Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $106,17
Dólar Ahorro/Turista $175.18
Dólar Blue $201,00
Euro $119,82
Riesgo País 1872
Policiales |Estados alterados
Nuevos relatos salvajes: en un bar y en una veterinaria

23 de Octubre de 2021 | 02:31
Edición impresa

Relatos salvajes fue el título de aquella película argentina que reflejó historias de violencia urbana y cotidiana, como dos que ocurrieron en las últimas horas en el barrio porteño de Palermo y en la localidad bonaerense de Morón.

El primer caso lo protagonizó el dueño de un restaurante de comida árabe en Palermo, quien se atrincheró en su local después de haber sido denunciado por un empleado al que despidió y se negaba a dejar salir a quienes estaban en el lugar, incluidos dos agentes de la Policía de la Ciudad. Pocos minutos después, más de una decena de efectivos llegaron al comercio ubicado en la esquina de Thames y El Salvador y le exigieron al comerciante que abriera la puerta. Fue un joven de 26 años quien llamó a la Policía después de haber sido despedido y agredido por el propietario de “Al Árabe”.

Al ingresar los dos agentes al lugar (un hombre y una mujer), el dueño del local empezó a gritar “de acá no se va nadie, los mato”, “si quiero los mato porque es mi local”. En uno de los videos de la cámara de seguridad del local se ve cómo instantes después de que los efectivos de la Policía porteña ingresan al local y comienzan a hablar con el dueño, otro empleado cierra la puerta con llave. Instantes después la tensión aumentó y ante la negativa del comerciante de abrir la puerta para que salgan los dos policías, los efectivos que llegaron como refuerzo comenzaron a patear la puerta. Finalmente, otros policías que estaban ubicados a un costado e intentaban abrir la ventana principal del local, la rompieron e ingresaron por la fuerza, logrando en segundos reducir al propietario. Uno de los oficiales resultó herido en un brazo por la rotura del vidrio, por lo que fue trasladado al Sanatorio Güemes.

La otra historia fue la veterinaria ADAP, en la calle Hipólito Yrigoyen al 900, en Morón, especializada en atención a pequeños animales, donde un hombre de 52 años fue detenido acusado de insultar y golpear hasta dejar inconsciente al veterinario, quien tuvo que ser trasladado al Hospital Haedo. Según trascendió, el agresor llevó a su perra al lugar para que sea atendida con “un cuadro de salud complicado”. Le fue regresada con una herida, que había sido suturada y más tarde falleció en su casa. El hombre perdió el control y agredió al especialista al presentarse en la veterinaria con su pareja, una abogada de 62 años.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

El momento en que los policías irrumpen en el bar de palermo/cap. video

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla