Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Un éxito que tiene nombre y apellido
Un éxito que tiene nombre y apellido

Por: EDUARDO TUCCI
deportes@eldia.com

28 de Octubre de 2019 | 03:12
Edición impresa

Pocas veces una racha exitosa ha estado tan emparentada a un director técnico como la de River con Marcelo Gallardo. Es cierto que el conductor técnico de cualquier equipo ganador es uno de los ejes sobre los que se asientan los logros pero un jugador o varios suelen ser la imagen elegida para “patentar” el ciclo.

En el caso de River el Muñeco es la marca registrada de un momento inigualable. A la impresionante racha que arrancó con su llegada al club de Núñez en 2014 están enganchados los notables triunfos sobre el tradicional rival y las múltiples definiciones exitosas en el campo internacional.

Los millonarios han ganado en este tiempo las cinco series mano a mano disputadas con Boca con el valor agregado de aquella finalísima de Madrid, para muchos el tercer partido más importante de la historia del fútbol argentino, después de las finales que la Selección ganó en los Mundiales de 1978 y 1986. Gallardo ha puesto a su equipo arriba en los Superclásicos por copas y, más que eso, lidera el proceso más ganador en la vida del actual campeón de América.

¿Más? Sí hay más. Hasta el desembarco del DT, los de Núñez habían jugado tres series eliminatorias en el marco de competencias de la Conmebol y a todas las había ganado Boca: por la Supercopa 1994 y por las Libertadores 2000 y 2004. Y en todo este tiempo que lleva al frente de los planteles de la banda, Gallardo dio vuelta ese historial con los festejos que tuvo su equipo en la Sudamericana 2014 y en las Libertadores 2015, 2018 y 2019.

En este River que gana y festeja hasta cuando pierde (la revancha con Boca fue 0-1) se destacan a cada momento conceptos que seguramente forman parte del espíritu que ha inculcado en entrenador a sus dirigidos. Reina una mentalidad ganadora que se advierte desde el titular más indiscutido hasta el último suplente. Competitivo, hasta los máximos niveles, reinan en este River la personalidad y determinación necesarias para hacer factible cualquier empresa.

Los jugadores le creen a su entrenador y juegan con la misma intensidad con la que entrenan. Hace poco, uno de los integrantes del cuerpo técnico riverplatense le puso palabras al entendimiento que existe entre conductor y conducidos: “Lo mejor de Marcelo es que convence a los jugadores de que lo que él les pide es lo ideal o en todo caso lo más conveniente para el equipo. Los resultados se dan y eso después hace que los futbolistas crean cada vez más en él”. En la misma entrevista el colaborador del entrenador reconoció que “A veces las cosas no salen como las planeamos. Por ejemplo, en la revancha que jugamos ahora en la Bombonera. No anduvimos bien y perdimos, pero creo que merecíamos la clasificación porque en el balance fuimos superiores”.

Gallardo ha instalado un notable liderazgo que ha cruzado la frontera llamando la atención de los clubes más poderosos y hasta promovió los elogios de figuras consagradas como Pep Guardiola. Hablar del “River de Gallardo” significa a esta altura referirse a uno de los fenómenos que ya se ha ganado un lugar de privilegio en la historia grande de nuestro deporte más popular. Los números, las actuaciones y los logros son pruebas más que elocuentes de un ciclo con muy pocos antecedentes que será seguramente recordado nombre y apellido.

 

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla