Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
San Isidro habilitó bares al aire libre: ¿por qué La Plata, con menos contagios, no puede?

El distrito del norte del Conurbano bonaerense es parte del AMBA y tiene datos epidemiológicos menos favorables que los de nuestra ciudad

San Isidro habilitó bares al aire libre: ¿por qué La Plata, con menos contagios, no puede?

En San Isidro la gente podrá sentarse y consumir en la puerta de bares y restaurantes con un estricto protocolo

14 de Agosto de 2020 | 08:47

Coincidente con el anuncio del Gobierno nacional sobre cómo seguirá la cuarentena a partir del próximo lunes, cuando se cumpla el día 150 de aislamiento obligatorio por el coronavirus, uno de los municipios que compone el AMBA pone en práctica una medida de flexibilización que no deja de llamar la atención por darse en el ámbito considerado más crítico por las autoridades en cuanto a la situación epidemiológica.

En San Isidro los vecinos podrán comer al aire libre en bares, restaurantes y cafeterías, sentados en bancos individuales con la distancia social obligatoria, en lo que fue denominado el "take away plus", una versión mejorada de una de las dos opciones que hasta ahora tienen los locales gastronómicos para trabajar, que es la que el cliente pase a retirar el pedido y se lo lleve (la otra es la del delivery).

En este take away plus no se permitirá la colocación de mesas y tampoco se podrá vender alcohol y está pensada como "una salida recreativa que descomprime la ansiedad y angustia del encierro que vienen siguiendo hace más de cuatro meses", indicaron desde el municipio de la zona norte del Conurbano bonaerense.

Esta medida representa no sólo que la gente pueda tener una salida recreativa, sino también es una oxigenación para el sector gastronómico, uno de los más castigados por la cuarentena, que día tras día acumula locales que bajan sus persianas de manera definitiva ante la imposibilidad de seguir funcionando en las actuales condiciones.

Entre las características principales sobresalen que el material a utilizar debe ser absolutamente descartable, no habrá elementos de uso compartido, los menú estarán en formato digital y cada comercio contará con una persona designada para hacer cumplir el distanciamiento social entre los comensales y evitar las aglomeraciones.

De acuerdo a la Sala de Situación del ministerio de Salud bonaerense, que es donde se reflejan los datos de cada uno de los municipios de la Provincia, La Plata cuenta con índices sanitarios mejores que los de San Isidro. Si bien la cantidad de contagios es mayor (5.766 contra 4.702), tomando el total de personas testeadas en La Plata (19.592) los casos positivos representan un 29% mientras que en San Isidro (12.902) es del 36 por ciento. Incluso el distrito conducido por Gustavo Posse totaliza 97 fallecidos desde el inicio de la pandemia, en el mes de marzo, contra los 74 decesos registrados en La Plata.

Ahora bien, si San Isidro es parte de los 38 municipios que junto a Ciudad de Buenos Aires componen el AMBA, y todo indica que se seguirá en Fase 3, ¿por qué con indicadores epidemiológicos más favorables La Plata no implementa una medida de este tipo, que le permitiría al vecino contar con una opción de esparcimiento controlado tras casi cinco meses de confinamiento?

Consultados por eldia.com, desde la Municipalidad indicaron que la fase en la que se encuentran ambos distritos no lo permite, de manera que se estaría incumpliendo con lo que establece la normativa que define las actividades que pueden realizarse según cada estadío.

En ese sentido, aclararon que "no vamos a ir en contra de lo que fija Provincia o seguir la lógica aplicada en San Isidro", pero sí remarcaron el pedido que el intendente Julio Garro le elevara a las autoridades provinciales sobre la necesidad "de cambiar el criterio en el AMBA para determinadas actividades" porque si sólo serán autorizadas "cuando esté la vacuna, hay algunas que no van a volver a funcionar".

Eso es lo que el jefe comunal planteó recientemente con la obra privada y la necesidad de que vuelva a ser habilitada por encontrarse suspendida desde el 20 de marzo.

En lo que hace a la gastronomía, la semana pasada hubo una reunión entre empresarios del sector con la Municipalidad para intentar avanzar sobre la posibilidad de que los locales puedan ampliar su atención a partir de la peatonalización de ciertas calles, pero eso sólo ocurrirá si el distrito pasa a fase 4, lo cual en lo inmediato es imposible ya que para ello se tendría que pasar a sumar no más de 70 contagios por semana cuando por día se está registrando el doble, o que Provincia decida cambiar algunos criterios para la reanudación de aquellas actividades que todavía están paralizadas o funcionan de manera restringida.

Respecto de la implementación de una medida del tipo de la que puso en marcha San Isidro, fuentes consultadas no descartaron que pueda derivar en un problema legal para el privado si ocurriera algún evento extremo por cuanto no se estaría respetando lo dictado por el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla