Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Séptimo Día |EN LA PROVINCIA
Dos impuestos distorsivos representan casi el 75% de la recaudación propia

Ingresos Brutos y Sellos sumaban en conjunto el 45% en 1989. Hoy están por encima del 72%. Razones y consecuencias

Dos impuestos distorsivos representan casi el 75% de la recaudación propia
Esteban Pérez Fernández

Por: Esteban Pérez Fernández
eperezfernandez@eldia.com

2 de Agosto de 2020 | 05:55
Edición impresa

Dos de los impuestos más regresivos de la Provincia se fueron multiplicando con el correr de los años y pasaron de tener un peso menor a la mitad de los ingresos propios bonaerenses a significar más del 72 por ciento de la recaudación. Son Ingresos Brutos y Sellos, el primero de ellos muy cuestionado desde distintos ámbitos relacionados con lo jurídico-contable porque entienden que es una suerte de duplicación del IVA que se le paga a Nación cuando se hace una compra, que va desde un caramelo hasta un auto.

El perfil de impuestos progresivos identifica muchas veces a una economía desarrollada de una que no lo es. En el caso de nuestro país, los impuestos regresivos, es decir, los que castigan al consumo, están a la vista: paga los mismo por IVA del pan o un celular una persona con ingresos de $20.000 mensuales que uno del segmento ABC1 y hasta un millonario. Algo parecido sucede con Ingresos Brutos.

Pero volviendo a las finanzas provinciales, el esquema se distorsionó desde 1989 hasta ahora (ver gráfico) cuando pasamos de una incidencia de los impuestos al consumo del 45% al más del 72% actual, en tanto que otros tributos, como la patente, tienen una progresión más variable y en la que inciden mucho los períodos de expansión económica, porque se compran más autos, además de las subas de las alícuotas.

Respecto al esquema tributario bonaerense, consultado por este medio, el director de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA, Cristian Girard, explicó que o al respecto que “desde 1989 hasta ahora ninguna gestión logró que crecieran los impuestos patrimoniales. Nosotros estamos intentando cambiar esa estructura tributaria. Pero la pandemia aceleró muchos procesos que en otro contexto hubiese sido muy difícil avanzar, pero es bueno para la administración tributaria, tratando de dar más peso a los impuestos patrimoniales y más progresividad al sistema, para que paguen más los sectores concentrados. Eso es lo que hicimos con la nueva ley tributaria. Vamos a avanzar con la discusión de la ley impositiva en 2021 para discutir democráticamente quién y cómo paga, cambiar la desigualdad para que no haya una asfixia impositiva a quien no puede pagar. Trabajar más en impuestos patrimoniales y menos a la actividad. No se trata de expropiarle nada a nadie, sino hacerlo más progresivo. En IIBB buscaremos que pague más una gran empresa que una pequeña pyme”.

PYMES, PANDEMIA Y RECAUDACIÓN

El capítulo de las pymes genera mucha controversia, en especial las que tiene obligación de funcionar como agentes de recaudación, lo que les implica mayores costos. Al respecto, el funcionario explicó que “identificamos una tendencia de aumento de presión a sectores pymes y pequeños contribuyentes y esto se agravó porque no se actualizaron los montos para ser agentes de recaudación en un contexto de alta inflación. Eso genera malhumor en los contribuyentes y con fundamento. Por eso primero aumentamos el monto para ser agente de recaudación de 40 millones anuales a 110 millones; ahora redujimos alícuotas. Tomamos muchas medidas superagresivas, como la reducción de alícuotas bancarias a 200.000 CUITs a todos los que tuvieron caída en las ventas a partir de marzo y a los que facturaron menos de 1 millón de pesos el año pasado. Queremos hacer una administración más inteligente, no acumular saldos a favor con los contribuyentes chicos. Además, redujimos 50% Ingresos Brutos a 100.000 CUITs de pymes y grandes contribuyentes, hicimos un plan de pagos con gracia a noviembre en 12 cuotas sin interés o 18 con interés en las últimas 6. Corrimos vencimientos sin pagar intereses”.

Con respecto a la marcha de la recaudación y el impacto de la pandemia, el titular de ARBA sostuvo que “abril fue muy duro, mayo mejoró, y en junio y julio estamos en niveles más normales. Pero la cobrabilidad no bajó mucho, aunque hubo que adaptar todos los procesos de trabajo a la pandemia. Creo que nos movimos rápido en abril, y el gobernador Axel Kicillof lo vio y la gente volvió a pagar con relativa normalidad, porque hay 60 distritos con fase 5. Hoy la emergencia a partir de la pandemia nos permite trabajar con proyecciones de 2 o 3 meses a partir de la emergencia por la pandemia. En julio estuvimos en $40.000 millones de recaudación, un nivel aceptable, creemos que vamos a terminar el año un 10 por ciento por debajo de lo que hubiera sido sin pandemia, pero esto va a depender de cómo evolucione la actividad”.

Según explica el titular del organismo, la pandemia abrió la oportunidad para acelerar la digitalización y la posibilidad de que el contribuyente pueda hacer trámites on line. El organismo realizó el año pasado 1,3 millones de trámites. Según sus proyecciones, para octubre el 84 por ciento de los trámites se van a poder hacer en forma remota y esperan llegar al 100 por ciento a fines de año. Y aclara que la gente que hoy trabaja en los centros de servicio se va a volcar a la fiscalización.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla