Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Un compacto poco “glotón” y eficiente

Cuenta con modo Eco para que el motor trabaje de una forma más pausada y controlar así el gasto de combustible

Un compacto poco “glotón” y eficiente

El Kadjar es un modelo que se fabrica en España. Aseguran que es “gasolero” en consumo de combustible/EFE

4 de Octubre de 2019 | 04:02
Edición impresa

Kadjar es el SUV compacto (mide 4,49 metros de largo) de la amplia gama que el fabricante francés Renault tiene de todocaminos.

Lanzado en 1995, Renault, al tratarse de uno de sus principales pilares de ventas, ha sometido al Kadjar a una actualización que le ha permitido ganar en confort de marcha, en calidad percibida y en ergonomía.

El Kadjar es un modelo que se fabrica en España, en la planta de Palencia, y que se exporta a 50 países, lo que le ha posibilitado sumar hasta el momento de su actualización (finales de 2018) más de 450.000 unidades matriculadas en todo el mundo.

EL KADJAR CONSUME MENOS

Lo primero que llama la atención del remodelado Kadjar es el buen registro que se puede conseguir en el gasto de combustible con los nuevos motores que lo propulsan.

La gama motriz está compuesta por dos diésel (Blue dCi) de 115 y 150 CV; y dos gasolina (TCe) de 140 y 160 CV.

En Efe hemos probado el que está llamado a ser el más demandado -la gente sigue huyendo injustificadamente del diésel-, el gasolina de 140 CV, al que la marca le ha homologado un consumo de 6,6 l/100 km. Cuenta con modo Eco para que el motor trabaje de una forma más pausada y controlar así el gasto de combustible.

Con este motor el Kadjar cumple sobradamente a pesar de contar con un peso de casi un tonelada y media.

La respuesta del propulsor es satisfactoria y rápida para un vehículo que está destinado a un uso familiar. A los que les guste ir rápido, y además a plena carga habitualmente, quizá les cuadre más el propulsor gasolina más potente, de 160 CV, que se puede combinar con caja automática.

La amortiguación puede tener un tacto algo más blando que en sus competidores, pero sujeta igual de bien al vehículo, que ofrece una conducción muy dócil, a pesar de contar con una carrocería más alta que en un turismo.

La cabina goza de buena insonorización y amortigua bastante bien el ruido del motor, que permite al Kadjar alcanzar una velocidad máxima de 203 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos.

OTRAS MODIFICACIONES

Otras modificaciones que presenta el nuevo Kadjar afectan al interior, como es el caso de la pantalla del sistema multimedia (la más grande puede llegar a siete pulgadas), dotada de R-Link 2 compatible con Android Auto y Apple Car Play.

Cambian también algunos de los materiales empleados (hay nuevas molduras decorativas en el salpicadero y las puertas), así como el tamaño de los portavasos delanteros o la salida de aire en la parte posterior de la consola central, que dispone de tomas USB para recargar dispositivos móviles.

Los diseñadores han aprovechado además para dotar al Kadjar de unos asientos más ergonómicos y cómodos (equipan espuma de doble densidad y reglaje de la longitud del asiento) para el día a día.

Disponen de unos refuerzos laterales que sujetan mejor el cuerpo en curva. En la parte trasera, hay espacio para tres adultos, aunque el del centro dispone de menor hueco, ya que su asiento es más pequeño que los de los laterales. Además, acoge en el respaldo el apoyabrazos y los portavasos lo que le hace menos confortable. La proporción para abatir los asientos es 60:40 y una vez tumbados los respaldos se obtiene un suelo de carga que no llega a ser plano.

El maletero cubica 527 litros y, según Renault es de los más grandes del segmento. Tiene hueco para la rueda de repuesto (opcional por 103 euros) y es muy aprovechable por sus formas y por una altura de carga que no está muy alejada del suelo.

En definitiva el Kadjar, con esta actualización, ha ganado enteros al equipar un motor más silencioso y ahorrador que en el modelo al que sustituye.

Goza ahora de un interior más moderno y conectado que antes, y de nuevos asistentes a la conducción (puede contar hasta con una docena, entre los que destacan aparcamiento manos libres, frenado de emergencia o alerta de exceso de velocidad...) que le hacen más seguro y cómodo de conducir tanto en ciudad como fuera de ella.

Por 162 euros se puede equipar en las versiones de tracción delantera el recomendable Extended Grip, un sistema antipatinaje.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla