Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El blue y el “liqui” corren más rápido que el dólar oficial y crece la brecha

Por las restricciones cambiarias estas versiones del billete norteamericano valen hasta 21% más que el minorista. Por la demanda de las empresas se ampliaría ese diferencial y temen por el traslado a precios

El blue y el “liqui” corren más rápido que el dólar oficial y crece la brecha
Esteban Pérez Fernández

Por: Esteban Pérez Fernández
eperezfernandez@eldia.com

22 de Septiembre de 2019 | 08:22
Edición impresa

Las restricciones implementadas en el mercado cambiario argentino dispararon una vez más la aparición de múltiples versiones del dólar estadounidense, algunas nuevas y otras de vieja data, que se adaptan a los tiempos, buscando siempre el mismo norte; sortear los controles casi “como sea”.

Al dólar oficial le siguen sus versiones del Banco Nación, el mayorista, el dólar Bolsa, el contado con liquidación (CCL) y el informal o “blue”. Pero, como siempre pasa, los controles financieros para estabilizar la cotización de la divisa norteamericana dispararon la brecha entre el oficial y otras versiones del billete verde en mercados paralelos, fogoneadas al calor de las necesidades tanto de particulares como de empresas.

Así, desde que se impuso el nuevo cepo, la brecha entre el oficial, el blue y el “contado con liqui” (CCL) se fue ampliando, aunque más en esta última versión, utilizada por empresas “encerradas” en las restricciones para comprar dólares y también para girarlos al exterior. Y por más que en esta última semana la brecha, la brecha con el CCL marcó un 21,2 por ciento, un poco menos del pico que tocó una semana atrás, cuando pisó el 27 por ciento. En cambio, el dólar MEP o Bolsa ascendió 55 centavos a $65,86 lo que implicó una brecha del 16,2%

Para ponerlo en números, los cierres del pasado viernes marcaron que el dólar oficial quedó en $59,08; el del Banco Nación en $58,50; el mayorista en $56,67; el blue en $62,25; el contado con (CCL) en $68,29; y el dólar Bolsa o MEP en $65,86.

Cuando hablamos del dólar contado con liqui (CCL) es la operación mediante la cual empresas compran acciones en la plaza local en pesos y las venden afuera en dólares (generalmente los hacen en Wall Street y usan títulos de YPF). Por su parte, en el dólar MEP (o dólar bolsa) la operación es la misma pero se realiza toda en el mercado local a través de bonos argentinos.

El blue sigue siendo el más cercano a la cotización oficial, ya que el límite de 10 mil dólares por persona no llega a afectar a gran parte de los individuos que siguen usando los canales tradicionales de cambio. Recordemos que al día siguiente de las PASO el dólar saltó un 23 por ciento, al pasar de $46,55 a $57.30. Un día después, el blue se disparó a 64 pesos.

ESCENARIOS POSIBLES

Para los especialistas, el comportamiento de las distintas versiones del dólar que existen en el sistema financiero argentino presagia dos escenarios a futuro: el aumento de la brecha que se incrementará de la mano de mayores restricciones; y un mercado que toma como referencia a otras cotizaciones más que a la del oficial, que podría impulsar un posible traslado a precios.

El economista y analista financiero Cristian Buteler, “cuando se ponen restricciones como las que puso el BCRA empiezan a ampliarse las brechas entre el oficial, el MEP y el CCL, porque antes una empresa no tenía que ir a operar ahí si necesitaba comprar dólares, iba a su banco, los compraba al oficial y listo. Ahora no lo puede hacer y tiene que recurrir a estos mercados alternativos, que son legales y pueden registrarlos en sus balances, no así el blue. Con todos los cepos que hemos vivido, a medida que crecen se amplían las restricciones y crecen las brechas. Por eso creo que la brecha entre el oficial y el resto se va a ampliar, porque poner un cepo es fácil, pero sacarlo es mucho más difícil. Y probablemente, a medida que pase el tiempo, estos valores se irán incrementando. Hoy las más afectadas son las empresas, porque para las personas físicas la cifra de 10.000 dólares mensuales la gran mayoría no puede alcanzarla, por eso no hubo un salto grande en el blue, pero sí en el MEP y en el CCL, porque las empresas tienen que recurrir ahí. La brecha siempre se va a ampliar más en donde vos prohíbas operar”.

Con respecto a qué puede pasar si se acelera la brecha en un escenario alcista, el especialista sostuvo que “uno de los riesgos que se corre es que estos dólares terminen siendo los de referencia, porque son los libres realmente, y que muchos precios empiecen a tener una relación más directa con estos dólares que con el oficial. Es un riesgo que dependerá de la profundidad del cepo y el tiempo que dure”.

Para el economista Daniel Rodríguez Paz, “la brecha se origina en las restricciones obligadas que puso el gobierno a la compra de divisas y salida de capitales. Específicamente, la brecha del CCL es el costo de sacar divisas al exterior mediante la bolsa de valores. En cuanto al blue, hoy se podían vender dólares a $61 en las cuevas del microcentro y comprar con esos pesos a 59-59,30 en bancos. Una nueva bicicleta del chiquitaje. En la medida que éste o el próximo gobierno tengan que poner más restricciones (ampliar el cepo), cosa muy probable ante la continua pérdida de reservas, la brecha entre el oficial y otros tipos de cambio se ampliará y hasta pueden llegar a formalizarse distintos tipos de cambio, como ya ocurrió en la historia de nuestro país”.

El economista de la consultora Delphos Investment, Santiago López Alfaro, explicó que ”tuvimos un par de semanas malas porque venía el vencimiento del Bocón o TJ20, que estaba en manos de inversores, por eso la brecha se fue al 25%, y ahora que ya sucedió muchos reinvirtieron en bonos en pesos, estábamos en 10 por ciento con el MEP y en 14 por ciento con el CCL. Estos rangos son de piso y en algún momento se volverá a ampliar teniendo en cuenta que las grandes empresas y los grandes fondos no tienen posibilidad de entrar por el tipo de cambio oficial y van a utilizar el CCL para girar y en algún momento el tipo de cambio nominal detenido en 58 pesos empieza a ser un tipo de cambio real apreciado cuando se empieza a ver la inflación que lo persigue por atrás. Tenemos dos meses de inflación del 5 por ciento y a $58 ya no va a parecer tan caro el dólar, así que la brecha se va a ampliar en los próximos meses”.

Para el analista, el traslado a precios no será fuerte. “Con lo que subió el oficial y la recesión que hay no creo que vaya a precios. Tuviste una suba de 11 por ciento mayorista en agosto y eso va a arrastrar mínimo 5 puntos en agosto y otro 5 minorista en septiembre. No veo la brecha yendo a precios en el corto plazo”.

En tanto, para Amílcar Collante, economista de la UCALP, “la brecha aparece cuando un sector de la población o empresas no pueden acceder a los dólares. El nuevo cepo deja a las compañías con cero posibilidad de ahorrar en dólares, mientras que la gente tiene un tope de U$S10.000, que es bastante holgado para el común de la capacidad media de ahorro. La brecha refleja un sobreprecio que se paga para hacerse de los dólares, tanto las personas físicas en el blue o el dólar Bolsa como empresas en el contado con liqui. También el cepo implica que los exportadores están obligados a liquidar para abastecer al mercado oficial y la brecha es lo que hay que seguir porque cuando se amplía tanto en el contado con liqui como en el blue son referencia de lo que puede pasar a futuro con el dólar oficial. Si gana volumen, obviamente que el tipo de cambio paralelo empieza a ganar referencia para tomar decisiones tanto en los consumidores como los inversores y en los que fijan los precios. Se habla de que pueden venir restricciones más fuertes para las personas y si se restringe más, la brecha va a subir. Como tenés pocos dólares para el pago de deuda, importaciones y atesoramiento, y como se ve que el drenaje de reservas continúa, creo que se agudizarán las restricciones”.

$59,08
Dólar minorista
 
$62,75
Dólar blue
 
$68,29
Contado con liqui

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia

“ Poner un cepo es fácil, pero sacarlo es mucho más difícil. Y probablemente, a medida que pase el tiempo, la brecha se irá incrementando. A medida que crecen las restricciones, se amplían” - Cristian Buteler - Analista financiero

“En algún momento la brecha se volverá a ampliar teniendo en cuenta que las grandes empresas y los grandes fondos no tienen posibilidad de entrar por el tipo de cambio oficial y van a utilizar el CCL” - Santiago López Alfaro - Economista de Delphos Investment

“En la medida que éste o el próximo gobierno tengan que ampliar el cepo, cosa muy probable ante la continua pérdida de reservas, la brecha entre el oficial y otros tipos de cambio se ampliará” - Daniel Rodríguez - Paz Economista

“La brecha refleja un sobreprecio que se paga para hacerse de los dólares, tanto las personas físicas en el blue o el dólar Bolsa como empresas en el contado con liquidación” - Amílcar Collante  - Economsta UCALP

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla