Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Princesas europeas: primeros pasos reales

Elizabeth de Bélgica y Leonor de España protagonizaron sus primeros actos públicos como futuras reinas y sorprendieron a más de uno con sus discursos y estilos

Princesas europeas: primeros pasos reales

La princesa de Asturias en su primer discurso oficial acompañada de sus padres

Por: VIRGINIA BLONDEAU
vivirbien@eldia.com

3 de Noviembre de 2019 | 07:34
Edición impresa

Hace algunas semanas, en esta misma columna, mencionábamos a esas jóvenes princesas nacidas para reinar: niñas, algunas ya casi mujeres, que son hoy herederas de sus padres en la Europa monárquica. Poco a poco van tomando más protagonismo mientras completan su exquisita educación y, cuando nos queramos acordar, estaremos celebrando sus bodas.

En estos últimos días, dos de ellas han acaparado los titulares de la prensa de sus respectivos países: Elizabeth de Bélgica, duquesa de Brabante y Leonor de España, princesa de Asturias.

Lisa, como la llaman a Elizabeth, ha alcanzado la mayoría de edad el 25 de octubre pasado. El gobierno ha emitido un sello postal en su honor y ha recibido una de las más altas condecoraciones del reino: la orden del rey Leopoldo. El mismo día de su cumpleaños ofreció su primer discurso en el Palacio Real frente a su familia, miembros del gobierno y un grupo de jóvenes que también cumplían 18 años. Serena, elegante, educada, dulce… estos son solo algunos de los adjetivos con que la prensa la describió. Y es que de verdad Lisa es un encanto y se perfila como una digna sucesora de su padre quien, dicho sea de paso, no pudo ocultar las lágrimas cuando su hija le agradeció, públicamente, su amor y su confianza.

La elegancia le viene, sin duda, de su madre, la reina Matilde a quien toma como modelo. De hecho eligió para la ocasión un traje de pantalón y chaqueta blancos de la firma Natan quien, con más desaciertos que aciertos, suele vestir a Matilde, a la reina Máxima y a la gran duquesa María Teresa de Luxemburgo. La duquesa de Brabante estaba impecable pero es de desear que abra su horizonte a nuevos diseñadores más acordes con su edad.

A pesar que al cumplir 18 años, por ley, le correspondía una asignación del gobierno bastante cuantiosa, Elizabeth la ha rechazado ya que por el momento no va a asumir un papel institucional activo sino que prefiere seguir estudiando.

En España también han festejado el 31 de agosto el cumpleaños número 14 de la princesa de Asturias, la hija mayor y heredera del rey Felipe y la reina Letizia. No es su mayoría de edad pero sí marca el comienzo de una agenda mucho más plagada de actos oficiales. De hecho la pequeña ha vivido en la ciudad Oviedo sus tres días más emotivos: entre el 17 y el 20 de octubre fue la encargada de presidir, por primera vez, la entrega de los premios de la Fundación Princesa de Asturias, de la que es presidenta de honor. Leonor ya había aparecido junto a sus padres en varios actos pero su primer discurso ha sido en la entrega de estos galardones.

Los premios, una especie de Nobel español, surgieron hace 38 años con el nombre de “Príncipe de Asturias” en honor a Felipe VI quien en 1981 ostentaba ese título. Felipe, también a punto de cumplir 14 años, dio en esa ocasión su primer discurso. Y hay que decir que su hija lo ha superado ampliamente en simpatía, empatía y dicción. Felipe era extremadamente tímido y no tenía en casa a la madre que tiene Leonor: la ultra perfeccionista Letizia quien, suponemos, habrá preparado a su hija hasta el agotamiento, analizando y corrigiendo cada detalle. Recordemos que la reina fue periodista y es hoy una excelente comunicadora. La niña estuvo fantástica aunque se agradecería más soltura… a cada paso busca aún la aprobación de sus padres y se nota su gran temor a cometer errores.

Letizia, además, es asturiana, así que esta ceremonia le es muy querible. Es el único acto oficial al que son invitados sus padres, su abuela y su hermana, todos ellos de Asturias. Recordemos además que en 2003 Letizia cubrió como periodista la entrega de los premios. Ya era novia de Felipe aunque nadie lo sospechaba.

Pero este año la protagonista fue Leonor quien, en su primer discurso, resaltó los grandes lazos que la unen a Asturias; felicitó a los premiados; agradeció a su abuela, la reina Sofía, su presencia, y recordó e hizo propias las palabras que Felipe había expresado 38 años antes: “será un día que llevaré siempre en lo más profundo de mi corazón.”. Luego, junto con su padre, hizo entrega de los premios.

Al día siguiente y bajo una lluvia torrencial, Leonor dio su segundo discurso al entregar a la localidad de Asiego el premio al “Pueblo ejemplar”. Un acto mucho más informal en el que se mostró espontánea y cómoda.

Y poniéndonos más frívolos… en esta transición de niña a mujer ¡qué difícil es vestirlas para una ocasión formal! Ya comentamos en estas páginas como las princesas holandesas, hijas de Máxima, parecen “disfrazadas de mayores” en los actos oficiales. En el caso de Leonor y Sofía, su hermana de 12 años, es todo lo contrario… aún lucen detenidas en una niñez eterna. No están mal, los vestidos son preciosos, adecuados, de buenas telas y cortes, pero sosos. De la reina Letizia no podemos decir lo mismo. Pueden gustar o no sus atuendos pero jamás aburre.

En definitiva, Leonor ha aprobado con sobresaliente su primer acto como princesa de Asturias pero tendrá que pasar ahora un examen mucho más difícil: mañana y pasado son las jornadas de la Fundación Princesa de Girona, que también preside. En una Cataluña convulsionada, peleando por la independencia y claramente contraria a la monarquía no sabemos lo que puede pasar. Ya el año pasado los actos se realizaron en el salón de un restaurante porque el ayuntamiento no cedió el Palacio de Congresos. Hasta el cierre de esta edición la Casa Real no ha suspendido la presencia de la princesa. Si realmente acude, será una prueba de fuego sortear la animadversión de los catalanes.

Tengamos en cuenta que los movimientos republicanos e independentistas de la Europa del siglo XXI serán el desafío principal con el que se enfrentarán los jóvenes herederos y herederas de hoy. Las monarquías serán cada vez más cuestionadas y ellos son los que tendrán que ponerlas en valor si quieren que sobrevivan.

 

Multimedia

La princesa de Asturias en su primer discurso oficial acompañada de sus padres

El sello postal en honor a la princesa Elizabeth

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla