Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Denuncian que una mujer trans detenida quedó parapléjica por negarle atención médica

Debido a la falta de cobertura también sufrió daños irreversibles en su sistema digestivo que la obligarán a usar pañales y estar conectada a una sonda urinaria de por vida

Denuncian que una mujer trans detenida quedó parapléjica por negarle atención médica

La Comisión Provincial por la Memoria informó que lleva adelante el caso de una mujer trans que debido a la falta de atención médica sufrió una lesión en la médula que la llevó a perder las capacidades de caminar y de control de esfínteres.

Se trata de Mónica Mego, una joven trans de 36 años y de nacionalidad peruana, quien después de sufrir un absceso epidural en la médula por tuberculosis, ahora deberá desplazarse en silla ruedas, usar pañales y estar conectada a una sonda urinaria de por vida. 

Según señala la entrevista que le hizo la Comisión Provincial por la Memoria, Mego fue detenida hace poco más de un año y fue en la prisión cuando empezó a sentir fuerte dolores en su espalda que daban cuenta de la primer fase de la tuberculosis. 

Si bien reclamó atención médica, la joven sostuvo que se la negaron y que cuando el dolor se volvió más fuerte le comenzaron a dar ibuprofeno y paracetamol. Después de pasar por la Alcaidía Pettinato y después en la Unidad Penitenciaria 32 de Florencio Varela, la joven perdió completamente la movilidad y la sensibilidad de sus miembros inferiores. 

Fue en ese momento que fue derivada al hospital San Martín, en donde fue operada de un absceso epidural en la médula generado por tuberculosis. Mónica no podrá volver a caminar, tampoco tendrá control de esfínteres. La Comisión Provincial por la Memoria pidió medidas especiales de asistencia, atención médica y psicológica.

En el informe que solicitó la Comisión Provincial por la Memoria, los médicos del Policlínico dijeron que el estado irreversible de su salud podría haberse evitado si se trataba a tiempo, pero el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) tardó seis meses en atender el pedido de atención médica de la detenida; cuando llegó al hospital extramuros ya era demasiado tarde.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...