y apenas una derrota.

Manuel Álvarez se manifestó en torno al nuevo formato de clasificación y planteó una doble mirada. “Las preparaciones son muy cortas y si lo vemos desde ese lugar a nosotros nos juega un poco en contra. Pero pensando en el producto básquet, el hecho de que la Selección Argentina pueda divulgar el deporte en diferentes provincias es algo positivo”.

Con respecto a su trabajo como preparador físico, contó que se ve un tanto “relegado” debido al poco tiempo de trabajo y que las tareas se focalizan más en “aspectos técnico-tácticos”. Desde su área, “hay que acompañar el proceso que cada jugador viene haciendo en su club”.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...