Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $140,97
Dólar Turista $246,70
Dólar Blue $296,00
Euro $141,82
Riesgo País 2408
Policiales |En barrio monasterio
Policía y ladrón se emborracharon juntos, lastimaron a 3 oficiales y terminaron presos

Se conocen desde hace años. Uno trabajaba en una comisaría de Ituzaingó. El otro tiene antecedentes. Hacían disturbios en 12 y 90

Policía y ladrón se emborracharon juntos, lastimaron a 3 oficiales y terminaron presos

Quedaron detenidos y serán indagados hoy por atentado, resistencia a la autoridad y lesiones / el DIA

4 de Octubre de 2019 | 05:40
Edición impresa

Los policías que fueron a cubrir una denuncia por incidentes callejeros en el barrio Monasterio supusieron que se trataba de un caso más entre los tantos que se denuncian a diario en las calles de La Plata, pero se toparon con una escena mucho más compleja.

Uno de los protagonistas era un policía que -por lo menos hasta ayer- prestaba servicios en una comisaría del Conurbano, mientras que su acompañante es un sujeto “con antecedentes penales por robos calificados”, dijo una fuente del caso. Ambos se complotaron para resistir al arresto lastimando a tres efectivos y corrieron la misma suerte: terminaron presos, sólo que el policía, además, quedó fuera de la fuerza, se informó.

Batahola

Esta historia ocurrió alrededor de las 10.30 de la mañana en 12 entre 90 y 91, donde había “dos hombres causando disturbios en la calle”, coincidieron en contar los vecinos que llamaron al 911 para pedir la intervención de agentes de seguridad. Los testigos aportaron la dirección del incidente y describieron a sus protagonistas, aunque los policías que acudieron al lugar no tardaron en encontrarlos y advertir que “estaban visiblemente alcoholizados”.

Lo primero que hicieron fue pedirles una identificación en un intento por calmar los ánimos y ponerle algo de racionalidad al asunto, pero esto enfureció a uno de los dos muchachos, quien se lanzó a gritar que era “policía del Conurbano, tenía ‘aguante’ y no se iba a dejar requisar”.

A modo de remate, le acertó una furibunda trompada en la cara a un oficial de la Policía Local que le abrió una herida en el pómulo izquierdo. El revoltoso oficial de policía resultó ser un numerario de la comisaría Segunda de Ituzaingó que en cuestión de segundos terminó reducido en el piso y con esposas.

Al verlo en esta posición su amigo trató de ayudarlo, mientras el operativo iba sumando móviles de apoyo. Precisamente, dos de los uniformados que llegaron en estos últimos patrulleros se dedicaron a contener al amigo del policía, quien resuelto como estaba a quitarle las esposas al otro lastimó a dos oficiales en sus manos.

En total, tres de los efectivos que participaron del procedimiento tuvieron que ser asistidos, mientras que los responsables del incidente fueron trasladados al Destacamento del barrio Aeropuerto por “atentado, resistencia a la autoridad y lesiones”.

Aunque uno era parte de la fuerza y el otro registra varios ingresos en esa seccional por robos calificados, “se conocen desde chicos porque viven en el mismo barrio y son amigos”, explicó un vocero.

Notificados del caso, desde la Auditoría General de Asuntos Internos resolvieron desafectar al oficial detenido, mientras que los policías del Destacamento secuestraron su arma reglamentaria. Serán indagados por la fiscal Ana Medina.

El policía se negó a que lo identificaran y golpeó en la cara a su colega. Asuntos Internos lo desafectó

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla