Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Un Lobo falto de recursos y con poca rebeldía volvió a perder y su presente es cada vez más preocupante

Gimnasia perdió por 1 a 0 contra el Tatengue con gol del ex albiazul Ezequiel Bonifacio a los 34 del complemento. El equipo carece de ideas y por momentos demuestra falta de reacción para enderezar la historia. Silbidos del público para otro final con derrota

20 de Octubre de 2019 | 14:07

Gimnasia no pudo capitalizar la levantada que había ensayado en Mendoza consiguiendo un buen triunfo ante Godoy Cruz. El equipo recibió a Unión en el Bosque y volvió a perder en su casa ( 1 a 0) , donde no pudo cosechar puntos en lo que va de la Superliga. El ex Ezequiel Bonifacio, que hizo a su gusto por la banda derecha, fue el autor del único gol de la tarde.

Una vez más se vio en cancha a un Gimnasia impreciso, flojo desde lo físico y pagando caro cada vez que se equivoca. Cuando el equipo tuvo la lucidez para poder atacar con criterio, falló en los últimos metros errando el pase final, chocó contra el arquero Sebastián Moyano o remató mal. Capítulo aparte para el defensor visitante Gómez Andrade, quien en reiteradas veces hizo rebotar a los delanteros albiazules.

Al Lobo le faltaron recursos para poder quedarse con algo, frente a un rival que lo lastimó con muy poco y se llevó tres puntos desde La Plata. El presente lo sigue castigando al equipo del Diez, que no logra levantar cabeza, carece de rebeldía en momentos cruciales y sumar se le sigue haciendo cuesta arriba. Así el descenso será prácticamente inevitable. Silbidos de los hinchas para un final que tuvo otra derrota.

UN INICIO QUE ENTUSIASMÓ, PERO NADA MÁS

Para comenzar, recuperado de una lesión muscular, Lucas Licht volvió a ocupar un lugar en el lateral izquierdo, por lo que Germán Guiffrey pasó a la zaga central y Marco Torsiglieri se quedó afuera de todo. Al Bochi le costó y bastante,  ya que fue acosado permanentemente por las escaladas de Ezquiel Bonifacio, quien finalmente terminaría siendo clave.

El equipo saltó al campo con un esquema 4-1-3-2, con el paraguayo Ayala nuevamente como volante tapón y con una ofensiva compuesta por Horacio Tijanovich y Nicolás Contín. 

El Lobo generó dos opciones muy claras antes de los 10 minutos de juego pero después haría poco y nada. Primero Tijanovich remató fuerte de zurda desde el costado izquierdo pero el ex mens sana Moyano se impuso con una buena respuesta, y más tarde cabeceó Maxi Comba, que aparecía muy activo en el comienzo, tras centro de Licht pero el balón se fue contra un palo.

Ante imprecisiones por ambos bandos el partido entró en un bache pasado el cuarto de hora. Al Lobo comenzó a costarle hilvanar juego asociado y por momentos sus delanteros quedaban muy alejados de la línea de los volantes. El Caco García y José Paradela no lograban ser el nexo y los pelotazos largos desde el fondo tampoco tenían buen destino.

Pero en medio de esta desconexión, pisando la media hora, García pudo agarrar el balón y encarar desde la izquierda hacia el medio para que el Tripero vuelva a generar peligro. El zurdo habilitó a Maximiliano Comba y el cordobés abrió bien el pie para rematar de zurda y la pelota se fue cerca del poste derecho.

Las alarmas se encendieron en la defensa del Lobo cuando Nicolás Mazzola marcaba después de un rebote que dio Martín Arias ante un remate desde afuera, pero el ex delantero albiazul estaba en posición adelantada y el árbitro Andrés Merlos anuló la acción.  El mens sana fallaba mucho en el retroceso y por eso el Tatengue llegaba a posición de gol cuando salía rápido con sus volantes externos, sobre todo por el lado de Ezequiel Bonifacio. Y se salvó el equipo cuando Guiffrey le tapó un disparo al mismo mediocampista.

En el tramo final del primer acto el mediocampo se hizo de paso porque los equipos iban y venían sin tener peso en la zona y hacían sus recuperos en tres cuartos de cancha propios. Víctor Ayala no hacía pie y tenía que ir de banda a banda quedando muy solo en la marca, sin tener colaboración de los volantes. Cuando atacaba el Tatenque, se enfrentaba directamente a la línea de cuatro defensores.

En esta línea se consumió un primer tiempo parejo en el que Gimnasia se mostró muy impreciso y en el que contó con algunas ocasiones al comienzo, cuando sus mediocampistas lograron asociarse en ofensiva.

BONIFACIO SIGUIÓ APARECIENDO SOLO HASTA QUE LASTIMÓ

El inicio del complemento fue parecido al comienzo del primer tiempo. Con Gimnasia más protagonista e intentando volcarse contra el arco rival apuntando a la verticalidad que podían y debían darle Paradela y García. Pero no pudo concretar y para colmo de males lo pagó en su propia área.

Lo tuvo Horacio Tijanovich cuando el mismo García robó en el medio y lo asistió con un buen pase cortado, pero el “Uru” no pudo contra Sebastián Moyano. Cuando el Caco agarraba la pelota y encaraba en velocidad generaba expectativas, pero las terminaciones no eran finas y por eso el Lobo no podía terminar de generar ocasiones claras.

Con el correr del reloj, la intensidad y la insistencia del Lobo fueron disminuyendo y por eso Maradona movió al banco. Mandó a la cancha a Matías Gómez y sacó a Maximiliano Comba. El Monito tuvo una opción clara no bien ingresó pero remató muy débil y el arquero Tatengue no tuvo que hacer mucho esfuerzo para quedarse con la pelota.

El segundo cambio que hizo el Diez fue el ingreso del charrúa Alemán por José Paradela, de flojo primer tiempo pero de aceptable performance en los minutos que tuvo en cancha en el complemento. Maradona buscaba el camino del remate de media distancia para intentar romper el cero. Sin embargo, Alemán no entró prácticamente en juego y cuando lo hizo, demostró no estar bien físicamente. Esta vez, las modificaciones no ayudaron.

Dentro de este marco futbolístico pobre, el visitante se pondría en ventaja. En una jugada inmediata tras la salida de Guiffrey por lesión y el ingreso de Coronel, Ezequiel Bonifacio, que había amenazado durante todo el primer tiempo, apareció sólo dentro del área y puso el 1 a 0 a los 33 minutos. El volante se desprendió de la marca del ingresado Gómez y ganó la espalda de Licht para otorgarle un duro cachetazo al Lobo.

Después de esto, el equipo ya no tendría reacción para lo que quedaba y volvió a perder en su casa donde aún no ha logrado sumar puntos. La levantada en Gimnasia parece no llegar nunca y el envión anímico que lo dio Maradona no le alcanza. Así se le hará muy complicado poder salvarse del descenso más allá de que todavía queda mucha competencia por delante.

 

SÍNTESIS

Gimnasia: Alexis Martin Arias; Maximiliano Caire, Manuel Guanini, Germán Guiffrey y Lucas Licht; Maximiliano Comba, Víctor Ayala, José Paradela y Matías García; Leandro Contin y Horacio Tijanovich. DT: Diego Maradona.

Unión: Sebastián Moyano; Damián Martínez, Yeimar Gómez Andrade, Jonathan Bottinelli, Claudio Corvalán; Ezequiel Bonifacio, Nelson Acevedo, Jalil Elías, Gabriel Carabajal; Nicolás Mazzola y Walter Bou. DT: Leonardo Madelón.

Goles: ST 33' Bonifacio (G)

Cambios: ST Gómez por Comba (G); 25' Alemán por Paradela (G); Cavallaro por Mazzola (U); 33 Coronel por Guiffrey (lesionado); 28' Troyanski por Carabajal (U); 44 Méndez por Acevedo (U)

Amonestados: G. Andrade, Mazzola, Bonifacio (U); Guanini, Contín (G)

Estadio: Gimnasia

Árbitro: Andrés Merlos.

Horario: 13.15.

Televisa: Fox Sports Premium.

Radio: La Redonda

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla