Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $103,58
Dólar Ahorro/Turista $170.91
Dólar Blue $186,00
Euro $120,78
Riesgo País 1496
Séptimo Día |MERCEDES ROFFÉ
La música del silencio

El último libro de la poeta argentina radicada en Nueva York teje una poética del ensayo y ofrece una ventana a sus reflexiones

La música del silencio

Mercedes Roffé depliega una poética original y lúcida que, en esta entrega, orilla el ensayo / web

Por: GABRIEL RODRÍGUEZ MOLINA

17 de Marzo de 2019 | 09:47
Edición impresa

En “Glosa Continua”, Mercedes Roffé (escritora nacida en 1954 en Buenos Aires que reside desde 1995 en Nueva York, donde dirige Pen Press y ha ganado distinciones como las becas Guggenheim y Civitella Ranieri) ensaya la poesía, encuentra su propia memoria poética, da con la forma de fluir a través de sus maestros y encuentra el canal para dialogar con ella misma.

Este libro es una posibilidad, una reflexión íntima, una manera de llegar al ser. Roffé arriba a una poética del ensayo, invierte los roles, recluta sus lecturas para hilvanarlas y formar así un nuevo horizonte continúo al que tal vez, ciertamente, no se llegue nunca.

El libro es un conjunto de glosas, pequeñas anotaciones de las que exuda la reflexión. Tal vez haya quien al leer estos bagajes recuerde el ensayo sobre el poeta de R.W. Emerson donde éste anunciaba que somos hijos del fuego y que el hombre es sólo la mitad de sí mismo. Quizá aquí también se pueda llegar a una primera conclusión: El poema es sólo la mitad de sí mismo. El poema es concavidad y memoria del cuerpo del otro.

La pregunta sobre la sustancia de la poesía y sobre su origen se profundiza al pasar las páginas. Así empieza el libro “Y mientras, perezosos, todos cortamos camino por el atajo del sueño, alguien da un paso más allá e ilumina la noche” páginas más adelante la escritora confiesa “Durante mucho tiempo pensé que la única estética para mí posible nacía de la noche”. Hay en la noche algo sagrado, en ella hay intuición y clarividencia, hay misterio y también como una leve bruma, sabiduría.

Se nota que detrás de ese trazo de poeta (aquel que tiene otro peso, otra energía) hay también manos de pianista, dice Roffé “Se cree que la poesía, música ella misma, se habría originado en el deseo de comunicarse con lo divino”. También arriba al deseo, al cuerpo, a la voz “… quizás podríamos decir que la poesía sigue cumpliendo una función política en tanto acto que habla” Así Roffé entiende a la poesía como un elemento vital del cual estamos hechos aunque no lo sepamos.

Al evocar su primer encuentro con la poesía de Pizarnik cuestiona la ausencia femenina en la literatura de los siglos pasados, recuerda que en Pisarnik encontró una revelación “Para nosotras también era posible. Ser era posible” luego sentencia “Las mujeres vivimos en un ejercicio continúo –y por cierto agotador- de traducción de la norma, de la lengua original”.

En estas glosas se lee entre líneas una voz crítica y a la vez un pedido, hacer del poema un espacio de fundiciones, tomar el poema como sembradío; llama a poner entre paréntesis el yo en pro de la percepción de lo real a través de la lengua.

En un libro sembrado con citas (Heráclito, Jullien, Hermes, Stein, Quiroga, Norma Cole, Pierre Joris, Nicole Brossard entre otros) resalta una frase de Isaac Luria “Apenas puedo abrir la boca para hablar sin sentir que el mar rompe sus diques y se desborda ¿Cómo expresar lo que mi alma ha recibido?” Subyace de nuevo la gran pregunta del poeta ¿Es posible expresar el pathos que urge del espíritu? ¿Tiene la poesía ese poder espiritual?

Estas glosas envuelven una idea, la poesía se trata de hallar no de buscar, se trata de desaparecer y dejar que las palabras hablen, que cobren peso más allá del sujeto que las enuncia como si se arribara de esa forma a la verdadera esencia desnuda. En este libro la traductora y editora argentina aborda el simbolismo, la música, habla de Remedios Varó pero también de Bach, Agamben, habla de la literatura lisérgica y de Proust, Pessoa y Zurita, también menciona a Miguel Ángel, Rimbaud, Platón, Lorca, Nietzsche, Lacan y sobre todo Cioran.

Hay ciertos pasajes que hacen de este ensayo un verdadero lenguaje poético, por ejemplo “Hay cosas tan simples como ésta: Los nenúfares, y un tema: La vibración del agua y el paso del tiempo; o la vibración que produce en el agua el paso del tiempo”.

Para Mercedes la poesía es fuente de lenguaje, es el espacio desde el cual se retorna a un ser originario, primitivo; es el mapa de un país invisible. Y el poema entonces es un sueño que el artista ordena, es el ritual mediante el cual se invoca al silencio.

En este libro se define una postura: La poesía es música que nace del silencio y quien dé con esa vibración podrá entonces hacer del mármol un templo donde anide la belleza.

 

GLOSA CONTINUA
MERCEDES ROFFÉ
Editorial:
Excursiones (La edición incluye dos postales de pinturas de la artista Florencia Bohtlingk)
Páginas: 94
Precio: $250
Género: Ensayo de poesía

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Mercedes Roffé depliega una poética original y lúcida que, en esta entrega, orilla el ensayo / web

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla