Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $99,51
Dólar Ahorro/Turista $164.19
Dólar Blue $151,00
Euro $116,86
Riesgo País 1594
Policiales |Conmoción en altos de san Lorenzo
Indagan al remisero acusado de matar a la hija de sus pasajeros en un asalto

Tiene 55 años y antecedentes. Ayer llevó a un matrimonio hasta Varela. Vio que dejaron las llaves de la casa de 75, 21 y 22. Y, se cree, fue a robarles, se topó con la joven de 23 años y la ultimó a golpes. Lo detuvo un vecino

Indagan al remisero acusado de matar a la hija de sus pasajeros en un asalto

Peritos y policías en la vivienda en la que Ayelén “yeye” Arredondo fue masacrada a golpes/demian alday

11 de Abril de 2021 | 03:42
Edición impresa

Confianza. Eso eran lo que sentía un matrimonio platense por el remisero al que convocaban cada vez que viajaban hasta Florencio Varela para visitar a su hijo preso en la Unidad Penitencia 42. Ese remisero está preso desde ayer acusado de matar a golpes a la hija de sus pasajeros, con quien se habría trenzado en lucha cuando ella lo descubrió robando en la casa de sus padres, en 75 entre 21 y 22.

Ayelén Estefanía Arredondo, la víctima, tenía 23 años y estudiaba Derecho en la UNLP. El sindicado asesino, de 55, tenía antecedentes penales y recientemente lo habrían echado de la remisería en la que trabajaba, “por chorro”, dijo un investigador consultado por este diario. Es probable que los padres de Ayelén no lo supieran o que esa información no haya alterado lo que le tenían: confianza.

Este espantoso caso ocurrió minutos después de las 9 de la mañana, aunque comenzó a escribirse unas dos horas antes, cuando Marcelo Saleh estacionó un Volkswagen Polo frente a la casa de los Arredondo. Según confirmaron fuentes policiales y judiciales, el chofer trasladó al matrimonio hasta la U42, y pactó con ellos que los esperaría a que terminara la visita para traerlos de nuevo a La Plata.

“Siempre lo llamaban a este remisero cuando tenían que ir para allá”, apuntó un vecino que conversó ayer con este diario, por lo que no sería descabellado suponer que los pasajeros hayan resuelto dejar sus pertenencias en el auto. O quizás las olvidaron; poco importa. Lo cierto es que Saleh revisó la riñonera de la pareja, hallando los celulares y la llave de la casa de la calle 75.

“Aprovechando que los dueños no iban a estar y creyendo que no habría nadie más, decidió ir a robar y regresar a Varela antes de que los pasajeros volvieran”, argumentó un jefe policial abocado a la investigación, pero todo resultó del peor modo.

Ayelén, o “Yeye”, como la conocían todos, estaba en la casa de sus padres. “Ella no vivía ahí”, confirmó la misma fuente, especulando con “probablemente se quedó a dormir”. Lo irrefutable es que la joven se topó con el intruso después de que éste ingresó usando las llaves.

Presumen los pesquisas que hubo un forcejeo fuerte por el modo en que quedó la escena y que el asesino mató a golpes a “Yeye” con un elemento contundente. “La cara está desfigurada y el hombre no es demasiado robusto como para provocar ese tipo de lesiones con sus puños”, explicó un vocero judicial, antes de confirmar que el fiscal Juan Mennucci pidió a los peritos que revisaran los puños del imputado para determinar si tiene heridas compatibles con trompadas.

La víctima cayó en un sillón de la habitación, donde -se cree por el goteo de la sangre- el criminal siguió golpeándola cuando estaba ya inerte.

No se sabe todavía con exactitud cuánto tiempo permaneció el homicida dentro de la vivienda, aunque seguro el suficiente para apoderarse del dinero en efectivo, que rondaría los 8.000 pesos.

Fuera de la finca, caminó hacia donde había dejado estacionado el auto, a unos 500 metros de allí, pero justo se cruzó con un comerciante de la cuadra que llegaba para abrir su local y reparó en ese extraño que acababa de salir de la casa de sus vecinos con las prendas manchadas con sangre y una actitud que le resultó “rara”. Y no quiso quedarse con la duda.

El fiscal esperaba anoche el informe de la autopsia. En principio, el abuso está descartado

 

El hombre entró en la vivienda de los Arredondo (una versión da cuenta de que la puerta estaba entreabierta) y encontró a Yeye gravemente herida, por lo cual se subió de nuevo en su camioneta y salió en busca del sujeto que había visto, hasta localizarlo en 74 y 25.

“Como tenía un corte en una ceja le dijo (al comerciante) que lo habían asaltado y golpeado”, contaron en el barrio, pero el vecino no le creyó una palabra y lo retuvo con fuerza mientras llamaba al 911.

Para cuando llegaron los policías del Comando, varias personas rodeaban al acusado para cuidar que no se fuera y pedían a gritos una ambulancia para “Yeye”.

Un grupo de efectivos se dirigió a la escena para preservarla mientras aguardaban la llegada del personal del Same, que no pudo hacer otra cosa que confirmar la muerte de la joven, mientras el resto del personal aprehendía a Saleh y requisaba sus pertenencias.

“En una mochila tenía varios precintos de plástico, guantes, 8.000 pesos y una barreta”, detalló un jefe de la fuerza.

Mientras todo esto pasaba, los padres de Ayelén salían de la Unidad 42 y descubrían que el Polo del remisero no estaba. Un rato después recibían la peor noticia de su vida.

Desde el lugar del crimen, el fiscal Mennucci ordenó una serie de medidas de prueba para incorporar a la causa, como las filmaciones de las cámaras de seguridad que registraron los movimientos del acusado, testimoniales de vecinos y, por supuesto, las de los padres. También un peritaje a la barreta secuestrada, con la sospecha de que pudo ser el arma homicida. En las próximas horas pedirá la detención de Saleh para indagarlo, seguramente, por “homicidio en ocasión de robo criminis causa”, es decir, para garantizar la impunidad. Esa figura contempla la pena máxima: prisión perpetua.

6
asesinatos ocurrieron en la Región en lo que va del año. Cinco de los casos ocurrieron en La Plata y el restante en Berisso. Ayelén Estefanía Arredonda es la única mujer en el listado de víctimas fatales. Y su asesinato es uno de los tres que ocurrieron en el contexto de un robo.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Peritos y policías en la vivienda en la que Ayelén “yeye” Arredondo fue masacrada a golpes/demian alday

ayelén arredondo estudiaba derecho y no vivía en esa casa/instagram

marcelo saleh, el imputado/el dia

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Hot Sale
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla