Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

"Cuando la alcé se me metió un dedo en uno de los orificios que tenía en la espalda"

Desgarrador relato de Flavia, la madre de la niña de 7 años que fue herida a puñaladas por un vecino que entró a robar a su casa de Florencio Varela

Flavia, la madre de la niña de 7 años que fue herida a puñaladas por un vecino que entró a robar a su casa del partido bonaerense de Florencio Varela, dijo que su hija está estable y aseguró que el detenido es "una mugre" y que "sabía lo que estaba haciendo" cuando ingresó a su domicilio y la apuñaló 11 veces. La mujer formuló esas declaraciones esta mañana en diálogo con el canal de noticias C5N y relató que el ataque se produjo cuando estaban todos durmiendo y ella y su marido oyeron "un grito espantoso".

"Corrimos a su habitación y la encontramos así, ensangrentada, y cuando la alcé se me metió un dedo en uno de los orificios que tenía en la espalda", continuó. En ese momento la menor "se empezó a desvanecer" y la llevaron a un centro de salud ubicado frente al domicilio, donde llegó inconsciente y los médicos debieron practicarle maniobras de reanimación cardiopulmonar "porque sufrió un paro cardíaco".

"Después la trasladaron al hospital de Varela, donde le hicieron una cirugía para drenar medio litro de sangre que tenía acumulado en la pleura, porque uno de los puntazos le tocó el pulmón y eso es lo que más la está complicando", agregó, aunque señaló que ahora la nena "está estable" y a las 11 se dará a conocer un nuevo parte médico.

En tanto, sobre el agresor, identificado como Iván Cáceres (21), Flavia explicó que "es un vecino que vive a dos cuadras" de su casa, que lo conoce hace "mucho tiempo" y que "sabía lo que estaba haciendo" porque "se sacó el calzado que tenía puesto para no hacer ruido" cuando ingresó a la vivienda. "Lo que no logro entender es por qué la apuñaló once veces, por qué tanta maldad, lo único que se llevó es la tablet que le regalamos a mi hija para Reyes", se lamentó la madre de la víctima. Además, dijo que los familiares de Cáceres "son buenas personas pero él era la mugre, una manzana podrida". 

Por otra parte, Mauro, el hermano de la niña, dijo a Crónica TV que siente "dolor por su hermana, porque ella no tiene la culpa de nada", y que el ahora detenido "tiene cagada la cabeza". "No podés entrar a una casa a darle once puñaladas a una nena de siete años, no entiendo cómo pudo haber hecho eso", agregó.

El joven comentó que Cáceres "se droga mucho, con todo, lo publica en las redes sociales y se considera un 'loco por las drogas'" y que "la mayor parte del barrio no lo quiere". "La mamá y su hermano son buenas personas a pesar de todo lo que pasó, pero su tía lo cubría, ella decía que lo dejen porque él no fue, pero su madre dijo que no se iba a hacer cargo y lo entregó junto al cuchillo con el que apuñaló a mi hermana y las cosas que robó", finalizó.

    Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
    Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

    Debe iniciar sesión para continuar

    cargando...