Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
PANORAMA NACIONAL

Hernán Lacunza, la nueva figura que asoma por encima de la crisis económica

Macri entra en los últimos tres meses de su mandato y ve lejana su reeleción; Alberto Fernández intenta apuntalar su imagen presidencial y Lavagna avisa que no se baja

Hernán Lacunza, la nueva figura que asoma por encima de la crisis económica

Por MARIANO SPEZZAPRIA

@mnspezzapria

Roberto Lavagna recibió un trabajo de campo post PASO y está convencido de que tiene margen para hacer crecer su candidatura presidencial. El estudio concluye que el 60 por ciento de los votantes de Mauricio Macri está dispuesto a cambiar el sentido de su voto en las elecciones de octubre. Y en menor medida, también lo haría un 30% de quienes sufragaron por Alberto Fernández. Con esos números, el ex ministro resiste las presiones para bajar su postulación.

Pero lo cierto es que la tercera fuerza en pugna, Consenso Federal, está siendo sometida a un juego de pinzas tanto por la alianza oficialista Juntos por el Cambio como por el peronismo reunificado en el Frente de Todos. Sobre todo el Gobierno necesita mejorar su performance electoral para que la fórmula Macri-Pichetto llegue al menos al 35 por ciento de los votos y tenga alguna chance de ir a un ballotage, en caso de que Alberto y Cristina Kirchner no superen el 45%.

Más allá de los modelos de probabilidad matemática, lo que se está corporizando es la política en su estado más pragmático: los intendentes de Cambiemos que se vieron perjudicados por la baja ponderación social del presidente Macri, buscan ahora que los candidatos locales de Lavagna den un paso al costado o bien alientan un corte de boleta de tal modo que puedan sumar los votos de Juntos por el Cambio y también los de Consenso Federal.

Lejos de avalar esa situación, Lavagna ya instruyó a su equipo de campaña para que su fuerza política se mantenga en pie de cara al 27 de octubre. La campaña electoral se reinició ayer en la formalidad jurídica, pero en rigor ninguna de las alianzas en pugna había dejado de hacer lo suyo luego de las PASO. El más obnubilado por el veredicto de las urnas fue el Gobierno: al cimbronazo electoral se le sumó una nueva devaluación que lo dejó en un mar de dudas.

La aparición de Hernán Lacunza en el Gabinete nacional dio un respiro al Gobierno. El nuevo funcionario estuvo a la altura de las circunstancias y propuso el control de cambios bancos y empresas para cauterizar la sangría de las reservas del Banco Central, sin herir a los pequeños y medianos ahorristas. Pero además logró apaciguar los ánimos de factores de poder político y económico.

“Casi un mes le tomó al gobierno capear el vendaval económico que se disparó tras las PASO”

 

DECRETO SÍ, LEY NO

Lacunza anunció el reperfilamiento de la deuda de corto plazo y el envío de un proyecto para conseguir el aval del Congreso. Sólo después avanzó con la política cambiaria. En el Parlamento, los bloques mayoritarios de la oposición no tienen voluntad política de quedar asociados al Gobierno en lo que consideran un default técnico, como lo definió Alberto Fernández. Lo máximo que están dispuestos a hacer es dejar que entre en vigencia un DNU sin rechazarlo en el recinto legislativo.

Casi un mes le tomó al Gobierno capear el vendaval económico que se disparó tras las PASO. Y ahora Macri necesita encontrar respuestas en el plano político: ¿Tiene alguna chance de remontar la cuesta o debe asumir que su presidencia está perdida? El mandatario está decepcionado con los estrategas electorales que, hasta la hecatombe de agosto, le habían hecho ganar elección tras elección. “Hemos sido engañados”, se quejó ante variados interlocutores.

Los apuntados son, como siempre, Marcos Peña y Jaime Durán Barba. Hasta el momento, de las usinas oficiales sólo surgió la idea de resaltar las diferencias internas que existen en el Frente de Todos. Pero eso funciona casi como un acto reflejo, porque está visto que en las PASO no obtuvo resultados. Así, los errores ajenos son, a esta altura, invaluables para el oficialismo. El dirigente Juan Grabois hizo una contribución, pero su verdadera incidencia está sobredimensionada.

Detrás de la discusión pública, lo que se observa es la necesidad del oficialismo de recuperar apoyo electoral en sectores rurales que suponía aliados pero que, por efecto de la crisis en las ciudades cabecera del interior nacional y bonaerense, manifestaron su descontento con el Gobierno. A la inversa, el desafío central de la oposición pasa por transformar ese voto de protesta contra Macri, en otro con sentido positivo para apuntalar una nueva etapa política.

Alberto Fernández necesita acumular una masa crítica lo suficientemente potente como para encarar lo que, supone, será una transición muy dificultosa y un posterior gobierno condicionado por el acuerdo que firmó Macri con el FMI en 2018. Algunas pistas de lo que haría una vez en el poder dejó en su paso de esta semana por España y Portugal. También se abrieron dudas sobre el desarrollo de Vaca Muerta y la relación que estaría dispuesto a mantener con Estados Unidos.

EL CASO DE PORTUGAL

En el peronismo miran con atención el caso de Portugal. Por eso Fernández viajó a Lisboa para visitar al primer ministro António Costa, que llevó las riendas del país lusitano con heterodoxia que encontró el camino allanado después de un severo ajuste y contó con gran apoyo popular. De ese encuentro participó Felipe Solá, que gana terreno como hombre de confianza de Alberto. También se lo vio junto al candidato más votado en la reunión con el jefe de gobierno español Pedro Sánchez, en el Palacio de La Moncloa.

La imagen que buscaron dejar Alberto y Solá en España es que la Argentina no volverá a aplicar la política económica del kirchnerismo, por lo menos la de la etapa más radicalizada, que incluyó la nacionalización de YPF y la salida por la ventana de la petrolera ibérica Repsol. Pero la mochila del pasado sigue siendo pesada, a juzgar por las prevenciones que les hizo llegar la titular del Banco Santander, Ana Botín. Por eso, los economistas del Frente de Todos estudian otros modelos.

Entre ellos circula un grueso libro del ex presidente de la Reserva Federal estadounidense Alan Greenspan, titulado “La era de las turbulencias”, en el que buscan consejos aplicables a la Argentina. En la coyuntura, los asesores económicos de Alberto advierten que la gestión de Macri terminó alejando a sectores empresarios que le habían dado su apoyo y buscaban profundizar el diálogo con ellos.

El cuadro de situación que trazan en el campamento del Frente de Todos no es nada alentador: también avisan que los bonos argentinos hiperdevaluados vuelven a entrar en el radar de los “fondos buitre”. Y que el próximo período de gobierno difícilmente cuente con la salvación de los precios externos. De ahí la crudeza con la que Alberto Fernández se refiere al “fracaso económico” de Cambiemos. No parece dispuesto a cometer el mismo error de Macri, que minimizó la “herencia recibida”.

La imagen que Alberto intentó dejar en España es que la Argentina no volverá a aplicar la política kirchnerista

 

Para el Presidente, en tanto, la prioridad está puesta ahora en estabilizar el mercado cambiario. De otro modo, no tendrá ninguna chance de mejorar su performance electoral. La pérdida de dólares de las reservas del Banco Central también podría convertirse en una hemorragia política que no sólo pondría en jaque a su administración, sino a la alianza Cambiemos como herramienta electoral para representar al no-peronismo.

“Se supone que un partido político debe resistir a un resultado electoral”, comentó días atrás la gobernadora María Eugenia Vidal, que se opuso en silencio a varias decisiones del gobierno nacional y que luego perjudicaron sus posibilidades electorales y las de todo Cambiemos. Con esa base planifica el futuro para la etapa después de Macri.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla