Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
TUVO ERRORES DEFENSIVOS CONDENATORIOS Y ADELANTE CHOCÓ CONTRA SU FALTA DE EFICACIA Y LA GRAN LABOR DEL ARQUERO VISITANTE, LUCAS CHÁVES

Falló en las dos áreas y se quedó a las puertas de un pasaje soñado

El Lobo cayó 2 a 1 a manos de Argentinos Juniors y la eliminación en la Copa de la Superliga lo dejó sin el pasaporte a un torneo internacional. Al final, los aplausos del público fueron un reconocimiento a la campaña

Una de las chances que el Lobo desperdició de manera increíble anoche en el Bosque. Gimnasia falló en la última puntada / Demian Alday

Por NICOLÁS NARDINI

nnardini@eldia.com

Los aplausos que cerraron la noche del Bosque contrastaron con la sensación de desazón que invadió a la gente de Gimnasia en la consumación de la eliminación de la Copa de la Superliga. Es que chocaron sentimientos encontrados para los mens sana. Por un lado, la lógica bronca porque el equipo quedó a las puertas de un pasaje a la semifinal que lo hubiera depositado en un torneo internacional para 2020. Por el otro, la ausencia de reproches, porque la Copa realizada por el equipo del Indio fue inobjetable, con una clasificación sublime en Rosario y una eliminatoria inmaculada ante Defensa y Justicia, el vigente subcampeón del fútbol argentino.

En la balanza, pesó más el deber cumplido por lo realizado hasta anoche, que el objetivo que se le esfumó de las manos ante los de La Paternal. Los mens sana arañaron un regreso al plano internacional casi caído del cielo y lo dejaron escapar, pero el paso por esta nueva Copa dejó un saldo positivo del lado albiazul.

EL INDIO VENÍA ACERTANDO, PERO ANOCHE LE PIFIÓ...

Mucho se dijo en estas páginas de la buena mano del DT albiazul en distintos pasajes de la presente Copa, que redundó en los buenos dividendos en distintas series. En Rosario, el DT fue osado y mandó al equipo al frente en el complemento para dar vuelta la serie. Ante Defensa y Justicia, se mostró astuto para cortar los circuitos de juego del Halcón y, al mismo tiempo, generarle problemas con una inteligente disposición táctica en ofensiva.

Como contrapartida, la llave ante Argentinos Juniors mostró más deficiencias que aciertos en la planificación de los partidos. En el choque de ida, le faltó decisión para llevarse al rival por delante en el prolongado lapso en que tuvo un hombre de más.

El Lobo regaló un tiempo. Cuando estaba a tiro, recibió un mazazo del que ya no se repuso

 

Y anoche, si bien el partido fue parejo y se dio un dominador en cada tiempo, Gimnasia pareció haberle facilitado los caminos a la visita con un armado defensivo cuanto menos curioso. Una máxima del fútbol invita a tocar lo menos posible cuando algo viene funcionando bien.

No fue lo hecho por Gimnasia anoche. Es que ante la baja obligada de Facundo Oreja por expulsión, el DT tripero, en lugar de hacer un cambio nombre por nombre, optó por retocar toda la estructura defensiva. Por lo tanto, de los cuatro hombres que habían actuado en La Paternal, sólo uno conservó su sitio -Coronel- mientras que Bolívar fue al fondo por el suspendido Oreja, Piovi fue cambiado de puesto (dejó la zaga para convertirse en lateral, un puesto que conoce pero donde no venía jugando), salió Licht e ingresó Guiffrey, quien no tuvo una noche acertada.

Fue una movida demasiado arriesgada. Apostó fuerte el DT y le salió mal. Porque a Bolívar le costó adaptarse a la banda, Piovi no rindió en el costado y Guiffrey tuvo un desempeño claramente deficitario. La movida salió mal y no pareció justificada la salida de Lucas Licht, ni el enroque en la zaga.

Con la recapitulación del segundo tiempo, el propio cuerpo técnico dio indicios de que el experimentono había caminado. La cuestión es que ese armado le costó un tiempo entero al equipo, un gol en contra -pudieron haber sido más pero el Bicho le perdonó la vida- y más de media hora de dominio casi total de la visita.

En materia ofensiva, con el alma del equipo, Santiago Silva, asumiendo su rol de líder, el Lobo también tuvo sus situaciones aún sin jugar un gran primer tiempo. En Silva nació una gran chance de Hurtado y luego la ocasión malograda por Comba.

LA HORA DE RECALCULAR

Con un gol abajo en el marcador, Gimnasia supo recalcular a tiempo. El Indio retocó todo una vez más y se vio lo mejor del dueño de casa. Piovi mostró oficio para actuar con su perfil cambiado y Bolívar creció en la zona medular, donde además le dio oxígeno a Ayala para que pudiera manejar más la pelota.

El segundo tiempo de Gimnasia fue completamente contrapuesto al primero. El equipo achicó los espacio hacia adelante, le cortó los sistemas a Argentinos y llegó hasta debajo del arco. Se dio el empate de Silva, quizás el hombre que más merecía sacudir la red por el compromiso con que encaró el partido, y tras ello se sucedieron las mejores situaciones de gol. El Lobo estuvo a tiro de conseguir un desnivel que le hubiera permitido superar la llave.

Pero cuando Argentinos estaba contra las cuerdas y relojeaba el banco pidiendo a gritos que tiraran la toalla, el fondo tripero volvió a ser permeable y llegó como una daga afilada la segunda conquista del Bicho. Los mens sana defendieron mal un tiro de esquina y en el borde del área chica Sandoval decretó el 2 a 1 que sería definitivo.

Con ese gol se desmoronó toda la ilusión tripera. Fue un golpazo porque los de Ortiz pasaron de arañar el segundo gol y la hipotética clasificación cuando la visita sacó una mano inesperada y que poco tenía que ver con lo que el trámite venía enseñando. Ya en el Bosque no hubo tiempo para ir por la épica. El equipo mens sana había quemado todas las naves tras el empate y la nueva remontada pasó al terreno de una quimera.

El negocio y la clasificación fueron para Argentinos. A Gimnasia le quedó el sabor agridulce de haber estado a tiro y no haberlo aprovechado. Pero poco tiene para reprocharse un equipo que se reinventó en el peor momento y que deja algunas buenas señales para el futuro.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...