Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Macri habló de una crisis en Bolivia y pidió nuevas elecciones “libres y justas”
Macri habló de una crisis en Bolivia y pidió nuevas elecciones “libres y justas”

EL PRESIDENTE RECIBIÓ AL Embajador DE NORUEGA/TÉLAM

13 de Noviembre de 2019 | 01:39
Edición impresa

El presidente Mauricio Macri pidió ayer la convocatoria de “elecciones libres y justas” para resolver la crisis de Bolivia, apenas un día después de que Evo Morales confirmase que viajaba a México como asilado tras su renuncia a la jefatura de Estado.

“Creemos en el diálogo como único mecanismo de salida de cualquier crisis que pueda tener una nación. Entendemos que las elecciones son la mejor manera de transparentar la voluntad del pueblo boliviano, y que sus mecanismos previstos en su Constitución son los que van a permitir resolver esta cuestión”, afirmó Macri en la apertura de la jornada del Cuerpo de Abogados del Estado.

En ese sentido, el mandatario subrayó que, en concordancia con los principios de la Organización de Estados Americanos (OEA), Argentina trabajará “por una región en paz, con instituciones fuertes e independientes que renuncien a la violencia y consoliden la unidad de los pueblos”.

“Quiero dejar claro que repudiamos la violencia de cualquier tipo y bajo cualquier circunstancia (...). Decirles a los hermanos bolivianos que estamos siguiendo de cerca el tema y esperamos que rápidamente puedan convocar nuevamente elecciones”, sentenció, sin mencionar la situación de Evo Morales.

Estas declaraciones de Macri se producen apenas un día después de que su Gobierno y el electo presidente, Alberto Fernández, quien tomará posesión del cargo el próximo 10 diciembre, mostrasen públicamente sus diferencias en torno a la severa crisis política que vive Bolivia.

Así, Macri se limitó a comentar el lunes que en el Gobierno están “preocupados” por la situación en el país andino, mientras el canciller argentino, Jorge Faurie, afirmó que “no están los elementos” para “describir” lo ocurrido en Bolivia “como un golpe de Estado”.

En cambio Fernández, quien fuera jefe de gabinete durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, ambos de estrechos lazos con Evo Morales, lamentó que en Bolivia “se interrumpió la democracia”.

La diputada Graciela Camaño (Consenso Federal) se alineó con el Gobierno y señaló en relación a la situación en Bolivia que “no hay justificación para avalar un golpe de Estado, como se hizo acá“.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla