Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Cómo tener lindo el jardín

Hay que preparar este espacio verde de la casa para poder disfrutarlo a pleno en el verano que se avecina

Cómo tener lindo el jardín

Estos días son ideales para preparar el jardín para que esté en perfecto estado cuando llegue el verano / Fotos: Shutterstock

25 de Noviembre de 2019 | 03:20
Edición impresa

Aún faltan unas semanas para que arranque el verano, una de las estaciones del año más esperadas para disfrutar del aire libre y de nuestro jardín.

Pero, como siempre, primero se debe acondicionar el jardín según las necesidades de cada uno. A continuación van algunos consejos sobre cómo poder preparar el espacio verde del hogar para el verano de la mejor manera y mantenerlo bien durante la época más cálida del año.

El buen tiempo, así como el desarrollo de las plantas y flores, atraen a los insectos y las plagas, que pueden llegar a estropear el trabajo realizado durante la primavera. Para esto hay que observar bien las plantas y, si se nota que puede haber alguna plaga, no se debe esperar demasiado para aplicar el tratamiento contra parásitos más adecuado. Siempre es mejor aplicar los productos químicos lejos de las horas de calor intenso.

Una vez revisado el estado de las plantas, hay que volver a hacer una limpieza general del jardín. No sólo de la superficies duras y muebles, sino también de las plantas; aunque esto debería ser una tarea constante durante todo el año, puede que por alguna razón llevemos tiempo sin llevarla a cabo. Ahora es el momento: hay que liberar a las plantas de las hojas secas y las partes dañadas que tengan para favorecer su crecimiento natural.

Los arbustos también necesitarán una ligera poda, donde hay que eliminar las partes rotas, dañadas y las flores marchitas. No se debe olvidar también de remover la tierra, tanto la de los arbustos como la de los maceteros.

También es bueno añadir algunas vitaminas o abono para enriquecer las plantas y realiza un riego ligero.

Hay que adecuar y distribuir bien el riego, que en verano ha de ser continuo, especialmente para determinadas plantas según su ubicación. Será mejor regar a primeras horas de la mañana y últimas de la tarde, que es cuando hay menos calor.

Con el fin de no preocuparse del momento preciso para regar, hay programadores de riego que, gracias a la tecnología, agilizan esta tarea mientras ayudan a mantener hermoso el jardín.

Si se tiene césped, hay que recordar que de deben quitar las malas hierbas y cortarlo con regularidad para que crezca con más fuerza y de manera homogénea.

También se puede aportar abono para que crezca con los nutrientes necesarios y se contribuya a su perfecto desarrollo. ¿Un pequeño truco? Aumentar la altura de la cortadora de césped en los meses de verano. Un césped más largo le hará más sombra al suelo, manteniéndolo húmedo y más sano.

Si quieres un jardín de menos mantenimiento, hay que evitar los setos y borduras formales que exigen entre 2 y 5 recortes al año. Menos césped, menos macizos con flores y más planta autóctona dura.

Para ahorrar agua, lo mejor es seleccionar especies resistentes a la sequía. Además, se pueden agrupar las plantas por su demanda de agua: alta, media o poca necesidad, y en el borde del césped plantar las que más necesiten agua.

El uso del color es una de las claves de todo jardín.

Lo mejor es seleccionar dos o tres colores principales. Es un error querer dar una riqueza de colorido excesiva porque acaba convirtiendo el jardín en algo caótico en lugar de en un sitio de descanso.

Queda mejor mucho de lo mismo que siete variedades juntas, es decir, hacer manchas de diferentes especies, en lugar de una “ensalada de colores”.

Personas jóvenes, por su carácter euforizante, o para zonas de actividad como tenis prefieren colores más vivos: rojo, naranja o amarillo.

Los azules, rosas con toque púrpura o blanco dan sensación de calma o tranquilidad.

El blanco es símbolo de pureza e inocencia, refinado, elegante y fresco.

Un jardín necesita los contrastes para no parecer triste. Pero si está sobrecargado de contrastes, éstos dejarán de ser efectivos. Por ejemplo, una conífera dorada puede ser un punto de atracción, en cambio, si se plantan cinco, pierde ese efecto.

Finalmente se puede hablar de todos aquellos “accesorios” que se utilizan para poder disfrutar del jardín: sillas, mesas, adornos y hasta parrillas.

Es mejor que los muebles de exterior sean realizados con materiales que soporten temperaturas extremas, como el ratán sintético, que es muy resistente al agua y a la decoloración del sol. Aporta alta durabilidad, nulo mantenimiento y se limpia con agua y jabón de una pasada. Para las mesas y sillas de madera es mejor elegir de teka, que suele ser más resistente a la humedad y a los cambios de temperatura.

En conclusión, preparar el jardín para el verano no tiene que ser visto como una actividad de secundaria importancia si se quieres disfrutar plenamente de él. Algunas sugerencias y pocas actividades permitirán lucir un espacio agradable, sano y en orden.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia

Estos días son ideales para preparar el jardín para que esté en perfecto estado cuando llegue el verano / Fotos: Shutterstock

Vale la pena tomarse un día para arreglar el espacio verde del hogar

Las podas deben hacerse a conciencia

El riego es fundamental en verano

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla