Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Espectáculos |UNA VIDA ENTRE ÉXITOS Y DRAMAS PERSONALES
Martin Sheen: el Presidente que peleó en Vietnam, luchó contra el alcohol y sacó las garras por su hijo

Protagonista de la mítica serie “The West Wing” y parte de filmes inolvidables como “Apocalypse now” o “Bobby”, cumple mañana 80 años

Martin Sheen: el Presidente que peleó en Vietnam, luchó contra el alcohol y sacó las garras por su hijo

Martin en “The West Wing”

2 de Agosto de 2020 | 07:41
Edición impresa

Protagonizó la serie “The West Wing”, se dejó la piel en el rodaje de “Apocalypse now” y, durante años, ha sido uno de los actores más reconocidos de Hollywood. Martin Sheen cumple mañana 80 habiendo dejado atrás el alcohol, momentos difíciles protagonizados por uno de sus hijos, el también actor Charlie Sheen, y comprometido con el catolicismo y su parte más política y de defensa del medioambiente.

El mundo lo conoce como Martin Sheen, pero cuando nació el 3 de agosto de 1940, en Dayton, Ohio, en los Estados Unidos, sus padres le pusieron el nombre de Ramón Antonio Gerard Estévez.

Su madre, Mary Ann Phelan, provenía del Condado de Tipperary, en Irlanda, y su padre, Francisco Estévez, era un trabajador de una fábrica que había nacido en Galicia, una región en el norte de España.

Sheen se crió en el seno de una familia católica y se graduó en el instituto Chaminade High School, una institución de la misma vertiente religiosa. Los orígenes de su familia eran humildes y Sheen colaboraba con la economía familiar desde una temprana edad.

Comenzó a trabajar como caddie de golf en el Dayton Country Club. A los 14 años organizó una huelga, no solo por el salario, sino por las condiciones y el trato que algunos de los ayudantes recibían.

Poco después de cumplir la mayoría de edad, se subió a un autobús con destino Nueva York convencido de que podría hacer su sueño realidad y convertirse en actor, aunque su plan no contaba con las simpatía de su padre.

Allí, decidió adoptar un nombre artístico, Martin Sheen. Sin embargo, nunca llegó a cambiárselo oficialmente y, a efectos legales, mantiene su nombre de nacimiento.

Sheen alcanzó una gran cota de popularidad gracias a su interpretación en “Apocalypse Now”, de Francis Ford Coppola, en la que compartió cartel con Marlon Brando y Robert Duvall, entre otros.

En aquel momento no era tan conocido, pero ya había participado en proyectos como “The subject was roses”, en 1968, o “Badlands”, de Terrence Malick, en 1973.

Años más tarde, compartió reparto con su hijo, Charlie Sheen, y Michael Douglas en el clásico “Wall Street”.

Con este último repitió en “The american president”, escrita por Aaron Sorkin. De la mano de Sorkin dio vida a otro de los personajes que más reconocimiento le han reportado, el del presidente de los Estados Unidos Josiah Bartlet en la serie de televisión “The West Wing”, que se emitió entre 1999 y 2006.

En 2006, volvió a ponerse a las órdenes de Francis Ford Coppola en “The departed”, que se llevó un Oscar a la mejor película al año siguiente.

El mismo año que rodó con Coppola, también fue dirigido por su hijo y director, Emilio Estévez, en “Bobby”, una historia sobre la vida del senador Robert Kennedy.

Este año, se estrenó la última temporada de “Grace and Frankie”, una serie cómica que proyecta la plataforma Netflix, en la que interpreta a Robert Hanson, un abogado retirado quien, tras años de secretismo, hace pública su homosexualidad y se divorcia para casarse con su socio.

Lo primero que recuerda Sheen es ir montado en un tranvía en su ciudad natal, Dayton, durante una tormenta, según contó el propio actor en una entrevista al periódico británico The Guardian.

En esa misma entrevista, reveló otros aspectos que ayudan a conocer al Estévez detrás de Sheen: la persona a la que más admira es a su mujer, Janet. “Es el ser humano más escrupulosamente honesto que haya conocido”, dijo.

En diversas ocasiones ha hecho referencia al catolicismo como un pilar al que se aferró en momentos difíciles. Cuando el medio británico le preguntó en qué momento de su vida había sido más feliz, él dijo que el uno de mayo de 1981, cuando se reconvirtió a la fe católica.

Sheen se alejó de la iglesia durante un periodo de tiempo, pero volvió a abrazarla después de sufrir un infarto y atravesar una dura época en la que tuvo una relación tortuosa con el alcohol.

En la escena de “Apocalypse now” en la que pega a un espejo y la sangre comienza a brotar a causa de la herida no estaba preparada ni era ficción.

“Esa fue la peor parte de mi alcoholismo psicótico. Esa era la oscuridad con la que estaba lidiando, el miedo, la rabia, el resentimiento, la inseguridad”, dijo entonces a Radio Times.

“Esa escena fue filmada en mi cumpleaños en 1976, en agosto, y mi ataque al corazón sucedió en marzo de 1977”, añadió. En 1989, dejó de consumir alcohol por completo.

Tal vez sea por los demonios con los que él mismo lidió que siempre ha salido en defensa de su hijo Charlie, en uno de los papeles más complicados que una persona puede desempeñar: el de padre.

“Si tuviera cáncer, ¿cómo lo tratarían? La enfermedad de la adicción es una forma de cáncer y debe tener en igual medida, terapia médica, amor y preocupación”, dijo en 2011 a Sky News.

Tal vez por su pasado con el alcohol, siempre ha salido en defensa de su hijo Charlie

 

Pero no siempre ha sido fácil, en un momento especialmente complicado en la vida de Charlie, su padre dijo que no sabían cómo ayudarlo, “todo lo que podemos hacer es rezar por él, todo el día”, dijo a Radio Times.

Por otro lado, Sheen, desde aquella primera huelga que instigó entre los caddies del club de golf, ha tenido una tendencia política pronunciada y pública.

Un año después de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, que le dieron la victoria al magnate Donald Trump, Sheen dijo a The Guardian que la persona que más despreciaba era “nuestro actual comandante en jefe, Pelo Amarillo”.

Está profundamente preocupado por el cambio climático y ha mostrado su apoyo en diferentes ocasiones a la lucha por el medioambiente.

Sin ir más lejos, a comienzos de 2020 fue detenido, junto a Joaquín Phoenix, en una marcha por el clima convocada por Jane Fonda en la ciudad de Washington.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla