Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Política y Economía |Reclaman una reunión “urgente” a la provincia
Gremios cierran filas contra la “armonización” del IPS con el régimen jubilatorio de Anses

En una misiva firmada por una veintena de sindicatos, rechazan cambios en la edad y los haberes. Piden al Gobierno que siente posición

3 de Junio de 2020 | 02:26
Edición impresa

Los gremios de la provincia de Buenos Aires cierran filas y vuelven a la carga contra un supuesto intento oficial de “armonizar” el Instituto de Previsión Social (IPS) con la Anses. En una misiva firmada por una veintena de sindicatos estatales y privados, piden al gobierno de Axel Kicillof una reunión “con carácter de urgente” para expresar además su rechazo a los cambios que implicaría el nuevo esquema: entre ellas, las modificaciones en la edad jubilatoria, el cálculo del haber jubilatorio y las condiciones para su otorgamiento.

La carta lleva la rúbrica, entre otros, de la FEB, la AJB, Suteba, ATE, Cicop, Udocba, UDA, Sadop, UPCN y Sosba. Y va dirigida a la ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec, quien ayer salió a negar la mentada “armonización”. Aunque aclaró: “Sí sabemos que la situación en la que recibimos el IPS es dramática”, y adelantó que el Gobierno convocará a los gremios “para explicar en qué situación se recibió el Instituto y cuáles son los planes para sanearlo”.

Los intentos por absorber el IPS bajo la Anses vienen de larga data y han saltado de gobierno en gobierno. A todos, los sindicatos se han opuesto férreamente.

¿Qué temen y por qué se oponen? Entre otros puntos, que desaparezca la movilidad jubilatoria que en forma automática se traslada a los pasivos del sector tras cada acuerdo paritario. Si la Anses aglutina al IPS, cada aumento quedaría sometido a las fórmulas establecidas por el gobierno de turno. Hoy, en la Provincia, solo la jubilación mínima se rige por decreto y abarca apenas a unos 3.000 bonaerenses.

Un cambio en esta dirección llevaría además la edad jubilatoria a los 65 años, en el caso de los hombres, mientras que en la Provincia el régimen general está establecido en los 60 años, permitiendo, por caso, que docentes y trabajadores de la salud puedan jubilarse con 50 años y 25 de aporte.

También, homologar el IPS y la Anses modificaría el cálculo de los haberes: mientras la administración nacional toma el promedio de los últimos diez años de aporte, en territorio bonaerense se contemplan los tres mejores en forma consecutiva o cinco de manera alternada.

Todas estas amenazas se renovaron tras el reciente auxilio financiero por 6.000 millones de pesos de la Anses al sistema jubilatorio bonaerense, cuyo déficit, según cálculos oficiales, rondaría los 36.000 millones de pesos anuales. También, después de que el titular del IPS, Eduardo Santín -que negó una “armonización” en ciernes- planteara la necesidad de “corregir los desequilibrios” de un régimen en el que 2,5 activos sostienen a cada pasivo, lejos de la relación ideal de cuatro activos por pasivo. El desbarajuste, dicen en el Gobierno, se profundizó con la gestión anterior, al congelar los ingresos a planta permanente y disponer designaciones a monotributistas que no aportan a la Provincia, sino a la Nación. El combo, argumentan oficialmente, se completó con unas 80.000 jubilaciones en forma masiva.

La alarma se disparó, a su vez, luego de que días atrás la Legislatura cordobesa aprobara alinear el sistema jubilatorio de esa provincia con la Anses.

Con este telón de fondo, los gremios bonaerenses reclaman expresamente que la Provincia siente su “posicionamiento”. Ayer, Ruiz Malec anticipó que se busca “mejorar” el sistema, pero “manteniendo” las condiciones vigentes.

Mientras, en distintos ámbitos barajaban alternativas para que el precio a pagar por el desfinanciamiento descripto no sea la “armonización”. Por ejemplo, que el Estado, que hoy aporta un 12 por ciento a la caja provincial, iguale el aporte del 14 por ciento que hacen los trabajadores. O que los pasivos del IPS, que hoy no aportan, comiencen a hacerlo, como ocurre con la caja policial o del Bapro.

Otra posibilidad hablaba de fijar la expectativa de vida, por ejemplo en 80 años, para que a partir de allí el jubilado del IPS haga un aporte adicional al 14 por ciento. O que, como propuso el año pasado el diputado Marcelo Daletto (Juntos por el Cambio) en la Legislatura se destine una parte de los 12.000 millones de pesos que la Provincia recauda por el juego a sanear el Instituto.

Sobre esa hoja de ruta, en parte, se escribe la defensa del IPS, con los gremios levantando la guardia para evitar la temida “armonización”. Pero sin tocar la edad ni los haberes jubilatorios de los bonaerenses.

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla