Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Deportes |UNA MULTITUD COPÓ EL PREDIO ALBIRROJO Y ESPERÓ A LA COMITIVA QUE REGRESÓ DEL BOSQUE CON EL CHOQUE 161 BIEN GUARDADO EN EL BOLSO
La fiesta máxima se concentró en City Bell y el Country bailó al ritmo de la alegría pincha

También en la tradicional esquina de 7 y 50 se juntaron los hinchas del León para festejar la victoria ante el rival de toda la vida

La fiesta máxima se concentró en City Bell y el Country bailó al ritmo de la alegría pincha

Matías Pellegrini y el uruguayo Diego García saltando a más no poder rodeados de los hinchas del León

3 de Noviembre de 2019 | 04:27
Edición impresa

Pasadas las 19 los alrededores del Country Club de City Bell literalmente explotó. Pura fiesta pincha en el pago chico del club que cobija jornada a jornada el trabajo del equipo de Gabriel Milito.

Lo cierto es que al ritmo de los tamboriles y un auténtico sonido ambiente de cancha, el plantel albirrojo que regresó del estadio J.C. Zerillo, vivió de seguro una de sus jornadas más memorables. Es que más allá de lo intenso que fue el choque ante el Lobo, las acciones se vivieron a la distancia y pegados frente a una pantalla de TV o directamente escuchando la radio.

Pero una vez que el árbitro internacional Néstor Pitana decretó el final del encuentro, todo ese festejo que estaba acumulado, se soltó y vaya que se soltó. Porque la multitud albirroja empezó a cantar y bailar con los tradicionales cantos que se escuchan cada vez que el Pincha juega de local. Esta vez fue distinto: este nuevo triunfo se consumó en la casa de Gimnasia y encima con el condimento especial que en el banco de suplentes del Lobo estuvo sentado Diego Armando Maradona.

Justamente uno de los blancos preferidos del hincha del Pincha fue el actual DT tripero que en la semana se encargó de ponerle pimienta al clásico y claro, una vez consumado el triunfo en el choque 161 del historial, los hinchas se encargaron de hacérselo saber al “Diego”.

LOS JUGADORES BAILARON CON LA GENTE SIN PARAR

Así fue que al ómnibus que transportó al equipo de Milito le costó bastante llegar al estacionamiento del Country. Es más, casi cuarenta minutos estuvo la formación de micros, combis y automóviles particulares para llegar adonde estaban festejando desde hacía bastante, el grueso de la parcialidad que miró el encuentro en las instalaciones de City Bell.

Una vez que el micro se detuvo, los jugadores, exultantes bajaron con paraguas rojos y blancos que tenían el escudo del club para mezclarse (alambrado de por medio) con los hinchas que a esa altura, hacía rato, rato o paraban de saltar.

Algunos jugadores como Matías Pellegrini no paraba de darle con el “rulo” a un tambor albirrojo; Franco Sivetti y Diego García, a los tamboriles, Facundo Sánchez también fue otro de los que se prendió a la improvisada batucada.

Mateo Retegui, el héroe de la tarde, aún con las marcas de la batalla en su rostro no paró de registrar con su celular, todo lo que pasaba a su alrededor; lo mismo que la Gata Fernández: no hubo un momento en el cual referente de este plantel, no dejara de registrar con su móvil el festejo y el colorido de una tarde tan pero tan especial en City Bell.

Lo cierto es que la caída del sol por detrás de los pinos que dan al golf de la institución, transformó el momento en una linda postal que todos los presentes guardarán en el baúl de sus mejores recuerdos.

Porque si hasta de Osvaldo Zubeldía se acordaron los hinchas de Estudiantes que no aflojaron un segundo antes, durante y después de que el equipo consiguiera un nuevo triunfo ante el rival de toda la vida.

EN LA ESQUINA DE SIEMPRE TAMBIÉN HUBO FESTEJOS

Como ya fue dicho, aunque en mucha menor medida, el punto cardinal de todos los festejos en nuestra ciudad, también fue punto de encuentro para los hinchas de Estudiantes.

Es que la tradicional esquina de 7 y 50, no podía estar ausente en la celebración de la victoria para los pinchas que se acercaron y le dieron rienda suelta a la celebración. Es cierto, aquí los festejos fueron mucho más mesurados y todo se desarrolló con un prolijo cordón que cortó el tránsito sobre calle 6, 49 y 54, dejando todas las adyacencias del renovado pasaje Dardo Rocha, libres para que las banderas flameen una vez más festejando un triunfo de Estudiantes ante Gimnasia, esta vez con el marco de la Superliga y con los momentos particulares de cada institución. Para los pinchas, no hubo mejor preludio para lo que vendrá: el ansiado regreso a 1 y 57.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Matías Pellegrini y el uruguayo Diego García saltando a más no poder rodeados de los hinchas del León

El festejo de los hinchas en el centro platense / César Santoro

El festejo de los hinchas en el centro platense / César Santoro

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla