Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Extrema tensión y evacuados en 4 entre 46 y 47

El fuego arrasó con un depósito de donaciones y ahora se evalúa si hay peligro de derrumbe

El incendio se produjo en la sede del Ejército de Salvación y provocó pérdidas materiales. Esperan resultados de los peritajes para saber cómo se inició el fuego y si hay riesgo de desmoronamientos

celular en mano, decenas de curiosos captaron filmaciones del espectacular incendio / gonzalo mainoldi

el denso humo se dispersó por todo el microcentro. actuaron cinco dotaciones de bomberos/ gonzalo mainoldi

hubo grandes pérdidas materiales. investigan las causas/ g. calvelo

“No sabemos qué puede haber pasado, el incendio tal vez haya sido intencional, por suerte nadie resultó herido y solo hay pérdidas materiales en el sector de la librería y de la ropa” Owilson Fagundez Encargado de Residencia

“Estaba durmiendo y me despertó una fuerte explosión; también estallaron los vidrios de la cocina y todo se llenó de humo, el aire era irrespirable, salimos rápido y con unas pocas cosas” David Silva Estudiante residente

“Cinco chicos estábamos en la residencia cuando nos sobresaltó una explosión y estallaron los vidrios, dejamos todo en cuestión de segundos y veía mucho humo en la parte de atrás del galpón” Abraham Estudiante residente

El devastador incendio que se desató ayer al mediodía en el inmueble del Ejército de Salvación, en 4 entre 46 y 47, provocó numerosas pérdidas materiales y al cierre de esta edición se evaluaba si corría riesgo de derrumbe alguno de los sectores en los que se inició el siniestro. Si bien no hubo heridos, el denso humo afectó a los residentes de los inmuebles linderos -por lo que hubo evacuados- y generó fuerte preocupación y revuelo en ese barrio céntrico.

El edificio incendiado ocupa un cuarto de manzana y tiene salida a diagonal 77, a calle 4 y a 46; un sector está destinado a la tienda y el otro, sobre calle 4, a la residencia estudiantil que gestiona la institución formada por el cristianismo evangélico.

muy inflamables

Según lo que se informó, la tienda está dividida en las siguientes áreas: ropa, bazar, muebles y libros. Todos esos objetos se acopian por donaciones que recibe la institución. El fuego se originó en la parte trasera, en un galpón donde se guardan libros y ropa, material muy inflamable que facilitó el rápido avance de las llamas hacia el área del bazar.

En el momento en que se produjo el incendio, minutos después de las 13, el inmueble estaba cerrado al público y sus empleados se encontraban almorzando.

Elías Vázquez (29), chofer de la institución, le contó a EL DIA que “el incendio comenzó poco después de las 13 y no sabemos por qué se inició. Estaba almorzando con otros compañeros y de repente vimos que cada vez salía más humo de la tienda de ropa que se reciben acá por donaciones, que estaba cerrada, porque funciona para atención al público de 9.30 a 12.30 y de 13.30 a 17.30. Intentamos apagarlo, pero como resultaba imposible porque las llamas iban creciendo, avisamos a los bomberos”.

lograron salir

En tanto en la residencia estudiantil, a la que se accede por calle 4, había cinco jóvenes que se sobresaltaron por la explosión y al ver que de la parte trasera del edificio comenzó a salir una densa humareda.

“Fue muy fuerte el ruido, temblaron las cosas y estalló el vidrio de la cocina, de golpe empezó a entrar mucho humo y nos dimos cuenta que teníamos que salir de inmediato”, contó Abraham, un joven peruano, estudiante de Comunicación.

Ese sector está en un primer piso, cuenta con unas ocho habitaciones, siete son dormitorios.

Al momento del incendio uno de los chicos se encontraba durmiendo, pero finalmente pudo ser despertado y también evacuó el lugar, al igual que sus compañeros y los empleados.

“No sabemos qué pasó, salimos rápido porque de inmediato todo se llenó de olor a plástico quemado y se saturó por el humo”, agregó David Silva, un joven correntino que es estudiante de dirección orquestal en la facultad de Bellas Artes. Todos ellos abandonaron el espacio hasta que se evalúe el estado del edificio y tuvieron que pasar la noche en casas de amigos o familiares.

Desde que se originó el incendio, no tardaron mas que unos pocos minutos en llegar cinco dotaciones de Bomberos que se dedicaron a controlar las llamas del sector trasero del galpón.

Luego de un par de horas, a eso de las 15, lograron apagarlo, aunque durante toda la tarde un humo intenso permaneció en los ambientes afectados y tornó el aire irrespirable.

Hoy, con los resultados de los peritajes, se tendría un panorama más claro de cuál fue el detonante del siniestro y se podría evaluar las condiciones del edificio y un eventual peligro de derrumbe.

A las tareas se sumó Defensa Civil, ambulancias del Same y personal de Camuzzi que cortó el servicio de manera preventiva.

También se interrumpió la luz en todo el edificio porque en un principio circuló la hipótesis de que el foco ígneo se había originado en un corto circuito.

Por el lapso de unas dos horas, desde varias cuadras a la redonda se observaron densas columnas de humo, incluso se divisaron desde la Autopista.

Tanto vecinos como comerciantes de los alrededores se preocuparon por su situación y el posible riesgo que implicaría para las construcciones vecinas. Muchos optaron por evacuarse en un primer momento y luego el propio cuerpo de bomberos y la policía entraron a los departamentos para desalojar al resto. Es que por momentos el humo se propagó por muchos departamentos vecinos.

Por otro lado, se trasladó a la sede del Rectorado al alumnado del Liceo Víctor Mercante, ya que el edificio se encuentra muy cerca del lugar.

Vázquez, el chofer de la institución, comentó que del local siniestrado “no quedó nada” porque tenía material inflamable como ropa y muebles”, al tiempo que consignó que el cuadro de situación podría haber sido todavía más complejo en caso que la tienda hubiera estado abierta, porque en dichos horarios “suele haber hasta 50 personas” en esas instalaciones.

Owilson Fagundez, encargado de la residencia estudiantil desconocía ayer cuáles fueron las causas del incendio, pero no descartó que haya sido algo intencional, tal como ocurrió hace unos años. El oficial del Ejército de Salvación indicó que las pérdidas de los objetos almacenados en la tienda fueron casi totales, pero ayer su mayor preocupación era determinar el grado de afectación edilicia. “Mañana - por hoy - mantendremos cerrado el edificio, comenzaremos a limpiar y evaluar todo lo que se llevó el fuego”, sostuvo.

“Todo se produjo en el sector mas cerrado, que es el que da al corazón de la manzana, afortunadamente fue en el momento del almuerzo y no había gente recorriendo el lugar; gracias a Dios no hubo mas que pérdidas materiales”, sostuvo Fagundez.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla