Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Diez preguntas que debería responder el “Diez”

Desde que se reanudó la Superliga, más allá de errores de los futbolistas Diego no ha logrado dar con el equipo

Diez preguntas que debería responder el “Diez”

Diego Maradona está metido dentro de un laberinto / Demian Alday

Walter Epíscopo

Por: Walter Epíscopo
wepiscopo@eldia.com

17 de Febrero de 2020 | 03:12
Edición impresa

La imagen y la historia de Diego Maradona no debe interferir a la hora de hacer un análisis de cómo juega su equipo, que sigue en zona de descenso. Por un lado está el ídolo deportivo y lo que significó como futbolista; también lo que genera su presencia. La gente lo quiere con locura y genera pasión. Y emoción. Eso jamás cambiará. Pero hoy es el técnico de un equipo al que no le está encontrando la vuelta. Ya dirigió 15 partidos en el Lobo, y más allá de las estadísticas, parece estar en un momento de desconcierto.

Es verdad, quedan 14 partidos todavía, y cualquier cosa puede pasar. Pero no puede dejar pasar más oportunidades como en la fecha anterior donde empató con Patronato. Y esta fecha se le vino todo en contra. En este 2020 Maradona y sus ayudantes no la están pegando con el equipo. Y nadie da explicaciones, por que cada tanto Diego habla cuando tiene ganas y dice algo muy por arriba. “Paradela viene arrastrando partidos con un problemita”, argumentó tras la derrota en Rosario al explicar por qué no fue titular, en una conferencia donde realmente sorprendió con algunas frases que no venían al caso.

“Que no se le ocurra al presidente echarme, por que lo echo yo a el”, fue la primera, para agregar que quería renovar. “Si nosotros nos merecemos ir a la ‘B’, Central también”, dijo en medio de la explicación de lo que fue el partido según su visión. Habló de Central, del Kily González, de que se vendrá a vivir a La Plata y sus dolores de espalda, y también que los chicos no son chicos cuando van al banco a cobrar su sueldo y por eso deben hacerse cargo del momento... ¿Pero de Gimnasia qué, Diego?

Se mostró dolorido y dijo tener ganas de llorar por la derrota, pero lo mejor sería asumir errores propios también. ¿Serán de Maradona o de Méndez? Por que no se sabe a esta altura, aunque la última palabra uno imagina que la tiene Maradona.

Desde que se reanudó el torneo, el cuerpo técnico ha sorprendido, o ha jugado al misterio, o realmente pone jugadores que no se entiende por qué. En el último partido de 2019 con los santiagueños inexplicablemente sacaron a Paradela que venía jugando bien, luego entró por la lesión de Caco García y fue la figura. Sin ir más lejos, con Patronato un rato antes del inicio se sabe que Barrios sale del equipo, entra Cuadra y Contín lo mira desde la platea. Ahora en Rosario, Eric Ramírez, de ser titular a quedar también afuera del banco. Sinceramente hay cosas que no se entienden y sorprenden. Y más por el hermetismo que existe

Más allá que el cuerpo técnico está en el día a día y ve cómo está el jugador, hay cosas que son muy claras. Es más, el cuerpo técnico ha detectado jugadores de un pobre nivel y por eso no juegan como Claudio Spinelli y los que se fueron como Torsiglieri, Rivas y Velázquez. Pero por qué no ve otras.

¿En qué pensó ante Patronato para poner a Guanini ganando y cuando aún iban 32 minutos del complemento?

¿Por qué si el 2019 terminó jugando con una base y jugando con criterio, hoy no queda nada de eso que se estaba construyendo?

¿Cómo pasa Víctor Ayala de ser titular indiscutido y pilar en la estructura a no jugar ni un minuto en 4 partidos?

¿Tan mal está Franco Mussis para ni siquiera ser tenido en cuenta entre los concentrados cuando había terminado bien contra los santiagueños en diciembre?

¿Qué pasó con esa dupla juvenil integrada por Paradela y Miranda que tan bien había impresionado en un momento de renacimiento del equipo?

¿Por qué la llegada de jugadores de Bragarnik taparon a otros que venían cumpliendo correctamente?

¿Hacer un cambio delantero por delantero perdiendo, no era el momento de arriesgar un poco más y un esfuerzo general?

¿Alemán actuando por el carril derecho que era una invitación a atacar con velocidad, cuando precisamente el fuerte del uruguayo no es la rapidéz?

¿Por qué si formó un equipo para jugar con la pelota al piso terminó tirando pelotazos?

¿Tanto había que cambiar del último partido de 2019 al primero de 2020, donde Paradela no volvió a tener el protagonismo que tenía?

Son solo diez interrogantes en este momento crítico de Gimnasia donde más allá de errores de los futbolistas al resolver, también hay mucha responsabilidad del entrenador y su ayudante principal. Son los mismos que meses atrás parecieron recuperar el grupo, por eso no se entiende este momento de incertidumbre donde se han dado varios pasos atrás.

Aún hay vida. Las chances matemáticas están, pero no puede seguir dejando pasar oportunidades. Son 14 partidos, que pasan muy rápido, por eso si no reacciona ya, puede ser demasiado tarde y deberá transitar entonces una larga y dolorosa agonía, que el hincha sin dudas no merece.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla